Siempre hay una mujer (C’era una volta) (1967)

Rodrigo Fernández de Ávalos es un príncipe que pasa sus días practicando la doma de caballos, olvidándose de sus obligaciones para contraer matrimonio con alguna princesa de los reinos que gobiernan. Cuando uno de los animales le hace caer, vagando se topará con un monje que le proporcionará una harina mágica que le ayudará a encontrar la mujer de sus sueños… Dirección: Francesco Rosi. Nacionalidad y año: Italia, Francia 1967.

foto8

Para leer la reseña, escrita por Juan Carlos Vizcaíno, pincha aquí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: