Peter y el dragón (Pete’s Dragon) (2016)

Peter es un niño que vive en el bosque con su único amigo, Elliot, un enorme dragón capaz de volverse invisible.

Dirección: David Lowery. Producción: Walt Disney Productions. Productor: James Whitaker. Co-productor: Adam Borba. Productor ejecutivo: Barrie M. Osborne. Guion: David Lowery, Toby Halbrooks, basado en el guion de Malcolm Marmorstein, según la historia de Seton I. Miller y S. S. Field. Música: Daniel Hart. Fotografía: Bojan Bazelli. Montaje: Lisa Zeno Churgin. Diseño de producción: Jade Healy. Efectos especiales: Crafty Apes, Double Negative, Exceptional Minds, Legend3D, Peerless Camera Company, Proof, Weta Digital. Intérpretes: Bryce Dallas Howard (Grace), Robert Redford (Meachan), Oakes Fegley (Peter), Oona Laurence (Natalie), Wes Bentley (Jack), Karl Urban (Gavin), Isiah Whitlock Jr. (sheriff Gene Dentler), Marcus Henderson (Woodrow), Aaron Jackson (Abner), Phil Grieve (Bobby), Steve Barr, Keagan Carr Fransch, Jade Valour, Augustine Frizzell, Francis Biggs, Jasper Putt, Esmée Myers, Gareth Reeves, Levi Alexander, Jim McLarty, Brandie Stephens… Nacionalidad y año: Estados Unidos 2016. Duración y datos técnicos: 103 min. Color 2:35:1 2D – 3D.

peteposter

Melancolía y una pizca de sense of wonder

Peter y el dragón es otra revisión de un clásico Disney, esta vez una película relativamente menor como Pedro y el dragón Elliot (Pete’s Dragon, 1977), pero que, gracias a la voluntad, planteamiento y visión de su director y guionista, posee una personalidad y voz propias que la alejan del blockbuster infantil veraniego habitual.

Esta apuesta de David Lowery, evitar un calco de la original, es posiblemente su mayor virtud y, a mi juicio, también su mayor debilidad.

pete1

Lowery propone una historia demasiado anclada en la melancolía, rozando la tragedia, lo que le lleva a obviar chistes o gags fáciles para el público infantiloide -algo de agradecer-, pero también juega en contra de la vitalidad del relato, lo que debilita en cierto modo el sentido de la maravilla que debería impregnar la película y que persigue en determinados momentos.

pete2

Un arranque, diríase que, inspirado en El libro de la selva, sitúa inmediatamente al espectador ante la tragedia y la pérdida; sensaciones que difícilmente podrá olvidar ya a lo largo del resto de metraje (1) y que debilitan especialmente el segmento siguiente donde se nos muestra la vida cotidiana de Peter en el bosque junto a su dragón, Elliot (2). Es difícil lograr una exaltación vitalista completa después del comienzo planteado, por lo que la sensación de maravilla -ese dragón tan bien recreado (3)- queda bastante atenuada.

pete3

La esencia de la historia, más que la amistad entre Elliot y Peter, es el reencuentro con el amor humano, con la familia perdida -representado por Grace, Meacham, Jack y Natalie, dos familias incompletas que aspiran a completarse mediante la boda de Grace y Jack (4)-, y ya mucho más tangencialmente la irrupción del dragón -lo maravilloso en lo cotidiano-, aunque finalmente termina acaparando toda la atención, como no puede ser de otro modo, pero siempre con la sordina puesta, atenuando la sensación de maravilla, como si el director no quisiera que los fuegos de artificio desviaran la atención de los personajes principales.

pete4

Para ello se apoya en un excelente reparto con Robert Redford a la cabeza, quien imprime sabiduría y cariño a cada momento; Bryce Dallas Howard, atrevida, maternal y completamente normal (5), y por supuesto los dos niños: Oakes Fegley, quien ofrece una acertada imagen de enfant sauvage, y Oona Laurence. Les secundan Wes Bentley y Karl Urban como dos hermanos de caracteres y objetivos contrapuestos, con su propia historia particular sabiamente esbozada y resuelta por el director.

pete5

De hecho, es destacable cómo la película resuelve tramas secundarias y cierra los conflictos -el más evidente, el existente entre los hermanos- de una manera eficaz, concisa y sin digresiones innecesarias. Una muestra más de lo trabajado del filme.

Bryce Dallas Howard is Grace and Robert Redford is Mr. Meacham in Disney's PETE'S DRAGON, the adventure of a boy named Pete and his best friend Elliot, who just happens to be a dragon.

 

Trabajo que se refleja igualmente en el ritmo, tono, música y puesta en escena, así como el uso de la voz en off. Todo remite a una balada nostálgica sobre las leyendas del bosque, desde las canciones con decidido aire folk a la propia ambientación: un pueblo maderero al norte, perdido en las montañas, en una época pasada (6). Así como una dirección pausada, sin alardes estilísticos, con el plano medio y general dominando sobre el plano corto y especialmente sobre el acelerado -el ojo puede reposar en esta película-.

Oakes Fegley is Pete and Oona Laurence is Natalie in Disney's PETE'S DRAGON, the story of a boy named Pete and his best friend Elliot, who just happens to be a dragon.

 

Peter y el dragón es una película notablemente bien hecha, con una idea muy clara de lo que quiere contar, un tono pensado y una puesta en escena acorde, que si no termina de extraer toda la potencia de sus imágenes e ideas es precisamente por mantenerse fiel a sí misma.

No obstante, esa coherencia lleva a proponer un filme diferente, con un inusitado respeto por el espectador, incluidos los más jóvenes -su público potencial- a los que considera aptos para una historia melancólica.

pete8

Anécdotas

  • Karl Urban reemplazó a Michael C. Hall.
  • El director menciona que, más que un remake, busca que su film sea una “reinvención”, y que tenga entidad propia. Como inspiración artística y visual se revisó las siguientes películas: El corcel negro (1979), Yume to kyôki no ôkoku (2013), Mi vecino Totoro (1988), El viaje de Chihiro (2001) y La bruja: Una leyenda de Nueva Inglaterra (2015).
  • En la versión original, el niño protagonista se llama Pete. En la española le han convertido en Peter.
  • Remake de Pedro y el dragón Elliot (Pete’s Dragon, 1977), de Don Chaffey.
  • Estrenada en Estados Unidos el 12 de agosto de 2016. En España se estrenó el 19 de agosto.

 

Miguel Valle (Madrid. España)

Notas:

  1. Un viaje bruscamente abortado por un accidente de tráfico, un niño perdido en el bosque y la aparición aterradora del dragón son elementos claramente diferenciadores respecto de la original, que arranca in media res con la relación entre ambos personajes ya establecida y sin necesidad de explicar la orfandad del protagonista.
  2. De igual modo, el origen del nombre de Elliot y el vínculo emocional con el pasado que representa vuelven a apuntar hacia la melancolía de la pérdida.
  3. Aunque se le podría reprochar su comportamiento excesivamente perruno, que reduce la majestuosidad normalmente asociada a esta criatura. El director y los diseñadores han optado por una visión acogedora, leal y protectora -en consonancia con la idea perseguida-.
  4. A pesar del tono de la película, son fácilmente identificables algunas constantes Disney como la orfandad del protagonista o el peso de la familia, si bien tratada de una manera nada melosa, otro punto a favor del filme.
  5. Muy alejada de los cánones de belleza actuales, algunos dirían que está gorda.
  6. Deliberadamente se prescinde de cualquier elemento tecnológico que corresponda a nuestra época -móviles, ordenadores, internet-, pudiendo ubicar la acción en la década de los setenta o principios de los ochenta del siglo XX.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: