Animales fantásticos y dónde encontrarlos (Fantastic Beasts and Where to Find Them) (2016)

Década de 1920. Newt Scamander es un mago que llega a Nueva York. En su camino por las calles se topa contra Jacob Kowalski, y se lían con las maletas que portan ambos, que son idénticas. Cuando Kowalski abra el equipaje se topará con que el interior contiene una extraña serie de criaturas, animales fantásticos que escapan y que Newt habrá de atrapar de nuevo…

Dirección: David Yates. Producción: Heyday Films, Warner Bros. Productores: David Heyman, Steve Kloves, J. K. Rowling, Lionel Wigram. Productores ejecutivos: Neil Blair, Tim Lewis, Rick Senat. Guion: J. K. Rowling, según su propio libro. Música: James Newton Howard. Fotografía: Philippe Rousselot. Diseño de producción: Stuart Craig, James Hambidge. Montaje: Mark Day. Efectos especiales: 4DMax, Cinesite, Clear Angle Studios, Double Negative, Framestore, Image Engine Design, Mark Roberts Motion Control, Method Studios, Moving Picture Company, Nvizage, Plowman Craven & Associates, Prime Focus World, Proof, Rodeo FX, Snow Business International. Intérpretes: Eddie Redmayne (Newt Scamander), Gemma Chan (Madame Ya Zou), Ezra Miller (Credence), Katherine Waterston (Porpentina Goldstein), Colin Farrell (Percival Graves), Zoë Kravitz (Lestrange), Ron Perlman (Gnarlack), Samantha Morton (Mary Lou), Jon Voight (Henry Shaw Sr.), Dan Fogler (Jacob Kowalski), Alison Sudol (Queenie Goldstein), Carmen Ejogo (Seraphina Picquery), Johnny Depp (Gellert Grindelwald), Christine Marzano, Lucie Pohl, Chloe de Burgh, Jenn Murray, Ronan Raftery, Jorge León Martínez, Kamil Lemieszewski, Lobna Futers, Kevin Guthrie, Flor Ferraco, Karl Farrer, Sean Cronin, Anthony J Sacco, Lasco Atkins, Sam Redford, Akin Gazi, Elizabeth Moynihan, Kirsty Grace… Nacionalidad y año: Reino Unido, Estados Unidos 2016. Duración y datos técnicos: 133 min. Color 1.85:1.

poster

Vaya por delante la información de que la saga de Harry Potter no la he visto al completo, habiéndola abandonado tras el visionado de la tercera entrega, Harry Potter y el prisionero de Azkaban (Harry Potter and the Prisoner of Azkaban, 2004), de Alfonso Cuarón. Si la dejé de lado en ese punto fue por la decepción de comprobar que un director del talento del mexicano carecía del control de superar las imposiciones comerciales y de producción de una franquicia construida a partir de unos cánones archisobados, una repetición constante de unos mecanismos narrativos esquemáticos y una planicie de realización impuesta desde unas coordenadas de producción donde yo veía que el realizador era un mero mecanismo dentro de una fabricación industrial.

foto1

¿Por qué, pues, ver esta película, derivación de la franquicia originaria? Por diversos motivos. Por un lado, por el protagonismo de personajes adultos, lo cual me hacía concebir la esperanza de que la propia historia fuese pareja a esa concepción, y resultase más adulta que la saga del niño mago. Por otro lado, la ambientación en la década de los años veinte del pasado siglo le confería una magia especial, que me resultaba muy atrayente. Y por último, la interpretación principal por parte de un actor que me parece excelente desde la primera vez que lo vi, Eddie Redmayne, acompañado de un plantel de secundarios de primer orden.

foto2

Grande fue mi decepción cuando comprobé que, al poco, todo se desmoronaba cual castillo de naipes de un mago. Y es que el resultado es más infantil aún que su precedente. Ante todo, resulta sorprendente la excelsa mediocridad del trabajo de guion que ha realizado la millonaria escritora J. K. Rowling, donde la palabra “esfuerzo” no parece figurar en su diccionario. El libreto parece dividirse en dos cauces narrativos diferentes, que no parecen confluir en ningún momento. Así, tenemos la trivial trama de los animalitos escapados y su intento de recuperación, que no aporta mayor enjundia que lo que el esquematismo de su descripción augura, y que busca la espectacularidad facilona de unos efectos especiales que sobresaturan la película de principio a fin. Y paralelo a esto hay otra trama, centrada en la sociedad de magos que habita en Nueva York, las maquinaciones que subyacen por detrás de ello, y el hospicio de niños que se interconecta con lo precedente (también con escasa habilidad). Esto es lo más interesante de la película, y ocasionalmente se percibe un intento de otorgarle matices más oscuros y ambiguos, donde los personajes no son lo que parecen, y existen diversos matices de grisura moral en ellos. De todas maneras, todo ello más bien representa apuntes precipitados, esbozos, antes que un desarrollo medianamente trabajado.

foto3

Luego tenemos el tema del plagio. No es que Harry Potter fuera, de por sí, original: muchos aficionados al cómic ya nos han hecho saber que Los libros de la magia (The Books of Magic, 1993-…) creados por Neil Gaiman tienen una similitud de lo más sospechosa. Si ello no ha conducido a demanda legal alguna es muy posiblemente porque el cómic está editado por Vertigo, sello de DC Comics, subsidiaria de Warner Bros. que, oh sorpresa, es quien produce la millonaria franquicia cinematográfica creada por la Rowling que se publicó por primera vez en 1997. Aquí, la citada confusión de maletas es una copia literal del gag que hace arrancar esa delicia de comedia que es ¿Qué me pasa, doctor? (What’s Up Doc?, 1972), de Peter Bogdanovich. Toda la trama son guiños constantes a montones de películas o creadores; incluso hay un momento que es idéntico al instante más vergonzante de la patética versión de King Kong (King Kong, 2005) dirigida por Peter Jackson. Todo en la película hace despertar sensaciones de déjà vu, tanto en el aspecto argumental como en el estético.

foto4

Añadamos también el peculiar detalle de tratarse de una macro-producción de 180 millones de dólares que se nota de lo más descuidada, a tal punto que es el film donde más fallos de racord he detectado: son infinidad de planos que en su contraplano ofrecen una composición totalmente irreal, que la geografía visual del film se ve alterada de continuo, demostrando a las claras la precipitación con que todo ha sido hecho. A ello se une que se perciba que actores excelentes parezca que no hayan sido dirigidos, sobreactuando como si de una serie cómica de Antena 3 se tratara; sí, inclusive Eddie Redmayne está espantoso, y solo cabe destacar a dos actores que se toman sus cometidos en serio: Jon Voight y Ron Perlman. Da la impresión de que el resto del equipo piense que, al fin y al cabo, están trabajando en una tontería que nadie se va a preocupar de analizar en serio, y por tanto no merece mayor esfuerzo.

foto5

Dirige –es una forma de hablar– todo ello David Yates, que ya se hizo cargo de cuatro de las entregas de Harry Potter –Fénix, Príncipe y Reliquias 1 y 2–, así como también la espantosa revisión reciente de La leyenda de Tarzán (The Legend of Tarzan, 2016).

foto6

¿Entretenida? Ni eso. La simpleza es tal que solo está reservada para niños pequeños y para acérrimos seguidores de la franquicia convencidos de antemano. Los demás… ¡Huyan! ¡Huyan, si saben lo que les conviene!

foto7

Anécdotas

  • Debut como guionista de J. K. Rowling, a partir de un libro escrito en 2001, la mayoría de cuyos beneficios fueron destinados a caridad. El libro lo firmó como Newt Scamander, de quien se proporciona como fecha de nacimiento 1897.
  • Inicialmente se pensó que formara parte de una trilogía, pero en octubre se decidió convertirlo en una heptalogía.
  • Según J. K. Rowling, Eddie Redmayne fue la primera y única elección para su papel, y ni siquiera hubo de hacer prueba. Sin embargo, parece que, por parte de la productora, optaron Matt Smith y Nicholas Hoult.
  • Saoirse Ronan, Dakota Fanning, Kristen Stewart y Lili Simmons fueron consideradas para el rol de Queenie.
  • Michael Cera y Josh Gad optaron al papel de Jacob.
  • Rodada con un presupuesto estimado de 180 millones de dólares, entre el 17 de agosto y el 15 de diciembre de 2015.
  • Estrenada simultáneamente en España, Estados Unidos y el Reino Unido el 18 de noviembre de 2016.

foto8

Bibliografía

Animales fantásticos y dónde encontrarlos; por Newt Scamander [i.e.: J. K. Rowling]; edición especial con un prólogo de Albus Dumbledore; traducción, Alicia Dellepiane. Barcelona: Salamandra, 2001. T.O.: Fantastic Beasts and Where to Find Them (2001).

 

Carlos Díaz Maroto (Madrid. España)

Anuncios

Una respuesta to “Animales fantásticos y dónde encontrarlos (Fantastic Beasts and Where to Find Them) (2016)”

  1. doctorwatson65 Says:

    Por completo de acuerdo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: