Wonder Woman (Wonder Woman) (2017)

Diana es hija de Hipólita, reina de las amazonas, y todas viven en la mágica isla de Themyscira. En el exterior acontece la Primera Guerra Mundial, y un avión va a estrellarse en las aguas que circundan la isla. Diana rescata al piloto Steve Trevor, agente secreto norteamericano que trabaja para los ingleses. Ella partirá al mundo “civilizado” junto a él para acabar con esa cruenta guerra…

Dirección: Patty Jenkins. Producción: Atlas Entertainment, Cruel & Unusual Films, DC Entertainment, Dune Entertainment, Tencent Pictures, Wanda Pictures, Warner Bros. Productores: Charles Roven, Deborah Snyder, Zack Snyder, Richard Suckle. Co-productores: Tommy Gormley, Curt Kanemoto. Productores ejecutivos: Jon Berg, Wesley Coller, Geoff Johns, Stephen Jones, Steven Mnuchin, Rebecca Steel Roven. Guion: Allan Heinberg, según argumento de Zack Snyder, A. Heinberg, Jason Fuchs, basado en el personaje creado por William Moulton Marston. Música: Rupert Gregson-Williams. Fotografía: Matthew Jensen. Diseño de producción: Aline Bonetto. Montaje: Martin Walsh. Efectos especiales: Universal Production Partners, Centroid Motion Capture, Clear Angle Studios, Double Negative, Gener8 3D, Moving Picture Company, Proof, Snow Business International, Vitality Visual Effects. Intérpretes: Gal Gadot (Diana), Chris Pine (Steve Trevor), Connie Nielsen (Hippolyta), Robin Wright (Antiope), Danny Huston (Ludendorff), David Thewlis (Sir Patrick), Saïd Taghmaoui (Sameer), Ewen Bremner (Charlie), Eugene Brave Rock (el Jefe), Lucy Davis (Etta), Elena Anaya (doctora Maru), Lilly Aspell (Diana a los ocho años), Lisa Loven Kongsli (Menalippe), Ann Wolfe (Artemis), Ann Ogbomo (Philippus), Emily Carey (Diana a los doce años), James Cosmo (mariscal de campo Haig), Rachel Pickup (Fausta Grables), Wolf Kahler, Alexander Mercury, Martin Bishop, Flora Nicholson, Pat Abernethy, Freddy Elletson, Sammy Hayman, Michael Tantrum, Philippe Spall, Edward Wolstenholme, Ian Hughes, Marko Leht, Steffan Rhodri, Andrew Byron… Nacionalidad y año: Estados Unidos 2017. Duración y datos técnicos: 141 min. Color 2.35:1 2D / 3D.

poster

Resultaba sospechoso que, tras ser destrozadas inmisericordemente en el aspecto crítico las dos entregas previas del “nuevo” Universo Cinematográfico DC, El hombre de acero (Man of Steel, 2013) y Batman v Superman: El amanecer de la justicia (Batman v Superman: Dawn of Justice, 2016), ambas dirigida por Zack Snyder, esta tercera entrega, una especie de interludio[1] que precede a Liga de la Justicia (Justice League, 2017), de nuevo a cargo de Snyder[2], haya lograda tal consenso positivo.

foto1

Todo aficionado sabe, independientemente de sus filias y fobias, que mientras Marvel ha coordinado su Universo con una firmeza ejemplar, más allá de los logros artísticos, DC ha estado continuamente remoloneando por medio de indecisiones, cambios de mandos y de ideas. Para dirigir la presente película, después de muchos tientos, la elegida ha sido Patty Jenkins, quien ya en 2003, después de su éxito comercial –montones de premios incluidos– de Monster (Monster, 2003), estuvo prevista para dirigir una adaptación de la creación de William Moulton Marston, Harry G. Peter y Elizabeth Holloway Marston, pero en aquel entonces hubo de abandonar por un embarazo imprevisto, y el proyecto se canceló. A partir de entonces, la directora se focalizó en televisión, realizando episodios de series y telefilmes –tampoco muchos–. Ahora de nuevo fue abordada para hacer este trabajo en cine, con un presupuesto de casi ciento cincuenta millones. Sospecho que, en aquel entonces, Warner –que con esta película inicia el sello DC Films– se planteó que el resultado debía arrojar un saldo de taquilla sólido[3], y de paso huir de las ambiciones autorales de Jack Snyder, que estaba haciendo mucho daño a la franquicia. La solución, claro, ha sido marvelizar la película.

foto2

Así, estructuralmente, la trama es una especie de copia sin disimulos de la estupenda Capitán América: El primer vengador (Captain America: The First Avenger, 2011, Joe Johnston), donde incluso aparecen una especie de Comandos Aulladores –bastante ineptos, dicho sea de paso–, y en el aspecto de tono podría equipararse, tal vez, a la tontorrona franquicia del dios del trueno, iniciada con Thor (Thor, 2011, Kenneth Branagh), alternando de esa manera chistecitos infantiles con momentos ridícula y burdamente solemnes.

foto3.jpg

De esa manera, dentro de los muchos defectos de forma y fondo que ofrecían las dos entregas previas, al menos había cierto empaque en los resultados, lo cual aquí se precipita al vacío, y tenemos un film comercial del montón que, además, se hace largo y aburrido.

foto4.jpg

La cinta se divide en dos partes: la que acontece en la isla de Themyscira y la que transcurre en el mundo “civilizado”. Esa primera parte recuerda poderosamente al muy atractivo film de animación Wonder Woman – La Mujer Maravilla (Wonder Woman, 2009, Lauren Montgomery)[4] en bastantes aspectos. Como es norma, los guionistas toman del universo del cómic lo que les interesa, desechando lo que no se ajuste a sus conveniencias; así, si en el cómic es imposible físicamente que un hombre pise la isla (Diana debe transportar a Trevor en brazos), aquí nada de eso sucede, y vemos todo un batallón de alemanes incursionando en el lugar. Esa libertad conduce a que la escena que deriva de ello, con una batalla entre amazonas y soldados alemanes, sea acaso lo mejor del film, pese a que la forma de rodarla sea –como, de hecho, el resto de las batallas– por medio de un recurso estilístico de lo más sobado en el cine de acción, con una profusión cansina de cámaras lentas y aceleradas.

foto5

Y es que Patty Jenkins demuestra una carencia de estilo apabullante, rodando de un modo rutinario y sin personalidad, concibiendo un producto de estudio en un claro intento de reinsertarse profesionalmente en el mundo del cine y tener aseguradas las lentejas, y sin ninguna ambición artística. De hecho, esa es una constante en mucho del cine comercial, es decir, que sus responsables parecen creer que lo que hacen parece ir dirigido a un público de escasas exigencias y, por tanto, tienden a no aplicarse lo más mínimo. Ello es palpable en el escaso potencial del guion escrito por Allan Heinberg[5], que es más una sucesión de anécdotas, con chistes de escaso calado, antes que una trama con cierto espesor dramático.

foto6.jpg

Ello nos conduce, desde luego, al tan archi-sobado tema del carácter feminista del film, el cual en realidad se reduce a cuatro frases dispersas a lo largo de la cinta, y que en varias de las ocasiones se basan en la independencia personal que busca Diana antes que en una noción de atribuir un concepto igualitario a las mujeres en general. Excepción es la escena donde ella irrumpe en el cónclave de militares, donde estos se muestran de una ceguera tan cerril que, antes que verlos como unos machistas –que lo son–, parecen más bien un hatajo de descerebrados, poniendo no en muy buen lugar al estamento militar. De todos modos, todo esto es anecdótico, trivial, en una trama que dura casi dos horas y media, y donde prevalece sobre todo un humor centrado en dobles sentidos sobre los atributos viriles de Steve Trevor, otras cuestiones de sexo o basado en tropezones de los personajes o que los actores hagan caritas, como si de una tele-comedia de estudiantes se tratara.

foto7

La segunda parte del film, con Wonder Woman incursionando en el mundo real, y enfrentándose a una Europa asolada por la guerra, alterna esos momentos de comedia ligera con otros que pretenden mostrar los horrores de la batalla, lo cual produce un desequilibrio que saca de situación, amén de que la representación de la contienda es tan light como cabría esperar en un producto tan comercial como el presente, donde no se ve una sola gota de sangre, ni siquiera cuando la princesa guerrera atraviesa con su espada a uno de los malos.

foto8

En cuanto a los intérpretes, Gal Gadot vuelve a procurar la buena impresión que ya ofreció en el film donde compartía créditos con Batman y Superman, y sin ser una actriz excepcional transmite carisma y potencia. Chris Pine vuelve a demostrar el pésimo actor que es, y utiliza los mismos recursos que empleaba para encarnar al capitán Kirk, sin variar un ápice el registro. David Thewlis como Sir Patrick es el único actor que muestra eficacia, aunque su personaje es tan esquemático y trivial que poco puede hacer. El resto del reparto, sencillamente, está para cobrar el cheque. A destacar, eso sí, Lilly Aspell, que interpreta a Diana con ocho años, y que resulta absolutamente odiosa con los mohínes que transmite a su interpretación.

foto9

Por supuesto que, dados los millones gastados, estos lucen en pantalla, si bien se otorga al film un tejido cromático monocorde, siguiendo la cansina moda actual, y que sirve para disimular las texturas informáticas, pero que, sin embargo, brinda una artificiosidad a las imágenes que, en lugar de convocar un sentido de la maravilla, pone de relieve el aspecto industrial del producto, usurpándole toda fascinación.

foto10

 

Anécdotas

  • Título en Argentina, Chile, México y Uruguay: Mujer Maravilla. Título en Venezuela: La Mujer Maravilla.
  • Algunos planos se rodaron con Gal Gadot embarazada de cinco meses. Notoriamente visible, se disimuló poniéndole una especie de faja verde, y por medio informáticos se le creó una cintura falsa.
  • Ya en 2005 hubo un proyecto de rodar esta película, por parte de Patty Jenkins. Pero entonces ella quedó embarazada y hubo que suspenderlo. En todo caso, ya en 1996 existió un proyecto de adaptar el cómic, con Ivan Reitman como guionista y director; en 2001, fue abordado Todd Alcott para escribir un libreto, luego reemplazado en 2003 por Laeta Kalogridis. En 2005 Joss Whedon firmó para escribir y dirigir una película, pero en 2007 abandonó por las socorridas “diferencias creativas”. En 2014 como directora fue contratada Michelle MacLaren, pero cuatro meses después abandonó… Sí, por diferencias creativas. A lo largo de todos esos años, las actrices consideradas como Wonder Woman fueron Kate Beckinsale, Sandra Bullock, Mischa Barton, Rachel Bilson, Catherine Zeta-Jones, Sarah Michelle Gellar, Angelina Jolie, Jessica Biel, Eva Green, Christina Hendricks, Kristen Stewart, Olga Kurylenko y Elodie Yung.
  • Zack Snyder aparece en un cameo como un soldado de la Primera Guerra Mundial.
  • Patty Jenkins, gran admiradora de la serie de televisión de los setenta, quería que Lynda Carter y Lyle Waggoner aparecieran en un cameo. Él está retirado, y ella quiso aparecer pero no pudo por motivos de agenda. También intentó meter en algún momento la canción de la serie, pero no pudo hallarlo.
  • Para el papel de Wonder Woman se consideró a Cobie Smulders, quien puso voz al personaje en La LEGO película (2014).
  • A Nicole Kidman se le ofreció el papel de Hipólita, pero lo rechazó. Más tarde aceptó ser la reina Atlanna, madre de Aquaman, en la película del personaje.
  • Para dirigir la película fueron consideradas Kathryn Bigelow, Catherine Hardwicke, Mimi Leder, Karyn Kusama, Julie Taymor y Tricia Brock.
  • Steve Trevor define la isla Themyscira como “isla Paraíso”. Así se la llamaba originalmente, hasta que en los ochenta George Perez la rebautizó en los comics, y ese fue a partir de entonces el nombre oficial aceptado.
  • Esta película supone el debut del sello productor DC Films, en un ciclo que ofrecerá los personajes de Batman, Superman, Wonder Woman, Flash, Cyborg, los Green Lanterns Hal Jordan y John Stewart, Lex Luthor en la Armadura de Batalla, el Joker, Black Adam, Ocean Master y Deathstroke junto con Mera, Harley Quinn, Deadshot, Enchantress y el Capitán Boomerang. Otros personajes que podrían aparecer son Green Arrow, Supergirl, Firestorm, Black Lightning, Darkseid, Martian Manhunter, Mr. Miracle, Big Barda, Catwoman, Nightwing, Batgirl, Mr. Freeze, Shazam (y Billy Batson), Solomon Grundy, Espectre, Swamp Thing, Kilowog, Mogo, Sinestro, Jessica Cruz, Atrocitus, Hawkman y Hawkgirl.
  • El presupuesto estimado de la película es de 149 millones de dólares.
  • Estrenada en Estados Unidos el 25 de mayo de 2017, en una premiere en Los Ángeles, y ya masivamente el 2 de junio. En España se estrenó el 23 de junio.

foto11

Carlos Díaz Maroto (Madrid. España)

[1] No creo que represente un spoiler referir que la presente película acontece “intercalada” en medio de Batman v Superman: El amanecer de la justicia, con Diana recibiendo al inicio el envío que le hizo Batman que se ve en aquella, y entonces rememorando lo que es el grueso de todo el film, para luego recapitular y volver a ese momento inicial, esto es, el presente de ese Universo.

[2] Snyder abandonó la post-producción tras el suicidio de su hija, y las riendas fueron tomadas por Joss Whedon, quien supervisa el montaje final y rueda las habituales escenas adicionales que suelen tener todo este tipo de filmes. La película, por cierto, se estrenará en España el próximo 17 de noviembre de 2017.

[3] En el primer fin de semana en Estados Unidos ha conseguido una taquilla de 103.251.471 dólares, con lo cual ya ha recuperado más de dos tercios del presupuesto, y para el 22 de junio ha logrado 293.205.158, esto es, casi ha duplicado los costes del film.

[4] Pasó sin pena ni gloria en su día, por lo cual Warner ha decidido relanzarlo en DVD y BD aprovechando en estreno de esta película, añadiéndole unos cuantos atractivos extras.

[5] También ha escrito guiones para series como Cinco en familia, Sexo en Nueva York, O.C. o Anatomía de Grey.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: