Archive for the Aventuras Category

Cuando los dinosaurios dominaban la Tierra (When Dinosaurs Ruled the Earth) (1970)

Posted in Aventuras, Cine, Fantasía, Reseña on 6 octubre, 2017 by belakarloff

Al principio de los tiempos, la Tierra carecía de Luna. El Sol, considerado un benefactor, recibía sacrificios humanos por parte de una tribu, que les entregaba a aquellas doncellas cuyos cabellos fuesen dorados. Una de ellas, Sanna, logra salvarse del sacrificio ante un cataclismo cuando la Tierra atrapa un satélite, y vagando va a parar a la tribu de Tara, de quien se enamora.

Dirección: Val Guest. Producción: Hammer Film Productions. Productora: Aida Young. Guion: Val Guest, a partir de un tratamiento de J. G. Ballard. Fotografía: Dick Bush. Música: Mario Nascimbene. Montaje: Peter Curran. Director de segunda unidad: Jim Danforth. Efectos visuales: Jim Danforth, Dave Allen. Efectos especiales: Roger Dickens. Intérpretes: Victoria Vetri (Sanna), Robin Hawdon (Tara), Patrick Allen (Kingsor), Drewe Henley (Khaku), Sean Caffrey (Kane), Magda Konopka (Ulido), Imogen Hassall (Ayak), Patrick Holt (Ammon), Jan Rossini, Carol Hawkins, Maria O’Brien, Connie Tilton, Maggie Lynton, Jimmy Lodge, Billy Cornelius, Ray Ford… Nacionalidad y año: Reino Unido 1970. Duración y datos técnicos: 96/100 min. color 1.75:1.

poster

 

En 1966 la Hammer tuvo un gran éxito con el estreno de Hace un millón de años (One Million Years B.C., Don Chaffey). No es de extrañar que, pasado un tiempo, la co-productora asociada de aquélla, Aida Young, se hiciese cargo de una especie de secuela, Cuando los dinosaurios dominaban la Tierra (When Dinosaurs Ruled the Earth, 1970). En 1968 se diseñó un llamativo póster (un dinosaurio con una chica en la boca, lo cual se mantiene en el film), con el fin de vender el proyecto a la Warner, quien distribuiría el film mundialmente.

foto1

No se trata de una secuela directa, ni aparecen los mismos personajes, pero tiene toda la apariencia de ambientarse en el mismo universo, dada la coincidencia de idioma que utilizan los cavernícolas. La idea de un lenguaje propio para los trogloditas proviene de la versión antigua de Hace un millón de años (One Million B.C., 1940, Hal Roach Jr. y Hal Roach), que la Hammer rehizo con Ray Harryhausen al cargo de los efectos especiales. El detalle del idioma en el remake de Hace un millón de años, por cierto, fue saludado por la crítica con no poca guasa; años después, cuando Jean-Jacques Annaud hizo lo mismo con su antropológica (y excelente) En busca del fuego (La guerre du feu, 1981), donde contó con el escritor Anthony Burgess[1] para crear el nuevo lenguaje, la idea fue saludada como el colmo de la originalidad e ingenio.

foto4.jpg

Para la presente película, la Hammer decidió contratar al prestigioso escritor de ciencia ficción J. G. Ballard[2], quien escribió un tratamiento de unas pocas páginas con destino directo al film. Después, el habitual de la Casa del Martillo (aunque jamás estuvo bajo contrato para ella), Val Guest[3], escribió el guion, a partir de esa premisa, y dirigió la película. Realizador de notable talento, aún no ha llegado a dispensársele la valoración que precisa. De hecho, la presente cinta goza de una pésima fama (incluso disgustaba enormemente al propio Val Guest), aparte de la referida referencia al uso del “idioma troglodita”.

foto5

Para cualquier persona con un mínimo de cultura queda evidente que la presente es una película de fantasía. Parece una obviedad, pero es algo que ha de matizarse. Los dinosaurios se extinguieron en el Cretáceo, unos 65 millones de años antes de la aparición de la especie humana; en cuanto a la Luna, se especula que se formó hace 4.527 ± 0.010 mil millones de años[4], desgajada de la Tierra por medio de fuerzas centrífugas, aunque existen distintas teorías sobre el tema. Nada que ver, por tanto, con lo que presenta la película. Desde que en 1914 David Wark Griffith mostró juntos dinosaurios y humanos en su corto Brute Force, parece un estereotipo unir ambas especies en un mismo período histórico, pero hoy día es de conocimiento común que tal circunstancia jamás se produjo. Por tanto, insisto, esto es una mera fantasía, sin ningún ánimo de divulgación antropológica, una fantasía del mismo modo que lo fueron El experimento del doctor Quatermass, Drácula (Dracula, 1958), o Mujeres prehistóricas (Prehistoric Women, 1967). Casi podría integrarse el film dentro de las coordenadas del cine de fantasía heroica, abriendo un poco el margen del mismo.

foto6

Guest aplica a las imágenes un tono telúrico, primitivo, pese al aspecto atractivo y actual de la mayoría de las mujeres (y hombres) que aparecen en la cinta. Para ello no cabe duda de que gran ayuda recibe por parte de Mario Nascimbene, quien, al igual que en Hace un millón de años, compone una partitura musical acompañada de percusiones primitivas y unos coros que contribuyen a crear un aura sobrenatural, como en la estremecedora escena de la ceremonia funeraria, donde el muerto es abandonado a la deriva en el mar en una balsa ardiente[5].

foto7

El gran Jim Danforth, discípulo de Ray Harryhausen, realiza la labor de director de segunda unidad, y de igual modo encabeza los efectos visuales (ayudado por otro grande, el desaparecido Dave Allen), diseñando y dirigiendo los efectos, realizando la animación por stop-motion, las pinturas matte, los efectos de cámara y retroproyección. Su labor es extraordinaria[6], dispensando una impresionante credibilidad a los dinosaurios que concibe, otorgándoles el mismo grado de personalidad que le enseñó Harryhausen, así la hembra que adopta a Victoria Vetri. Cabe destacar, con todo, los apasionantes cangrejos que crea para los momentos finales, cuando la formación del tsunami provoca una playa interminable de la que brotan los crustáceos, a los que otorga una apariencia peculiar; ello, unido a la apocalíptica fotografía de Dick Bush, otro habitual de los estudios, tributa a esos instantes un aire estremecedoramente irreal.

foto8

Esos momentos extraños, inquietantes, alienígenas diríase, se ven también distinguidos por los instantes donde la nueva Luna se va forjando. El contrapunto lo ponen los intervalos humorísticos con Sanna disfrutando de su familia de adopción, los dinosaurios que la acogen como una más del grupo.

foto9.jpg

Cuando los dinosaurios dominaban la Tierra es, en definitiva, una delicia, una maravillosa fantasía de una época inexistente donde el ser humano se mostraba en toda su belleza pero, al tiempo, estaba delimitado a una existencia primitiva, en la cual la propia naturaleza, animal, vegetal y mineral, suponía un peligro a cada paso.

foto2

Anécdotas

  • Título de rodaje: When Dinosaurs Ruled the World.
  • Candidata a los Oscar en 1972 en la categoría de efectos especiales.
  • En marzo de 1971 la Warner distribuyó la película en Estados Unidos en programa doble con The Valley of Gwangi [tv/dvd: El valle de Gwangi, 1969), de Jim O’Connolly, con efectos especiales de Ray Harryhausen.
  • La versión inglesa incluye algunos planos de desnudos, con una toma de una troglodita a la que un hombre arranca el sujetador, una escena de amor dentro de una cueva entre Sanna y Tara, y un baño de ambos; en su distribución internacional fueron cortados. Sin embargo, cuando se estrenó en el Reino Unido se eliminaron algunos planos violentos, como la lucha con la serpiente, el pterodáctilo y la planta gigante. La versión que hay actualmente en DVD está completa del todo.
  • El rodaje tuvo lugar en Gran Canaria y Fuerteventura, Islas Canarias. Los interiores se hicieron en los Estudios Shepperton de Londres, y ocupó desde el 14 de octubre de 1968 a principios de enero de 1969.
  • Victoria Vetri, con su nombre real de Angela Dorian, fue Playmate del mes de septiembre de 1967 y después Playmate del año en 1968.
  • Los planos de los dinosaurios peleando (dos lagartos con aletas falsas) están tomados del film El mundo perdido (The Lost World, 1960), de Irwin Allen. Como esa película se rodó en formato panorámico, aparecen ligeramente comprimidos, para ajustarse al formato. Los planos de archivo de los buitres volando también tienen el mismo defecto de formato.
  • El tríptico de cine prehistórico de la Hammer se completa con Criaturas olvidadas del mundo (Creatures the World Forgot, 1971, Don Chaffey), donde retorna Toomak pero no hay aparición de dinosaurios.
  • El lenguaje troglodita del film se supone basado en el fenicio, latín y sánscrito, y está formado por veintisiete palabras; he aquí el sucinto diccionario prehomínido-castellano: neecha: “alto” o “vuelve”; zak: “ido” o “desaparecido”; akita: “mira” o “ahí”; neecro: “malo” o “maligno”; m’kan: “matar” o “asesinado”; mata: “muerto”; yo kita: “ir”.
  • Estrenada en el Reino Unido el 25 de octubre de 1970. En España se estrenó el 21 de febrero de 1972.

Carlos Díaz Maroto (Madrid. España)

foto3

[1] Anthony Burgess (1917-1993) fue el autor de la novela La naranja mecánica (A Clockwork Orange, 1962). En ella experimentó con el lenguaje creando un argot llamado nadsat, derivado del ruso.

[2] James Graham Ballard (1930-2009) fue autor de obras como El mundo de cristal (The Crystal World, 1966), La exhibición de atrocidades (The Atrocity Exhibition, 1969), Crash (Crash, 1973), La isla de cemento (Concrete Island, 1974) o El imperio del sol (Empire of the Sun, 1984), entre otras.

[3] Valmond Guest (1911-2006) dirigió para la Hammer El experimento del doctor Quatermass (The Quatermass Xperiment, 1955), The Abominable Snowman [tv/dvd: El abominable hombre de las nieves, 1957] o Ayer enemigos (Yesterday’s Enemy, 1959), entre otras. También dirigió un clásico de la ciencia ficción como The Day the Earth Caught Fire [tv: El día que la Tierra se incendió, 1961], y fue de igual modo un consumado director de filmes de suspense. Por lo general, también era guionista.

[4] Esta edad es calculada a partir de la datación del isótopo de las rocas lunares.

[5] Casi un precedente, pues, de un entierro vikingo. Curiosamente, Nascimbene también puso música a la estupenda Los vikingos (The Vikings, 1958, Richard Fleischer), donde había una escena muy similar.

[6] Pese a ello, se le escapa un defecto: cuando un dinosaurio asola el poblado y es asediado por medio del fuego, en un momento determinado la imagen del monstruo se ve reflejada en el cristal trasero.

 

Anuncios

“Cinezoico”: un libro monstruoso de Octavio López Sanjuán

Posted in Aventuras, Ciencia ficción, Cine, Fantasía, Libros de cine, Noticias on 3 octubre, 2017 by belakarloff

cinezoicoel dinosaurio a traves de la historia del cine 2017

“Siempre fue mi favorito desde niño”. Eso dijo el doctor Alan Grant en la película Parque Jurásico cuando se encontró cara a cara con el dinosaurio que había sido su fantasía en sus años de juventud. Igual que le sucedió a él, estas enormes bestias que poblaron nuestro planeta hace millones de años han formado parte de nuestra imaginación, y el mundo del cine los ha plasmado como ningún otro medio en imágenes en movimiento que nunca podremos olvidar. Desde la misma prehistoria del séptimo arte hasta el monstruosamente realista cine contemporáneo, Octavio López Sanjuán nos lleva de la mano en un viaje como ningún otro: un elaborado repaso a las películas de dinosaurios más representativas, en el que conoceremos cómo los cineastas han sido capaces de llevar a la vida a estas criaturas legendarias a lo largo de más de un siglo. Y no solo eso, pues también descubriremos qué especies del Mesozoico han poblado cada filme en detalle, y cuánta fidelidad con la realidad fueron capaces de representar en pantalla los técnicos de efectos visuales. Supervisado por el prestigioso paleontólogo José Luís Sanz, este recorrido por la vida del cine de dinosaurios es un educativo e iluminador escaparate de la resurrección en celuloide de estos fascinantes animales desaparecidos.

Octavio-autor-de-A-Quien-Vas-a-Llamar

Octavio López Sanjuán nació en San Vicente del Raspeig en 1982. En 2003, junto a Rubén Ortiz y Jonathan Bellés funda la página web godzillaencastellano.com, la primera web de habla hispana dedicada al saurio nipón.

Desde 2014, colabora mensualmente en la revista Scifiworld en la sección “Monsterland”, dedicada al cine de monstruos japoneses. En la misma publicación ha realizado artículos de otras películas relevantes del cine fantástico, incluyendo entrevistas realizadas expresamente a los implicados en las diferentes producciones. Entre ellos se encuentran los especiales dedicados a la saga Temblores, Expediente X, Cortocircuito o El monstruo del armario.

En 2015, publica su primer libro, ¿A quién vas a llamar?, de Tracy el gorila a Peter Venkman, la historia de los cazafantasmas, un exhaustivo recorrido por la figura del cazafantasmas tanto en cine como televisión, y donde se incluyen más de cincuenta entrevistas exclusivas realizadas a los partícipes de las diferentes producciones.

Además, organiza anualmente el “Godzilla Weekend”, evento alicantino dedicado al kaiju eiga.

Cinezoico: el dinosaurio a través de la historia del cine es su segundo libro publicado, encontrándose actualmente inmerso en otros proyectos relacionados con el cine fantástico.

Valley-of-Gwangi-5

Autor: Octavio López Sanjuán.

Pie de imprenta: Editorial Rosetta, 2017

Número de páginas: 288

Acabado: Tapa blanda con solapas, fotos en blanco y negro.

ISBN: 978-84-697-5464-1

Precio: 21 €

 

Kingsman: El círculo de oro (Kingsman: The Golden Circle) (2017)

Posted in Aventuras, Ciencia ficción, Cine, Humor, Parodia, Reseña, thriller on 29 septiembre, 2017 by belakarloff

La malvada Poppy destruye los cuarteles generales de Kingsman. Eggsy viaja a los Estados Unidos para buscar la colaboración de Statesman, otra organización secreta que controla la paz mundial, para que le ayuden a detener a la pérfida tratante de drogas, que pretende provocar un holocausto mundial aprovechando la adicción de muchas personas.

Dirección: Matthew Vaughn. Producción: Twentieth Century Fox Film Corporation, Marv Films, Shangri-La Entertainment, TSG Entertainment. Productores: Adam Bohling, David Reid, Matthew Vaughn. Productores ejecutivos: Dave Gibbons, Pierre Lagrange, Stephen Marks, Mark Millar, Claudia Schiffer. Guion: Jane Goldman, Matthew Vaughn, según el cómic The Secret Service de Mark Millar y Dave Gibbons. Fotografía: George Richmond. Música: Henry Jackman, Matthew Margeson. Montaje: Eddie Hamilton. Diseño de producción: Darren Gilford. Efectos especiales: 4DMax, BUF, Blind, Clear Angle Studios, Efficacy4D, Framestore, Mark Roberts Motion Control, Moving Picture Company, The Senate Visual Effects, Snow Business International, Sony Pictures Imageworks. Intérpretes: Taron Egerton (Eggsy), Edward Holcroft (Charlie), Gordon Alexander (chófer de Kingsman), Mark Strong (Merlin), Hanna Alström (princesa Tilde), Calvin Demba (Brandon), Thomas Turgoose (Liam), Tobi Bakare (Jamal), Julianne Moore (Poppy), Keith Allen (Charles), Tom Benedict Knight (Angel), Colin Firth (Harry Hart), Michael Gambon (Arthur), Sophie Cookson (Roxy), Björn Granath (rey de Suecia), Lena Endre (reina de Suecia), Samantha Coughlan (guía turística), Channing Tatum (Tequila), Halle Berry (Ginger), Elton John (Elton John), Jeff Bridges (Champ), Pedro Pascal (Whiskey), Martyn Ford, Poppy Delevingne, Grant Gillespie… Nacionalidad y año: Reino Unido, Estados Unidos 2017. Duración y datos técnicos: 141 min. Color 2.39:1.

poster

 

Oro de baratillo

Mientras asistía al visionado de Kingsman: El círculo de oro (Kingsman: The Golden Circle, 2017, Matthew Vaughn) no podía dejar de pensar en otra película, Kick Ass 2: Con un par (Kick-Ass 2, 2013, Jeff Wadlow). Ambas coinciden en bastantes aspectos: son secuelas de sendas películas que parodiaban los estereotipos de determinado tipo de cine con frescura, humor malicioso y vigor. Ambas, también, caen en el error en las que no cayeron sus predecesoras, siendo además continuaciones muy inferiores a sus originales.

foto1

Kingsman: El círculo de oro recicla en cierta manera la estructura dramática de su predecesora, como también suele ser habitual en las secuelas; de este modo, el espectador distingue rasgos aparecidos con anterioridad y se siente seguro, reconoce las reglas del juego. Aquí, por poner un ejemplo palpable, tenemos la repetición de la escena de la pelea en el pub (aquí taberna) con un grupo de chulos engreídos. Pero esa repetición se extiende a todo lo que es el esqueleto dramático principal del film, reemplazando personajes, lugares y demás “adornos” externos.

foto2

La película, como es norma, empieza con una escena super-trepidante. Después, la narración cae en picado y ya no levanta vuelo. Las escenas se dilatan en exceso, se hacen cansinas y, en realidad, muchas de ellas nada aportan. Todo funciona a base de acumulación, siendo este el único recurso expresivo utilizado para aportar un supuesto interés. Esa es otra de las cláusulas que parecen exigir las secuelas: repetir todo, pero centuplicado. Más acción, más explosiones, más chistes… Son como un remake hipertrofiado, amén de maquillado para aparentar ser otra cosa.

foto3

Otro problema son los actores. Tiempo atrás, el crítico de cine Peter Bogdanovich rodó una película titulada ¿Qué me pasa, doctor? (What’s Up, Doc?, 1972), que pretendía ser un homenaje a La fiera de mi niña (Bringing Up Baby, 1938). Rodados los primeros días y revisado el material, Bogdanovich comprobó que la cosa no funcionaba, no sabía muy bien porqué. Invitó a un pase a Howard Hawks, director del film homenajeado, y este le respondió: “Para que una película cómica funcione, los actores se lo han de tomar en serio”. Vueltas a rodar las escenas con ese criterio, ya todo fue mejor. Y ese es el problema de esta película: que muchos de los actores se toman a pitorreo sus cometidos, efectúan una interpretación sin creerse sus personajes. Matrícula de honor –en el aspecto negativo–, para dos actores tan excelentes por norma como Julianne Moore y Jeff Bridges, que se abordan sus papeles con una desidia que muestra una total falta de profesionalidad. Otros, sencillamente, son mediocres, como Pedro Pascal, una especie de Burt Reynolds de segunda (que ya es decir). Solo cabe destacar en el lado positivo a Mark Strong, Colin Firth y, sobre todo, Bruce Greenwood como un presidente de los Estados Unidos de aspecto kennedyano y carácter trumpero. Greenwood, además, es de los pocos que saben transmitir vis cómica sin efectuar una interpretación chusca.

foto4

Hay puntos positivos, pero desperdigados aquí y allá en algo que no logra una unidad consecuente. Para los aficionados al pulp resultan muy placenteros los elementos de ciencia ficción, así los dispositivos robóticos de los que dispone la mala: un acólito con un brazo cibernético, una androide y, en especial, una pareja de perros sabuesos mecánicos. O ese plano de resonancias apocalípticas, con todos los infectados amontonados en jaulas. O algunos gags dispersos. No tiene gracia, empero, aunque insisten machaconamente en ello, en sacar a Elton John soltando palabrotas de continuo. Si hubiera sido un cantante más estirado… Elton John, por cierto, se muestra muy simpático (y muy viejo), pero queda evidente que no es un actor ni de lejos.

foto5

La trama es casi un calco del film previo, solo que a los protagonistas se les une otro grupo, esos agentes estadounidenses, con el fin de americanizar el producto, y que los espectadores de aquel país se sientan más en casa. Es una cinta de humor y acción muy elemental y trivial, que pretende aparentar ser cáustica, pero que se queda muy corta en todos los aspectos. A mí se me hizo inclusive aburrida, pecado mortal en el que nunca debería caer una película de esta índole.

foto6

Anécdotas

  • Título en Argentina y Chile: Kingsman: El círculo dorado.
  • Secuela de Kingsman: Servicio secreto (Kingsman: The Secret Service, 2014), de Matthew Vaughn.
  • El montaje original sumaba ochenta minutos más al metraje definitivo.
  • Tercera vez que Bruce Greenwood interpreta al presidente de los Estados Unidos. La primera vez fue en 13 días (Thirteen Days, 2000, Roger Donaldson), donde hacía de Kennedy, y la segunda en La búsqueda: El diario secreto (National Treasure: Book of Secrets, 2007, Jon Turteltaub), donde era un presidente ficticio.
  • Estrenada en el Reino Unido el 20 de septiembre de 2017; en Estados Unidos y en España se estrenó el 22.

Carlos Díaz Maroto (Madrid. España)

foto7

Spider-Man: Homecoming (Spider-Man: Homecoming) (2017)

Posted in Aventuras, Ciencia ficción, Cine, Reseña, superhéroes on 3 agosto, 2017 by belakarloff

Mientras Peter Parker intenta congraciar su vida diaria en el instituto, comienza a familiarizarse con el traje especial de Spider-Man que su mentor Tony Stark le ha preparado. Al mismo tiempo, Adrian Toomes está desarrollando junto a su equipo armamento especial desarrollado a partir de los restos de lo que los extraterrestres dejaron abandonado seis años atrás.

Dirección: Jon Watts. Producción: Columbia Pictures, Marvel Studios, Pascal Pictures. Productores: Kevin Feige, Amy Pascal. Co-productores: Mitchell Bell, Eric Hauserman Carroll, Rachel O’Connor. Productores ejecutivos: Victoria Alonso, Avi Arad, Louis D’Esposito, Jeremy Latcham, Stan Lee, Matt Tolmach, Patricia Whitcher. Guion: Jonathan Goldstein, John Francis Daley, Jon Watts, Christopher Ford, Chris McKenna, Erik Sommers, según argumento de J. Goldstein y J. F. Daley, basados en los personajes creados por Stan Lee y Steve Ditko (Spider-Man) y por Joe Simon y Jack Kirby (Captain America). Fotografía: Salvatore Totino. Música: Michael Giacchino. Montaje: Debbie Berman, Dan Lebental. Diseño de producción: Oliver Scholl. Efectos especiales: Digital Domain, Direct Dimensions, Exceptional Minds, Gentle Giant Studios, Iloura, Imageloom Visual Effects, Industrial Light & Magic, Lidar Guys, Luma Pictures, Method Studios, Sony Pictures Imageworks, Southbay Motion Picture Technologies, Stereo D, Trixter Film. Intérpretes: Tom Holland (Peter Parker / Spider-Man), Michael Keaton (Adrian Toomes / Buitre), Robert Downey Jr. (Tony Stark / Iron Man), Marisa Tomei (May Parker), Jon Favreau (Happy Hogan), Gwyneth Paltrow (Pepper Potts), Zendaya (Michelle), Donald Glover (Aaron Davis), Jacob Batalon (Ned), Laura Harrier (Liz), Tony Revolori (Flash), Bokeem Woodbine (Herman Schultz / Conmocionador #2), Tyne Daly (Anne Marie Hoag), Abraham Attah (Abe), Hannibal Buress (entrenador Wilson), Kenneth Choi (director Morita), Selenis Leyva (Ms. Warren), Angourie Rice (Betty), Martin Starr (Mr. Harrington), Garcelle Beauvais (Doris Toomes), Michael Chernus (Phineas Mason / Tinkerer), Michael Mando (Mac Gargan), Logan Marshall-Green (Jackson Brice / Conmocionador #1), Jennifer Connelly (Karen / Suit Lady [voz]), Gary Weeks (agente Foster), Chris Evans (Steve Rogers / Capitán América), Kerry Condon (Friday [voz]), Christopher Berry, Jorge Lendeborg Jr., Tunde Adebimpe, Tiffany Espensen, Isabella Amara, Michael Barbieri, J. J. Totah, Hemky Madera, Zach Cherry, Kirk R. Thatcher, Yu Lew, Sondra James, Bob Adrian, Gary Richardson, Stan Lee… Nacionalidad y año: Estados Unidos 2017. Duración y datos técnicos: 133 min. color 2.35:1 2D 3D.

spiderman

 

Spider-Man Go Home

Spider-Man, en las facciones de Tom Holland, ya apareció como secundario en Capitán América: Civil War (Captain America: Civil War, 2016, Anthony Russo, Joe Russo). Sin embargo, esta película podría considerarse el inicio del nuevo reboot del Hombre Araña, después de la trilogía de Sam Raimi y el díptico de Marc Webb. Todo lo que antecede –salvo el film del Capi– está olvidado, y aquí tenemos un nuevo comienzo. Como novedad, el tío Ben ya está muerto, y Peter Parker adquirió los poderes un tiempo atrás (en una brevísima escena Peter menciona a su amigo Ned la picadura de una araña, y ya está). En cierto modo, Tony Stark retoma el rol de tutor del adolescente.

foto1

La película arranca con un breve prólogo situado, más o menos, al acabar Los Vengadores (The Avengers, 2012, Joss Whedon), para después encadenar con los sucesos en el aeropuerto de Berlín habidos en Capitán América: Civil War, pero enfocados desde otro ángulo y resumidos. Y luego, digamos, entramos en situación. En este nuevo acercamiento al universo del Hombre Araña tenemos como realizador a Jon Watts, quien, tras trabajar en diversos cortos, telefilmes y series de televisión, dirigió las películas Clown (2014) —adaptación a largo de uno de sus cortometrajes— y Coche policial (Cop Car, 2015). Y, después, han puesto en sus manos un presupuesto estimado de ciento setenta y cinco millones de dólares para dirigir… esto.

foto2

Muchos aficionados se han quejado de que esta película en poco se parece al Spìder-Man de toda la vida, pues se han olvidado muchos aspectos de su personalidad. En los comics, el Hombre Araña soltaba sandeces mientras se enfrentaba a sus enemigos. Mientras, en el instituto era un muchacho que era dado de lado, y tras una mente brillante se encontraba un chaval solitario y tímido que intentaba abrirse camino en la vida. Mientras Peter Parker sufría no pocos reveses, su personalidad de Spider-Man le servía para liberarse, para ser, en definitiva, otra persona. Aquí no hay nada de eso. Los ocasionales acosos de Flash los ignora, y de hecho está metido en un mismo grupo con él, y es igual de bromista en el insti que mientras lucha contra el Mal.

foto4

Siendo todo lo que precede una absoluta necedad, tampoco me importaría demasiado si el resultado fuese sólido. El problema es que no hay dónde agarrarse a nada de lo que sucede en pantalla. Algo más de dos horas de metraje, seis guionistas y el presupuesto referido han sido necesarios para hacer una burda comedia de instituto carente de cualquier densidad dramática. Por lo que se dice, la fuente de inspiración principal fueron las comedias de John Hughes, y el director le pasó al reparto un lote de filmes suyos para verlos. Es curioso que, al final, el resultado sea tan poco similar a aquéllas —recuérdese, por ejemplo, la muy interesante El club de los cinco (The Breakfast Club, 1985)—, donde el humor era más suave. Aquí, el pitorreo es constante de principio a fin, y ni siquiera los escasos instantes de acción y tensión consiguen aliviar el tono de comedia tontorrona que impregna el film en su totalidad.

Zendaya in Columbia Pictures' SPIDER-MAN™: HOMECOMING.

De esta manera, no sorprende que no haya desarrollo alguno de personajes, más allá de las constantes tonterías que acometen (ese odioso amigo gordito), y la trama carece de cualquier asidero sólido al cual asirse. Tomemos, por ejemplo, el tema del supertraje. En una circunstancia así, lo lógico es que Spider-Man se entrenase con él bajo la supervisión de Tony Stark, explicándole este para qué sirve cada dispositivo. Sin embargo, sale a la ventura sin saber nada y, sobre la marcha, mientras se enfrenta a peligrosos delincuentes, va descubriendo a golpes todo lo que da de sí el adminículo. En realidad, todo ello es para, de nuevo, volver a hacer chistes y más chistes, que nos riamos a cada topetazo que el muchacho se da. Lo que pasa es que, en clave de comedia, la película tampoco funciona en absoluto.

170710-madison-spiderman-villian-tease_tdk9hk

Tenemos, pues, un juguete super-caro, con la superficialidad de una comedia del Canal Disney (con una puesta en escena por parte de Jon Watts en consonancia), todo ello envuelto en un diseño de producción bárbaro y, por supuesto, unos efectos especiales de primerísimo nivel. Detrás de todo esto, cualquier atisbo de desarrollar algo sustancioso queda por completo olvidado. Y los pocos instantes dramáticos tampoco dan mucho de sí: todo lo que acontece con respecto a Adrian Toomes (un envarado Michael Keaton), su familia y la relación de estos con Peter Parker es una copia casi literal de lo que acontecía con Norman Osborn en el primer Spider-Man de Sam Raimi. Eso, por no decir el escaso control de seguridad de que disponen las industrias Stark para trasladar un material peligroso y que vale millones. Y toda la trama es previsible de principio a fin, incluidos los dos o tres detalles sorpresivos que adornan el cotarro.

spider-man-homecoming-slice-600x200

En fin, nada de eso importa, puesto que el guion está desarrollado con una desidia portentosa, a tal punto que da la impresión de que los responsables de este millonario juguete no se han esforzado en absoluto: saben que ya tienen creada una actividad que impulsa a millones de fans en todo el mundo a asistir al visionado de sus engaños, y que por mal que salga, la taquilla responderá. Han forjado una dinámica donde lo que menos importa es qué y cómo se cuenta. Solo es un envoltorio de lujo para que un público que ha perdido la capacidad de exigencia se siente, se lobotomice, y consuma todo en el centro comercial del mismo modo que ha devorado poco antes la hamburguesa y las palomitas. Bienvenidos al mundo de la fast-food cinematográfica.

spiderman-homecoming-actors_465b84d1-427d-4ee4-a885-2354672ed461-prv

Anécdotas

  • Título en Argentina, Chile, México y Uruguay: Spider-Man: De regreso a casa.
  • El personaje del director Morita es nieto de Jim Morita, del Comando Aullador. En su despacho se puede ver una foto de su abuelo. Ambos personajes son interpretados por el mismo actor, aquí y en Captain America: The First Avenger (2011).
  • Donald Glover (Aaron Davis) puso voz a la versión Miles Morales de Spider-Man en la serie de animación Ultimate Spider-Man.
  • El guion original ofrecía a Nick Fury como mentor de Peter, antes de ser cambiado por Tony Stark.
  • El personaje de Peter se supone que tiene quince años en la película, coincidiendo con los inicios de los comics de Ditko. Tom Holland tenía en diecinueve y veinte durante el rodaje.
  • En el instituto de Peter pueden verse fotos de Howard Stark, Abraham Erskine y Bruce Banner.
  • Película número 16 del Universo Cinematográfico Marvel, y nº 4 de la Fase Tres de ese Universo.
  • Muchos actores lucharon por el papel de Spider-Man. Quienes mostraron su interés fueron Andrew Garfield, Dylan O’Brien, Logan Lerman, Daniel Radcliffe, Freddie Highmore, Alfred Enoch, Donald Glover, Josh Hutcherson y Grant Gustin. Entre los realmente considerados estuvieron Asa Butterfield, Nat Wolff, Liam James, Timothée Chalamet, Mingus Lucien Reedus (hijo de Norman Reedus), Chandler Riggs, Charlie Plummer y Tom Holland. Estos dos últimos fueron los que quedaron finalistas, pero se optó por Holland porque, en el momento de las pruebas, Plummer era demasiado joven, y eso hubiera dado problemas para las horas de rodaje que estipulan las leyes.
  • Gary Oldman optó al papel del Buitre. Con anterioridad, en el “Spider-Man 4” de Sam Raimi, que no llegó a hacerse, para ese cometido se había contratado a John Malkovich.
  • Directores que optaron para hacerse cargo del film: Jonathan Levine, Theodore Melfi, Jason Moore, Jared Hess, John Francis Daley y Jonathan Goldstein.
  • Estrenada en Estados Unidos el 7 de julio de 2017, tras una premiere en Los Ángeles el 28 de junio. En España se estrenó el 28 de julio.

 

Carlos Díaz Maroto (Madrid. España)

 

 

Tarzán y la cazadora (Tarzan and the Huntress) (1947)

Posted in Aventuras, Cine, Reseña on 27 julio, 2017 by belakarloff

La sempiterna expedición en busca de animales para proveer a diversos zoológicos llega a las inmediaciones donde moran Tarzán, Jane, Boy y Chita. El rey de una tribu cercana solo concede a los visitantes permiso para capturar una pareja de cada especie, pero el sobrino del regente tiene planes propios: hace matar a su tío y se erige en máximo mandatario, concediendo acción libre a los cazadores a cambio de dinero. Lógicamente, Tarzán no está dispuesto a consentirlo…

Dirección: Kurt Neumann. Producción: RKO. Productor: Sol Lesser. Productor asociado: Kurt Neumann. Guion: Jerry Gruskin, Rowland Leigh. Fotografía: Archie Stout. Música: Paul Sawtell. Montaje: Merrill G. White. Intérpretes: Johnny Weissmuller (Tarzán), Brenda Joyce (Jane), Johnny Sheffield (Boy), Patricia Morrison (Tanya Rawlins), Barton MacLane (Paul Weir), John Warburton, Charles Trowbridge, Ted Hecht, Wallace Scott, Mickey Simpson, Maurice Tauzin…. Nacionalidad y año: Estados Unidos 1947. Duración y datos técnicos: 70 min. B/N 1.37:1.

poster

Es Tarzán y la cazadora una de las muestras más débiles del presente ciclo RKO/Sol Lesser, con una elemental trama en la cual el Rey de la Selva observa a distancia las actuaciones de los cazadores hasta que, finalmente, decide entrar en acción e impedir sus actividades. El detalle más destacable en esta cinta ‒presente, de todos modos, en muchas películas de Tarzán‒ es su tono ecológico, con el hombre mono refiriendo que el lugar de los animales es la selva, no una jaula, y luchando abnegadamente a favor de aquéllos.

foto1

Presenta la película, de igual modo, bastantes escenas ‒la escasa trama lo exigía‒ de vida hogareña de la familia selvática, percibiéndose las doctrinas educativas de Tarzán hacia Boy; Chita, por lo demás, ofrece algunas de sus más felices manifestaciones humorísticas.

foto2

Se ve la película con agrado, pese a lo elemental de sus propuestas. Hacia el final se reservan las socorridas escenas de acción, con una ejemplar y cruel muerte del malo, siempre, como es evidente, de un modo un tanto casual, para que nuestro héroe no se manche las manos.

foto3

Una vez más, por cierto, y como sucederá a lo largo de todo este ciclo (salvo en la previa producción Lesser, La venganza de Tarzán), sorprende la ausencia de nativos de color en una cinta ambientada en África, así pues los integrantes de la tribu son extras de raza blanca a los cuales se ha maquillado para proporcionales un somero tono playero. ¿A qué se debe este detalle? Solo se puede especular, acaso tal vez, a un exacerbado racismo por parte de Sol Lesser y su oposición a contratar gente de color, lo cual conduce a proporcionar a las películas de su etapa un involuntario tono fantástico (salvo las películas que manifiestan de forma intencionada esos elementos de fantasía, como sucederá en la siguiente producción, la simpática Tarzán y las sirenas).

foto4

 

Anécdotas

  • Título de rodaje: Tarzan’s Dangerous Game.
  • Johnny Weissmüller comenzó interpretando a Tarzán para la Metro Goldwyn Mayer en Tarzán de los Monos (Tarzan the Ape Man, 1932), de W. S. Van Dyke, film al que seguirían Tarzán y su compañera (Tarzan and his Mate, 1934), de Cedric Gibbons [y Jack Conway], La fuga de Tarzán (Tarzan Escapes, 1936), de Richard Thorpe [y John Farrow, James Charles McCay y William A. Wellman], Tarzán y su hijo (Tarzan Finds a Son!, 1939), de Richard Thorpe, El tesoro de Tarzán [tv: El tesoro secreto de Tarzán] (Tarzan’s Secret Tresure, 1941), de R. Thorpe y Tarzán en Nueva York (Tarzan’s New York Adventure, 1942), de R. Thorpe. Tras ésta, la productora vendió los derechos a la RKO, que inició un segundo ciclo con Weissmüller, arrancando con El triunfo de Tarzán (Tarzan Triumphs, 1943), de William Thiele y siguiendo por Tarzán el temerario / Tarzán y el desierto misterioso (Tarzan’s Desert Mistery, 1943), de W. Thiele, Tarzán y las intrépidas amazonas / Tarzán y las amazonas (Tarzan and the Amazons, 1945), de Kurt Neumann, Tarzán y la mujer leopardo (Tarzan and the Leopard Woman, 1946), de K. Neumann, Tarzán y la cazadora y Tarzán y las sirenas (Tarzan and the Mermaids, 1948), de Robert Florey.
  • Última película de la serie Tarzán/RKO en la cual tiene aparición Boy, ya en exceso crecidito (el actor tenía dieciséis años). Este abandonaría para protagonizar su propia serie selvática, la saga de Bomba, según el ciclo de novelas juveniles creadas por Roy Rockwood (seudónimo editorial de Stratemeyer Syndicate, muchas fueron escritas en realidad por John William Duffield), iniciado en 1926. La saga cinematográfica constó de doce películas.

sheffield-weissmuller-joyce

  • Ofrece también la presencia de Jane, encarnada por Brenda Joyce, la actriz que más veces interpretaría al personaje tras la maravillosa e inolvidable Maureen O’Sullivan.
  • La escena de la estampida de elefantes fue dirigida por B. Reeves Eason.
  • El célebre escritor Leslie Charteris, creador de El Santo, fue el “constructor del guion”, sin acreditar.
  • Estrenada en Estados Unidos el 5 de abril de 1947. En España se estrenó el 19 de junio de 1954, en los cines Carlos III y Roxy de Madrid.

 

Carlos Díaz Maroto (Madrid. España)

Poster-TarzanandtheHuntress_01

Wonder Woman (Wonder Woman) (2017)

Posted in Aventuras, Cine, Fantasía, Reseña, superhéroes on 29 junio, 2017 by belakarloff

Diana es hija de Hipólita, reina de las amazonas, y todas viven en la mágica isla de Themyscira. En el exterior acontece la Primera Guerra Mundial, y un avión va a estrellarse en las aguas que circundan la isla. Diana rescata al piloto Steve Trevor, agente secreto norteamericano que trabaja para los ingleses. Ella partirá al mundo “civilizado” junto a él para acabar con esa cruenta guerra…

Dirección: Patty Jenkins. Producción: Atlas Entertainment, Cruel & Unusual Films, DC Entertainment, Dune Entertainment, Tencent Pictures, Wanda Pictures, Warner Bros. Productores: Charles Roven, Deborah Snyder, Zack Snyder, Richard Suckle. Co-productores: Tommy Gormley, Curt Kanemoto. Productores ejecutivos: Jon Berg, Wesley Coller, Geoff Johns, Stephen Jones, Steven Mnuchin, Rebecca Steel Roven. Guion: Allan Heinberg, según argumento de Zack Snyder, A. Heinberg, Jason Fuchs, basado en el personaje creado por William Moulton Marston. Música: Rupert Gregson-Williams. Fotografía: Matthew Jensen. Diseño de producción: Aline Bonetto. Montaje: Martin Walsh. Efectos especiales: Universal Production Partners, Centroid Motion Capture, Clear Angle Studios, Double Negative, Gener8 3D, Moving Picture Company, Proof, Snow Business International, Vitality Visual Effects. Intérpretes: Gal Gadot (Diana), Chris Pine (Steve Trevor), Connie Nielsen (Hippolyta), Robin Wright (Antiope), Danny Huston (Ludendorff), David Thewlis (Sir Patrick), Saïd Taghmaoui (Sameer), Ewen Bremner (Charlie), Eugene Brave Rock (el Jefe), Lucy Davis (Etta), Elena Anaya (doctora Maru), Lilly Aspell (Diana a los ocho años), Lisa Loven Kongsli (Menalippe), Ann Wolfe (Artemis), Ann Ogbomo (Philippus), Emily Carey (Diana a los doce años), James Cosmo (mariscal de campo Haig), Rachel Pickup (Fausta Grables), Wolf Kahler, Alexander Mercury, Martin Bishop, Flora Nicholson, Pat Abernethy, Freddy Elletson, Sammy Hayman, Michael Tantrum, Philippe Spall, Edward Wolstenholme, Ian Hughes, Marko Leht, Steffan Rhodri, Andrew Byron… Nacionalidad y año: Estados Unidos 2017. Duración y datos técnicos: 141 min. Color 2.35:1 2D / 3D.

poster

Resultaba sospechoso que, tras ser destrozadas inmisericordemente en el aspecto crítico las dos entregas previas del “nuevo” Universo Cinematográfico DC, El hombre de acero (Man of Steel, 2013) y Batman v Superman: El amanecer de la justicia (Batman v Superman: Dawn of Justice, 2016), ambas dirigida por Zack Snyder, esta tercera entrega, una especie de interludio[1] que precede a Liga de la Justicia (Justice League, 2017), de nuevo a cargo de Snyder[2], haya lograda tal consenso positivo.

foto1

Todo aficionado sabe, independientemente de sus filias y fobias, que mientras Marvel ha coordinado su Universo con una firmeza ejemplar, más allá de los logros artísticos, DC ha estado continuamente remoloneando por medio de indecisiones, cambios de mandos y de ideas. Para dirigir la presente película, después de muchos tientos, la elegida ha sido Patty Jenkins, quien ya en 2003, después de su éxito comercial –montones de premios incluidos– de Monster (Monster, 2003), estuvo prevista para dirigir una adaptación de la creación de William Moulton Marston, Harry G. Peter y Elizabeth Holloway Marston, pero en aquel entonces hubo de abandonar por un embarazo imprevisto, y el proyecto se canceló. A partir de entonces, la directora se focalizó en televisión, realizando episodios de series y telefilmes –tampoco muchos–. Ahora de nuevo fue abordada para hacer este trabajo en cine, con un presupuesto de casi ciento cincuenta millones. Sospecho que, en aquel entonces, Warner –que con esta película inicia el sello DC Films– se planteó que el resultado debía arrojar un saldo de taquilla sólido[3], y de paso huir de las ambiciones autorales de Jack Snyder, que estaba haciendo mucho daño a la franquicia. La solución, claro, ha sido marvelizar la película.

foto2

Así, estructuralmente, la trama es una especie de copia sin disimulos de la estupenda Capitán América: El primer vengador (Captain America: The First Avenger, 2011, Joe Johnston), donde incluso aparecen una especie de Comandos Aulladores –bastante ineptos, dicho sea de paso–, y en el aspecto de tono podría equipararse, tal vez, a la tontorrona franquicia del dios del trueno, iniciada con Thor (Thor, 2011, Kenneth Branagh), alternando de esa manera chistecitos infantiles con momentos ridícula y burdamente solemnes.

foto3.jpg

De esa manera, dentro de los muchos defectos de forma y fondo que ofrecían las dos entregas previas, al menos había cierto empaque en los resultados, lo cual aquí se precipita al vacío, y tenemos un film comercial del montón que, además, se hace largo y aburrido.

foto4.jpg

La cinta se divide en dos partes: la que acontece en la isla de Themyscira y la que transcurre en el mundo “civilizado”. Esa primera parte recuerda poderosamente al muy atractivo film de animación Wonder Woman – La Mujer Maravilla (Wonder Woman, 2009, Lauren Montgomery)[4] en bastantes aspectos. Como es norma, los guionistas toman del universo del cómic lo que les interesa, desechando lo que no se ajuste a sus conveniencias; así, si en el cómic es imposible físicamente que un hombre pise la isla (Diana debe transportar a Trevor en brazos), aquí nada de eso sucede, y vemos todo un batallón de alemanes incursionando en el lugar. Esa libertad conduce a que la escena que deriva de ello, con una batalla entre amazonas y soldados alemanes, sea acaso lo mejor del film, pese a que la forma de rodarla sea –como, de hecho, el resto de las batallas– por medio de un recurso estilístico de lo más sobado en el cine de acción, con una profusión cansina de cámaras lentas y aceleradas.

foto5

Y es que Patty Jenkins demuestra una carencia de estilo apabullante, rodando de un modo rutinario y sin personalidad, concibiendo un producto de estudio en un claro intento de reinsertarse profesionalmente en el mundo del cine y tener aseguradas las lentejas, y sin ninguna ambición artística. De hecho, esa es una constante en mucho del cine comercial, es decir, que sus responsables parecen creer que lo que hacen parece ir dirigido a un público de escasas exigencias y, por tanto, tienden a no aplicarse lo más mínimo. Ello es palpable en el escaso potencial del guion escrito por Allan Heinberg[5], que es más una sucesión de anécdotas, con chistes de escaso calado, antes que una trama con cierto espesor dramático.

foto6.jpg

Ello nos conduce, desde luego, al tan archi-sobado tema del carácter feminista del film, el cual en realidad se reduce a cuatro frases dispersas a lo largo de la cinta, y que en varias de las ocasiones se basan en la independencia personal que busca Diana antes que en una noción de atribuir un concepto igualitario a las mujeres en general. Excepción es la escena donde ella irrumpe en el cónclave de militares, donde estos se muestran de una ceguera tan cerril que, antes que verlos como unos machistas –que lo son–, parecen más bien un hatajo de descerebrados, poniendo no en muy buen lugar al estamento militar. De todos modos, todo esto es anecdótico, trivial, en una trama que dura casi dos horas y media, y donde prevalece sobre todo un humor centrado en dobles sentidos sobre los atributos viriles de Steve Trevor, otras cuestiones de sexo o basado en tropezones de los personajes o que los actores hagan caritas, como si de una tele-comedia de estudiantes se tratara.

foto7

La segunda parte del film, con Wonder Woman incursionando en el mundo real, y enfrentándose a una Europa asolada por la guerra, alterna esos momentos de comedia ligera con otros que pretenden mostrar los horrores de la batalla, lo cual produce un desequilibrio que saca de situación, amén de que la representación de la contienda es tan light como cabría esperar en un producto tan comercial como el presente, donde no se ve una sola gota de sangre, ni siquiera cuando la princesa guerrera atraviesa con su espada a uno de los malos.

foto8

En cuanto a los intérpretes, Gal Gadot vuelve a procurar la buena impresión que ya ofreció en el film donde compartía créditos con Batman y Superman, y sin ser una actriz excepcional transmite carisma y potencia. Chris Pine vuelve a demostrar el pésimo actor que es, y utiliza los mismos recursos que empleaba para encarnar al capitán Kirk, sin variar un ápice el registro. David Thewlis como Sir Patrick es el único actor que muestra eficacia, aunque su personaje es tan esquemático y trivial que poco puede hacer. El resto del reparto, sencillamente, está para cobrar el cheque. A destacar, eso sí, Lilly Aspell, que interpreta a Diana con ocho años, y que resulta absolutamente odiosa con los mohínes que transmite a su interpretación.

foto9

Por supuesto que, dados los millones gastados, estos lucen en pantalla, si bien se otorga al film un tejido cromático monocorde, siguiendo la cansina moda actual, y que sirve para disimular las texturas informáticas, pero que, sin embargo, brinda una artificiosidad a las imágenes que, en lugar de convocar un sentido de la maravilla, pone de relieve el aspecto industrial del producto, usurpándole toda fascinación.

foto10

 

Anécdotas

  • Título en Argentina, Chile, México y Uruguay: Mujer Maravilla. Título en Venezuela: La Mujer Maravilla.
  • Algunos planos se rodaron con Gal Gadot embarazada de cinco meses. Notoriamente visible, se disimuló poniéndole una especie de faja verde, y por medio informáticos se le creó una cintura falsa.
  • Ya en 2005 hubo un proyecto de rodar esta película, por parte de Patty Jenkins. Pero entonces ella quedó embarazada y hubo que suspenderlo. En todo caso, ya en 1996 existió un proyecto de adaptar el cómic, con Ivan Reitman como guionista y director; en 2001, fue abordado Todd Alcott para escribir un libreto, luego reemplazado en 2003 por Laeta Kalogridis. En 2005 Joss Whedon firmó para escribir y dirigir una película, pero en 2007 abandonó por las socorridas “diferencias creativas”. En 2014 como directora fue contratada Michelle MacLaren, pero cuatro meses después abandonó… Sí, por diferencias creativas. A lo largo de todos esos años, las actrices consideradas como Wonder Woman fueron Kate Beckinsale, Sandra Bullock, Mischa Barton, Rachel Bilson, Catherine Zeta-Jones, Sarah Michelle Gellar, Angelina Jolie, Jessica Biel, Eva Green, Christina Hendricks, Kristen Stewart, Olga Kurylenko y Elodie Yung.
  • Zack Snyder aparece en un cameo como un soldado de la Primera Guerra Mundial.
  • Patty Jenkins, gran admiradora de la serie de televisión de los setenta, quería que Lynda Carter y Lyle Waggoner aparecieran en un cameo. Él está retirado, y ella quiso aparecer pero no pudo por motivos de agenda. También intentó meter en algún momento la canción de la serie, pero no pudo hallarlo.
  • Para el papel de Wonder Woman se consideró a Cobie Smulders, quien puso voz al personaje en La LEGO película (2014).
  • A Nicole Kidman se le ofreció el papel de Hipólita, pero lo rechazó. Más tarde aceptó ser la reina Atlanna, madre de Aquaman, en la película del personaje.
  • Para dirigir la película fueron consideradas Kathryn Bigelow, Catherine Hardwicke, Mimi Leder, Karyn Kusama, Julie Taymor y Tricia Brock.
  • Steve Trevor define la isla Themyscira como “isla Paraíso”. Así se la llamaba originalmente, hasta que en los ochenta George Perez la rebautizó en los comics, y ese fue a partir de entonces el nombre oficial aceptado.
  • Esta película supone el debut del sello productor DC Films, en un ciclo que ofrecerá los personajes de Batman, Superman, Wonder Woman, Flash, Cyborg, los Green Lanterns Hal Jordan y John Stewart, Lex Luthor en la Armadura de Batalla, el Joker, Black Adam, Ocean Master y Deathstroke junto con Mera, Harley Quinn, Deadshot, Enchantress y el Capitán Boomerang. Otros personajes que podrían aparecer son Green Arrow, Supergirl, Firestorm, Black Lightning, Darkseid, Martian Manhunter, Mr. Miracle, Big Barda, Catwoman, Nightwing, Batgirl, Mr. Freeze, Shazam (y Billy Batson), Solomon Grundy, Espectre, Swamp Thing, Kilowog, Mogo, Sinestro, Jessica Cruz, Atrocitus, Hawkman y Hawkgirl.
  • El presupuesto estimado de la película es de 149 millones de dólares.
  • Estrenada en Estados Unidos el 25 de mayo de 2017, en una premiere en Los Ángeles, y ya masivamente el 2 de junio. En España se estrenó el 23 de junio.

foto11

Carlos Díaz Maroto (Madrid. España)

[1] No creo que represente un spoiler referir que la presente película acontece “intercalada” en medio de Batman v Superman: El amanecer de la justicia, con Diana recibiendo al inicio el envío que le hizo Batman que se ve en aquella, y entonces rememorando lo que es el grueso de todo el film, para luego recapitular y volver a ese momento inicial, esto es, el presente de ese Universo.

[2] Snyder abandonó la post-producción tras el suicidio de su hija, y las riendas fueron tomadas por Joss Whedon, quien supervisa el montaje final y rueda las habituales escenas adicionales que suelen tener todo este tipo de filmes. La película, por cierto, se estrenará en España el próximo 17 de noviembre de 2017.

[3] En el primer fin de semana en Estados Unidos ha conseguido una taquilla de 103.251.471 dólares, con lo cual ya ha recuperado más de dos tercios del presupuesto, y para el 22 de junio ha logrado 293.205.158, esto es, casi ha duplicado los costes del film.

[4] Pasó sin pena ni gloria en su día, por lo cual Warner ha decidido relanzarlo en DVD y BD aprovechando en estreno de esta película, añadiéndole unos cuantos atractivos extras.

[5] También ha escrito guiones para series como Cinco en familia, Sexo en Nueva York, O.C. o Anatomía de Grey.

La momia (The Mummy) (2017)

Posted in Aventuras, Cine, Fantasía, Reseña, Terror on 15 junio, 2017 by belakarloff

Nick Morton es un pilluelo que sobrevive estafando, dentro del mundo de la arqueología. Mientras está en Irak contacta con Jenny Halsey, que es arqueóloga de verdad, y juntos topan con la tumba de Ahmanet, que fue momificada en vida por matar a su padre, el faraón, a su madrastra y a su sobrino… Ahmanet pactó con Set, dios de los muertos, y…

Dirección: Alex Kurtzman. Producción: Universal Pictures, Perfect World Pictures, Sean Daniel Company, Secret Hideout. Productores: Sarah Bradshaw, Sean Daniel, Alex Kurtzman, Chris Morgan. Productores ejecutivos: Jeb Brody, Roberto Orci. Guion: David Koepp, Christopher McQuarrie, Dylan Kussman, según argumento de Jon Spaihts, Alex Kurtzman, Jenny Lumet. Música: Brian Tyler. Fotografía: Ben Seresin. Diseño de producción: Jon Hutman, Dominic Watkins. Montaje: Gina Hirsch, Paul Hirsch, Andrew Mondshein. Efectos especiales: Factory VFX, Clear Angle Studios, Double Negative, Furious FX, Industrial Light & Magic, Lola Visual Effects, Moving Picture Company, Proof. Intérpretes: Tom Cruise (Nick Morton), Russell Crowe (Dr. Henry Jekyll), Annabelle Wallis (Jenny Halsey), Sofia Boutella (Ahmanet), Jake Johnson (Chris Vail), Courtney B. Vance (coronel Greenway), Marwan Kenzari (Malik), Simon Atherton, Stephen Thompson, James Arama, Matthew Wilkas, Sohm Kapila, Sean Cameron Michael, Rez Kempton, Erol Ismail, Selva Rasalingam, Shanina Shaik, Javier Botet (Set), Hadrian Howard, Dylan Smith, Parker Sawyers, Neil Maskell, Rhona Croker… Nacionalidad y año: Estados Unidos 2017. Duración y datos técnicos: 110 min. Color 2.35:1 2D/3D.

poster

Momificado resultado

Desde hace ya bastantes años Universal intenta resucitar (nunca mejor dicho) su galería de monstruos clásicos. Hace ya mucho, directores de la talla de John Carpenter y Guillermo del Toro fueron tanteados para dirigir una nueva versión de La mujer y el monstruo (Creature from the Black Lagoon, 1954, Jack Arnold). En 2010 tuvimos la excelente El hombre lobo (The Wolfman), dirigida por Joe Johnston, pero su atronador fracaso comercial hizo que quedase en el olvido por parte de la productora[1]. Según parece, el inicio de este Dark Universe había de haber sido la película Drácula: La leyenda jamás contada (Dracula Untold, 2014, Gary Shore), pero por extraños motivos fue desechada –no creo que la razón fuese la asaz mediocridad de sus resultados, porque la carencia de calidad nunca ha sido una preocupación de las productoras, salvo que ello repercutiera en taquilla–.

foto1.jpg

La momia, al contrario de otros monstruos clásicos, carece de un origen literario concreto. Existen historias donde tiene aparición, como el relato “El lote nº 249” (“Lot No. 249”, 1892), de Sir Arthur Conan Doyle, o la novela La joya de las siete estrellas (The Jewel of Seven Stars, 1903), de Bram Stoker. Sin embargo, a la hora de abordar a esta criatura, la Universal –y, a través de ella, el guionista John L. Balderston, a partir de un argumento de Nina Wilcox Putnam y Richard Schayer– recurrió en La momia (The Mummy, 1932, Karl Freund) a un especie de refundición del libreto de Drácula (Dracula, 1931, Tod Browning) –de hecho, Balderston era el responsable de la adaptación americana de la obra teatral británica de Hamilton Deane de la que partía el film de Browning–.

foto3

Como otros monstruos, la momia tuvo sus secuelas y remakes. Recientemente fue resucitada por Universal con La momia (The Mummy, 1999, Stephen Sommers). Sin embargo, el acercamiento empleado en esta no era el tono de terror de todos los títulos previos, sino más bien uno aventurero y desenfadado, en una obvia imitación de la inflexión de las aventuras de Indiana Jones, pero en una actitud más guasona. Tamaña tontería se saldó con un enorme éxito comercial, lo cual devino en secuelas y spin-offs varios.

foto4.jpg

De nuevo es abordada la criatura vendada en esta nueva visión de 2017 y, ahora sí, esta es la primera entrega del Dark Universe de la Universal, a menos que sea un fracaso manifiesto y se cancele, cosa que dudo. Tras pasar por el proyecto diversos directores (véase anecdotario) al final quien se ha hecho cargo del film es Alex Kurtzman, guionista habitual de la camarilla de J. J. Abrams, y que ha escrito en series de televisión como Hércules: sus viajes legendarios, Alias, Fringe (Al límite), Sleepy Hollow y Hawai 5.0, así como en Mission: Impossible III (Mission: Impossible III, 2006) –precisamente dirigida por Abrams– o la nueva franquicia de Star Trek, incluyendo la inminente serie televisiva.

foto5.jpg

Como director, Kurtzman, aparte de algunos episodios televisivos, se hizo cargo de la comedia dramática Así somos (People Like Us, 2012). También productor, entre sus proyectos futuros figuran, dentro del Dark Universe, Bride of Frankenstein, The Invisible Man y Van Helsing, la primera a dirigir por Bill Condon –Dioses y monstruos (Gods and Monsters, 1998)–.

foto6

Lo que sorprende frente a un film de las presentes características es toparse con un plantel de guionistas de cierto peso. Así, tenemos al excelente David Koepp, entre cuyos libretos cabe destacar, acaso, Atrapado por su pasado (Carlito’s Way, 1993, Brian De Palma), Ojos de serpiente (Snake Eyes, 1998, B. De Palma), El último escalón (Stir of Echoes, 1999), dirigida por él mismo, La guerra de los mundos (War of the Worlds, 2005, Steven Spielberg)… Christopher McQuarrie, por su parte, es director y guionista de esa estupenda película de acción que es Jack Reacher (Jack Reacher, 2012), y también es responsable en ambos campos de la muy notable Misión: Imposible – Nación secreta (Mission: Impossible – Rogue Nation, 2015). El menos conocido es Dylan Kussman, habitual actor, y del que destaca como creador la web-serie The Steps (2010).

 foto7

También sorprende que gente de tan demostrada solvencia se haya puesto a trabajar con el único fin de cobrar el cheque y muestre tan escaso esfuerzo en la labor. Supongo que les habrán dicho que escriban para cubrir una hora de metraje, y que lo demás lo rellenarían con escenas de acción. Pero es que ni esa escasa trama ofrece un mínimo de solvencia, forjando un collage de ideas procedentes de diferentes películas, siendo las más obvias Un hombre lobo americano en Londres (An American Werewolf in London, 1981, John Landis) y Lifeforce: Fuerza vital (Lifeforce, 1985, Tobe Hooper), pero es que también copian el detalle de la nube de polvo con rostro humano de La momia de Sommers, y hasta aparecen los templarios de Amando de Ossorio.

foto8

Aparte de eso, el estereotipo es el que rige en la creación de personajes, no salvándose ni uno de la rutina y el aburrimiento, desde ese protagonista que cambia de carácter porque así lo disponen los guionistas, pero sin una justificación psicológica que lo resguarde, hasta ese odioso amigo/sidekick, pasando por la arqueóloga buenorra o por el científico con aviesas intenciones. Todo muy arquetípico, convencional, a lo que no ayuda, desde luego, las muy primarias interpretaciones de todo el elenco principal, con el trío masculino tendente a la sobreactuación, tanto Tom Cruise, que, cuando quiere, puede demostrar que es un actor solvente –no es este el caso–, como Russell Crowe, que hace años trabaja con el piloto automático puesto y dejó de ser ese soberbio actor que era, o Jake Johnson, ese horroroso amigo graciosito que tiene que haber siempre. En cuanto a las féminas, por el contrario, estas se muestran de una sosería apabullante, así Annabelle Wallis como la arqueóloga Jenny Halsey, y Sofia Boutella como la malvada Ahmanet, quien previamente, en Kingsman: Servicio secreto (Kingsman: The Secret Service, 2014, Matthew Vaughn) y en Star Trek: Más allá (Star Trek Beyond, 2016, Justin Lin), mostraba bastante solvencia, pero que aquí se ve contagiada por el síndrome de “¿para qué esforzarme en esta mierdecilla?” que asalta a todo el plantel técnico-artístico del film.

foto9

Así, la exigua trama únicamente busca excusas para ofrecer escenas de acción imparables, todas ellas, por supuesto, tendentes a la sobresaturación y exageración, con explosiones, explosiones y más explosiones. Y lo peor de todo es que, con un pequeño esfuerzo, esto es, eliminando escenas de acción superfluas y reemplazándolas por una trama más elaborada, exigiendo a los actores que perseveraran más, quitando el humor cretino para público de galería comercial, y buscándose un director de verdad, podría haber salido algo bastante decente.

Lo que tenemos, en cambio, es una primera entrega de este Dark Universe que quitan las ganas de interesarse más por él.

foto10

Anécdotas

  • El diseño y sexo de la momia fue cambiado una vez visto el aspecto de Apocalypse en la escena post-créditos de X-Men: Días del futuro pasado (2014).
  • Para el papel del doctor Jekyll fueron considerados Javier Bardem, Joseph Gordon-Levitt, Tom Hardy y Eddie Redmayne.
  • Los directores previos del film debieron ser Len Wiseman (Underworld), Baltasar Kormákur (Everest) y Andrés Muschietti (Mamá, It). El último abandonó por “diferencias creativas”.
  • El presupuesto estimado de este film es de 125 millones de dólares.
  • Estrenada en Estados Unidos el 9 de junio de 2017, al igual que en España.

 

Carlos Díaz Maroto (Madrid. España)

[1] No obstante, se hizo una especie de spin-off con el direct-to-DVD Hombre Lobo: la bestia entre nosotros (Werewolf: The Beast Among Us, 2012, Louis Morneau).