Archive for the Ciencia ficción Category

Odisea bajo el mar (The Neptune Factor) (1973)

Posted in Aventuras, Ciencia ficción, Cine, Reseña on 9 junio, 2017 by belakarloff

Mientras realizan investigaciones submarinas, un terremoto arroja un laboratorio implantado en el fondo y cae por una sima. Para rescatar a los integrantes del recinto parte en su auxilio un submarino de bolsillo, el Neptuno. A medida que se interna en la fosa descubren que una mutación ha hecho aumentar de tamaño las criaturas marinas.

Dirección: Daniel Petrie. Producción: Conquest of the Deeps Limited and Company, Quadrant Films, Bellevue Pathé (Qué) Ltée. Productor: Sandy Howard. Productores ejecutivos: Harold Greenberg, David Perlmutter. Guion: Jack DeWitt. Fotografía: Harry Makin. Música: Lalo Schifrin, William McCauley. Montaje: Stan Cole. Diseño de producción: Dennis Lynton Clark, Jack McAdam. Efectos especiales: Lee Howard (consultor de efectos especiales), Bill Hansard (coordinador de retroproyecciones). Intérpretes: Ben Gazzara (comandante Adrian Blake), Walter Pidgeon (Dr. Samuel Andrews), Ernest Borgnine (submarinista principal Don MacKay), Yvette Mimieux (Dra. Leah Jansen), Donnelly Rhodes (submarinista Bob Cousins), Chris Wiggins (capitán Williams), Michael J. Reynolds, Mark Walker, Leslie Carlson, Stuart Gillard, Ed McGibbon, David Renton, Joan Gregson, David Yorston, Ken Pogue, Dave Mann, Frank Perry, Kei Fujiwara, Dan MacDonald, Richard Whelan… Nacionalidad y año: Canadá 1973. Duración y datos técnicos: 95 min. color 2.35:1.

poster

Sandy Howard (1927-2008) fue de esos productores característicos de los setenta-ochenta, si bien su carrera como tal comenzó en 1958 y finalizó en 1989[1]. Tocó gran cantidad de géneros, siendo de destacar Un hombre llamado Caballo (A Man Called Horse, 1970, Elliot Silverstein) como su mayor éxito, si bien se le percibe cierta predilección hacia el género fantástico, del cual, empero, solo citaremos unos pocos títulos: La lluvia del diablo (The Devil’s Rain, 1975, Robert Fuest), La isla del Doctor Moreau (The Island of Dr. Moreau, 1977, Don Taylor), Meteoro (Meteor, 1979, Ronald Neame), Cavernas fantasmas (What Waits Below/Secrets of the Phantom Caverns, 1984, Don Sharp)…

foto1

Sus películas, por lo general, demuestran más buena voluntad que logros, y buen ejemplo de ello es Odisea bajo el mar (The Neptune Factor, 1973), precisamente la primera de las cintas de carácter fantástico que produjo, si bien de manera tímida. Esa buena voluntad se traslada al interés con el que se tomó el proyecto; así, consultó a gran cantidad de biólogos marinos, oceanógrafos e ictiólogos durante dos años antes de llevar adelante el rodaje. Ello hace sospechar que, en el aspecto científico, el film está minuciosamente documentado, y de hecho da la impresión de hallarse más bien uno ante un capítulo de la serie Mundo submarino (The Undersea World of Jacques Cousteau; 1968-1976), a bordo del Calypso.

foto2

Así, nos hallamos ante la minuciosa narración del intento de rescate de un laboratorio perdido en una sima submarina. El descenso del Neptuno, el ingenio que partirá en su busca, se narra de manera minuciosa, y los personajes ajustan controles, activan palancas y lo que sea necesario para llevar a cabo su lento avance.

foto3

La cinta se rodea de un pequeño grupo de actores sólidos, Ben Gazzara, Walter Pidgeon, Ernest Borgnine e Yvette Mimieux, en concreto, que intentan aportar inmediatez al espectador, al reconocerlos. Se les procura dar cierto fondo humano, pero es escaso, más allá de la preocupación de Yvette Mimieux o la cobardía de Ben Gazzara, pero solamente el gran Ernest Borgnine logra aplicar ese perfil a su personaje, el único que se hace cercano.

foto4

Jack DeWitt, habitual en las producciones de Howard, escribe un guion plúmbeo y pesado, que dirige Daniel Petrie con su habitual carencia de personalidad. De origen canadiense, trabajó mucho en televisión, entre lo que destaca un apreciable telefilm, La tercera víctima (Mousey, 1974), con un sensacional papel para Kirk Douglas, y sobre todo la espléndida mini-serie Sybil (1976). Sin embargo, en cine no logró insuflar ese interés, y para hacernos una idea de sus limitaciones citemos Distrito Apache (Fort Apache the Bronx, 1981), puesto al servicio de Paul Newman en su etapa más histriónica.

foto5 

Con respecto a la temática fantástica, esta es muy ligera, ofreciendo una mutación de la fauna marina a consecuencia de la actividad volcánica del lugar, haciendo que crezca de un modo monstruoso. Para representar las criaturas se ofrecen planos cercanos y panorámicas muy lentas de peces de colores, o una maquetita minúscula circulando entre animales normales. La sensación de peligro es nula, pues en momento alguno se percibe la proximidad de los seres, ni siquiera en el supuesto clímax, cuando un grupo de anguilas acecha a los infortunados.

0044f2da

Pese a lo anteriormente referido, el film tampoco es tan desdeñable, tiene una fotografía bonita, unos actores solventes y unos planos submarinos atractivos. Es algo aburridilla, pero se deja ver con moderada curiosidad. La vi por primera vez un sábado por la tarde, en televisión, y ese es su margen de visionado recomendable.

0044f2db

Anécdotas

  • Título de rodaje: Conquest of the Deeps. Título completo: The Neptune Factor – An Underwater Odyssey. Título en la televisión norteamericana: The Neptune Disaster.
  • En 1975 la Academy of Science Fiction, Fantasy & Horror Films nominó la presente película a un premio Saturn como mejor film de ciencia ficción (ganó Cuando el destino nos alcance).
  • Se importaron cerca de dos mil animales marinos para el rodaje.
  • El presupuesto fue de dos millones y medio de dólares canadienses.
  • El rodaje ocupó entré el 25 de septiembre y el 16 de diciembre de 1972.
  • Estrenada en Canadá el 26 de junio de 1973. En España se estrenó el 6 de diciembre de 1973.

Carlos Díaz Maroto (Madrid. España)

[1] Antes fue director, entre 1947 y 1968, de un puñado de producciones televisivas, así como de la película Diary of a Bachelor (1964), de los planos para el montaje americano de El mundo bajo el terror (Daikaijû Gamera, 1965, Noriaki Yuasa), conocido como Gammera the Invincible (1966), y de la supuesta supervisión de El rey de África/Caccia ai violenti/King of Africa (1968, Giovanni Scolaro).

 

 

Alberto López Aroca presenta nueva revista del género: “Ulthar”

Posted in Ciencia ficción, Fantasía, Literatura, Noticias, Relatos, Revistas, Terror on 8 junio, 2017 by belakarloff

19029632_1388559497905492_3635085577186234995_n

El escritor y editor Alberto López Aroca acaba de abrir la suscripción para publicar el primer número de ULTHAR: revista de fantasía, ciencia ficción y terror, y a tal efecto ha inaugurado un blog que contiene toda la información acerca de contenidos, formato e intenciones de esta nueva publicación. El precio de suscripción es de 12 euros (el PVP de la revista cuando salga a la venta será de 13 euros), y el plazo improrrogable de cierre de esta promoción será el 23 de junio de 2017.

LA REVISTA YA ESTÁ EN IMPRENTA.

ULTHAR nº1 tiene 142 páginas en formato 23×15 cm; cubierta a todo color con solapas, e ilustración de portada de Sergio Bleda. Incluye ocho relatos, un reportaje de investigación y la primera parte de una novela seriada. El interior está profusamente ilustrado, y los textos están presentados a doble columna, con introducciones del Editor.

No habrá edición digital.

unnamed

En este primer número contamos con historias de José Luis Zárate, Begoña Pérez Ruiz, Alejandro Castroguer, Ana Colchero y el propio Aroca, y se recupera un relato de la magnífica serie del Orden Estelar de Ángel Torres Quesada (A. Thorkent) que no se incluyó en la “edición definitiva”; y una “fantasía científica” (así se define el cuento), en apariencia española, publicada originalmente en 1906 (veinte años antes de que Hugo Gernsback acuñara el término “ciencia ficción”) con fantásticas ilustraciones de marcianos, que por entonces estaban de moda gracias a la publicación de La guerra de los mundos de H. G. Wells.

 Pero eso no es todo.

Como buena revista, tenemos un serial: la novela Ostfront, del Dr. Shiva Von Hassel, que ya había visto la luz en 2012 en formato digital, y que aquí tenemos por primera vez en papel. Los encargados de trasladar el extraño trabajo del doctor Von Hassel al castellano fueron Eduardo Vaquerizo, Santiago Eximeno y José Ramón Vázquez, que nos traen una visión del frente ruso durante la II Guerra Mundial como nunca antes habíamos visto… (la imagen debería darles una pista…).

untitled

También, como relato inaugural, hemos realizado una nueva traducción del brevísimo, y no obstante maravilloso, relato de H. P. Lovecraft, “Los gatos de Ulthar”, un clásico archiconocido que tenía que estar en nuestra revista. (Hagan el favor de releerlo en nuestra versión antes de hincarle el diente a “B-52” de José Luis Zárate, que… pero ya verán, ya verán…)

Y, como ya es costumbre en publicaciones aroquianas (ustedes lo saben bien), el Maestro de Baker Street también asoma su hocico: ha recuperado un pastiche que ya estaba descatalogado, “El problema de la pequeña cliente”, en el que Sherlock Holmes tiene que encontrar a una niñera que… en fin… abrió su paraguas y se marchó volando por la ventana…

untitled

Además, tenemos un artículo de investigación, realizado por el bolsilibrólogo terrorífico Jordi Llavoré, acerca de una de las autoras más importantes de Bruguera y que escribió más del 10% de los 617 números de la colección Selección Terror: hablamos, por supuesto, de la sanguinolenta, defenestradora y mutiladora Ada Corettí, olvidada por la crítica moderna, y sobre la cual el señor Llavoré realiza una extensa recensión.

Más información en el referido blog del inicio:

ultharmagazine.blogspot.com

 

“Expedición a Venus”, de Jeffery Lloyd Castle

Posted in Ciencia ficción, Literatura, Reseña on 30 mayo, 2017 by belakarloff

Título: Expedición a Venus

Autor: Jeffery Lloyd Castle

Traductor: Félix Monteagudo

Pie de imprenta: Barcelona: Edhasa, 1959

Colección: Nebulae (1ª época); nº 57

T.O.: Vanguard to Venus (1957)

Género – materia: novela – CF – exploración espacial – avances tecnológicos – civilizaciones alienígenas

md1367868058

Jeffery Lloyd Castle se llamaba en realidad Geoffrey Lloyd Castle (Surbiton, Surrey, 6 de abril de 1898 – Aldeburgh, Suffolk, 8 de abril de 1990) y era de origen británico. Fue ingeniero aeronáutico y sirvió en el Royal Field Artillery y en el Royal Flying Corps, tanto en la Primera con en la Segunda Guerra Mundial. Estuvo casado con la también escritora Margery Sharp (1905-1991)[1], especializada en sus últimos años en fantasía[2]. La primera novela de Castle fue Satellite E One (Londres: Eyre and Spottiswoode, 1954), publicada por Edhasa en 1956 (Nebulae nº 23) como Satélite T-1 [sic]; según parece, esta obra «trata de manera algo excéntrica los detalles científicos que rodean la construcción de una estación espacial»[3]. El presente libro, Vanguard to Venus (Nueva York: Dodd, Mead, 1957) parece ser su segunda y última obra publicada[4]. Ya la primera, que no he leído, tuvo como inspiración la «propaganda didáctica de Arthur C. Clarke»[5], y en la presente también se percibe ese tono pedagógico, describiendo las naves y las órbitas de vuelo.

Durante la década de los cincuenta del pasado siglo hubo una fiebre con los “satélites artificiales”. Ya en 1869, en la revista Atlantic Monthly, se describe uno de esos ingenios en el relato “The Brick Moon” de Edward Everett Hale, pero no fue hasta 1945 en que Arthur C. Clarke, en un artículo en Wireless World, “Extra terrestrial relays”, planteó la posibilidad de usarlos como «satélites de comunicaciones». En la década de los cincuenta, tanto Estados Unidos como la URSS, plantearon su interés en lanzar al espacio satélites artificiales, hecho que se produjo el 4 de octubre de 1957 por parte de los rusos, dentro del famoso programa Sputnik.

11202

Dentro de la ciencia ficción, y dada su popularidad, la palabra «satélite» comenzó a ser utilizada de forma masiva y desprejuiciada. Así, tenemos el film de Roger Corman War of the Satellites (1958), o en España la peculiaridad de que la famosa novela de Jules Verne La caza del meteoro (La chasse au météore, 1908) se reeditara como La caza del satélite[6]. En la presente novela se usa de modo amplio la palabra «satélite» (y con mayúsculas, para enfatizar su importancia) para lo que, en realidad, es una estación espacial, y ya hemos visto que en la anterior obra de Castle otro tanto sucede.

También en esa época se desató la fiebre de los platillos volantes. Fue en 1947 cuando el piloto norteamericano Kenneth Arnold acuñó ese término para describir los objetos que dijo haber visto el 24 de junio mientras volaba sobre la cordillera de las Cascadas, en el estado de Washington. Sin embargo, fue en la década de los cincuenta cuando se desató una auténtica fiebre con el fenómeno. En el Reino Unido, el Flying Saucer Working Party (el primer estudio oficial sobre los ovnis creado por el Ministerio de Defensa del país) publicó su informe definitivo en junio de 1951, que sin embargo permaneció secreto durante cincuenta años. En él se concluye que los avistamientos pudieron confundirse como errores de identificación de objetos o fenómenos ordinarios, ilusiones ópticas, percepciones erróneas, aberraciones psicológicas o embustes. El informe declaró: «En consecuencia, recomendamos muy firmemente que no se realice ninguna investigación adicional de los fenómenos aéreos misteriosos reportados, a menos o hasta que alguna evidencia material esté disponible»[7].

127078

Jeffery Lloyd Castle hace uso de la mitología icónica del platillo volante nada más comenzar al libro, y paralelo a la preparación de la expedición a Venus, tan común en este tipo de obras, y que ocupa más de la mitad del libro. Así, nos plantea que los venusianos visitan regularmente la Tierra, y que viven infiltrados entre nosotros. No solo eso, sino que los egipcios ya visitaron Venus, en la época faraónica, y la cultura que actualmente vive en el segundo a partir del Sol sigue las directrices educativas de aquélla. Lamentablemente, estas interesantes ideas son después obviadas y apenas se profundizan en ellas.

Así pues, gran parte de la novela se centra en la preparación de la expedición y el viaje por el espacio, describiendo los distintos personajes que en el vuelo confluyen, incluido un muchachito de quince años que es contratado como aprendiz, en una evidente traslación de las costumbres marítimas al espacio. Solo el diez por ciento final de la obra, o así, transcurre sobre la superficie del planeta venéreo, precedido ello de lo peor del libro, una escaramuza en el espacio entre terráqueos y venusianos, en exceso melodramática, y que además deja traslucir racismo y machismo a partes iguales.

8856384583.jpg

Con todo, el resultado es una curiosidad que puede ofrecer interés a los estudiosos del género que desee explorar ejemplares primitivos de la ciencia ficción como el presente, y que hasta resulta entretenido, sobre todo en su descripción de las distintas tipologías que confluyen en la narración.

Carlos Díaz Maroto

[1] En La Tercera Fundación solo consta un relato suyo: “Volviendo al hogar” (“Driving Home”, 1956), aparecido en el Mystery Magazine nº 62 (julio de 1968) editado por M.Y.N.E. También es autora de El pecado de Cluny Brown (Cluny Brown, 1944) –última edición española: GP 1963, Libros Plaza nº 8), de la que Ernst Lubitsch hizo una maravillosa película.

[2] Fue la autora de la saga iniciada con The Rescuers (1959), de la que Disney hizo una adaptación animada: Los rescatadores (The Rescuers, 1977), dirigida por Wolfgang Reitherman,  John Lounsbery y Art Stevens.

[3] En la página web SFE – The Encyclopedia of Science Fiction: http://www.sf-encyclopedia.com/entry/castle_jeffery_lloyd

[4] Hemos localizado también un How Not to Lose at Poker de Jeffrey Lloyd Castle (que no sabemos si será él, con el nombre mal consignado), editado por Barnes & Noble.

[5] Según Brian Stableford en Science Fact and Science Fiction: An Encyclopedia, Routledge, 6 sept. 2006; pág. 36.

[6] Ediciones Mateu, 1960, colección Cadete nº 164, con traducción de Manuel Rossell Pesant.

[7] “Unidentified Flying Objects”. En The Black Vault. Northridge, CA: John Greenewald; junio de 1951. DSI/JTIC Report No. 7. Puede consultarse en: http://www.theblackvault.com/documents/ufos/UK/DEFE44-119.pdf

Novedades de 39 Escalones para junio

Posted in Blu-ray, Ciencia ficción, Cine, DVD, Sin categoría, Televisión, Terror on 22 mayo, 2017 by belakarloff

Después de varios meses de estar cocinándose a fuego lento, ya están a punto las nuevas ofertas de la editora 39 Escalones, que se ofrecen jugosas y con fundamento. Dentro de ese material variado, el 9 de junio tendremos lo siguiente:

3DHISTORIASDELOTROLADO

HISTORIAS DEL OTRO LADO [5 DVD] – Serie de misterio y ciencia ficción obra de José Luis Garci, compuesta de 13 episodios dirigidos por él. Se ofrece la serie completa, con el episodio piloto, «Mnemos», en los dos montajes con los cuales se exhibió. Libreto de 24 págs. a cargo de Carlos Díaz Maroto. PVP: 21,95 €

3despanacopla

LA ESPAÑA DE LA COPLA 1908 [1 DVD] – Documental de Emilio Ruiz Barrachina sobre la historia y figuras claves de la copla española. Incluye el corto Antonio en la cueva de Nerja (1963), con el famoso bailarín. PVP: 9,95 €

3dISPEAKENGLISH

INGLÉS PARA NIÑOS: I SPEAK ENGLISH [2 DVD] (CURSO COMPLETO) – El programa infantil de aprendizaje de inglés que causa furor en todo el mundo. PVP: 12,95 €

3DSAWIIIBD

SAW III [2 DVD o 1 BR] (Edición limitada numerada) – Un nuevo capítulo de la famosa saga que incluye, por primera vez en España, la versión sin censura (y la censurada también, para comparar) y restaurada. Entre los extras, tres audiocomentarios distintos, varios documentales y escenas eliminadas, todo ello subtitulado. Libreto a cargo de José Luis Salvador Estébenez. PVP: 19,95 (BD) – 14,95 (DVD)

SAGAPHANTASMA

También tenemos el placer de comunicar que, junto a Movistar+, 39 Escalones traerá a España la saga PHANTASMA. Las cinco películas que componen la conocida saga de terror se podrán disfrutar a partir de septiembre (en cines y Movistar+ Xtra) y a partir de octubre estarán disponibles en BR/DVD, gracias al acuerdo alcanzado con la productora de Don Coscarelli. Próximamente ampliaremos información con la precisión que merece.

Alien: Covenant (Alien: Covenant) (2017)

Posted in Ciencia ficción, Cine, Crítica, Sin categoría on 17 mayo, 2017 by belakarloff

La nave espacial Covenant arriba a un planeta desconocido y respirable. Sin embargo, se toparán con un horror que no esperaban en ese paraíso perdido

Dirección: Ridley Scott. Producción: Twentieth Century Fox Film Corporation, Brandywine Productions, Scott Free Productions, TSG Entertainment. Productores: David Giler, Walter Hill, Mark Huffam, Michael Schaefer, Ridley Scott. Productores asociados: Hannah Ireland, Teresa Kelly. Guion: John Logan, Dante Harper, según argumento de Jack Paglen, Michael Green, basado en los personajes creados por Dan O’Bannon, Ronald Shusett. Música: Jed Kurzel. Fotografía: Dariusz Wolski. Diseño de producción: Chris Seagers. Montaje: Pietro Scalia. Efectos especiales: Animal Logic, Atomic Fiction, Framestore, Luma Pictures, Moving Picture Company, Odd Studio, Peerless, Proof, Rising Sun Pictures. Intérpretes: Michael Fassbender (David / Walter), Katherine Waterston (Daniels), Billy Crudup (Oram), Danny McBride (Tennessee), Demián Bichir (Lope), Carmen Ejogo (Karine), Jussie Smollett (Ricks), Callie Hernandez (Upworth), Amy Seimetz (Faris), Nathaniel Dean (Hallett), Alexander England (Ankor), Benjamin Rigby (Ledward), Uli Latukefu (Cole), Tess Haubrich (Rosenthal), Lorelei King (voz de ‘Madre’), Goran D. Kleut (xenomorfo / neomorfo), Andrew Crawford (neomorfo), James Franco (Branson), Guy Pearce (Peter Weyland), Noomi Rapace (Elizabeth Shaw)… Nacionalidad y año: Estados Unidos, Australia, Nueva Zelanda, Reino Unido 2017. Duración y datos técnicos: 122 min. Color 2.35:1.

poster

Mi robot es un díscolo

Segunda entrega de la supuesta trilogía que conforma una mini-saga a modo de precuela dentro del propio universo Alien, y que, se supone, engarzaría con la película originaria de Ridley Scott. En ese sentido, no estaría mal que la próxima película finalizara con una imagen de la Nostromo irrumpiendo en el plano…

foto1

Aquí, pues, tenemos otro escalón en la historia de la creación de estas criaturas, cuyo primer paso ya se dio en la previa película, Prometheus (Prometheus, 2012). Ello, por cierto, contradice lo aparecido en algunos de los comics que han aparecido, aunque parece que no se incluyen dentro del Canon.

foto2

Realmente, tras la desastrosa Prometheus, que semejaba más bien una imitación italiana de los ochenta, obra de alguien como Bruno Mattei, era muy fácil superar los objetivos de esta segunda entrega. Además, estando presente en el guion un personaje tan competente como John Logan –Penny Dreadful, Skyfall, La invención de Hugo…– cabía esperar algo de cierto empaque. A su lado está Dante Harper, en la que es su primera labor como guionista, siendo su trabajo más habitual en el mundo del cine el de director de producción. Y añadamos también que ambos ejecutan el libreto a partir de un argumento de Jack Plagen –Trascendence, el próximo Godzilla vs. Kong– y Michael Green –Smallville, Héroes, Green Lantern, Logan, American Gods, Blade Runner 2049–. Dentro de esa amplia cadena –añadamos la injerencia de los productores, siempre muy molestos, en especial dentro de la franquicia Alien–, podemos deducir que algo se ha perdido por el camino, y una vez más nos encontramos con una historia que parece casi una auto-parodia, con unos exploradores espaciales tan incompetentes como los de la cinta predecesora, incursionando por un planeta desconocido con la misma desinhibición con que un grupo de colegialas darían un paseo por el campo.

foto3

De todas maneras, lo peor es el arranque del film, con una primera hora digamos que lastimosa. Una vez se entra en el meollo, digamos, Alien: Covenant se convierte en una serie B desprejuiciada, con un robot maligno intentando emular a Dios, y los monstruos campando a sus anchas. Cierto, el tono sencillote de la trama se contradice con las pretensiones trascendentes, con alusiones a Ozymandias, Wagner y otras pedantadas que parecen introducidas para que el espectador piense “Qué cultos son estos guionistas”.

foto4

Lo peor de la película es su intento de llenarla de guiños a Alien, a tal punto que de principio a fin todo es predecible, y no asombra nada… ¿De verdad creíais que la sorpresa final iba a sorprender a alguien? Y encima, la subrayan, en la costumbre actual de dejar todo sobre-explicado. Esto conduce a, como se ha dicho por ahí, sea un film bastante prescindible que, en realidad, nada aporta, ni a la franquicia ni al espectador.

foto5

A estas alturas, tampoco sorprenderá la falta de tensión y atmósfera que le otorga Ridley Scott, cada vez más perdido como realizador, y mero formulador estético de los libretos que le caen en mano.

foto6

De cualquier manera, y como he dicho, tras la horrorosa entrega anterior, esto levanta el listón un poquito, y hay unas pocas escenas de acción al final que, si no se es muy exigente, hasta divierten un poco. Eso sí, la sensación de oportunidad desperdiciada es innegable. E innegable es también el activismo de los fans fundamentalistas, que una vez más tachan cansinamente de hater a cualquiera que saque pegas a las pelis que les molan.

foto7

 

Anécdotas

  • Título de rodaje: Alien: Paradise Lost.
  • Rebecca Ferguson fue considerada para el papel de Daniels, que luego hizo Katherine Waterston.
  • Secuela de Prometheus (Prometheus, 2012). Junto a una próxima entrega, todas formarían una trilogía propia dentro del universo Alien.
  • Aunque no figura en el reparto de intérpretes, también trabaja nuestro Javier Botet como actor para la captura de movimiento.
  • Paralelamente a la presente también se han realizado dos cortos, Alien: Covenant – Prologue: Last Supper (2017), de Luke Scott, y Alien: Covenant – Prologue: The Crossing (2017), de Ridley Scott, que se exhibieron con anterioridad al estreno de la presente, a modo de promoción.
  • Los dos robots se llaman David y Walter, en homenaje a los productores David Giler y Walter Hill.
  • Estrenada en el Reino Unido, en premiere, el 4 de mayo de 2017. En Australia se estrenó el 11 de mayo. El estreno oficial en el Reino Unido fue el 12 de mayo, así como en España. Y en Estados Unidos, el 19 de mayo.

 

Carlos Díaz Maroto (Madrid. España)

Melanie – The Girl with All the Gifts (The Girl with All the Gifts) (2016)

Posted in Ciencia ficción, Cine, Crítica, Estreno on 16 mayo, 2017 by belakarloff

En un centro secreto, militares, educadores y científicos investigan sobre niños que son zombis, pero a los que han conseguido “domesticar” en cierto sentido, y muestran una gran inteligencia. En especial, Melanie, que siente predilección por una de las maestras, la señorita Justineau. La rutina diaria consiste en enseñar a los niños y hacer experimentos con ellos. Un día hay una brecha en la verja…

Dirección: Colm McCarthy. Producción: Poison Chef, BFI Film Fund, Altitude Film Sales, Altitude Film Entertainment. Productores: Camille Gatin, Angus Lamont. Productores ejecutivos: Will Clarke, Richard Holmes, Andy Mayson, Christopher Moll. Guion: Mike Carey, según su propia novela. Música: Cristobal Tapia de Veer. Fotografía: Simon Dennis. Diseño de producción: Kristian Milsted. Montaje: Matthew Cannings. Efectos especiales: Nick Rideout (supervisor de efectos especiales), Seb Barker (supervisor de efectos visuales). Intérpretes: Gemma Arterton (Helen Justineau), Glenn Close (doctora Caroline Caldwell), Dominique Tipper (Devani), Anamaria Marinca (doctora Selkirk), Paddy Considine (sargento Eddie Parks), Sennia Nanua (Melanie), Lobna Futers (hambriento), Daniel Eghan (soldado), Anthony Welsh (Dillon), Fisayo Akinade (Kieran Gallagher), Stacey Lynn Crowe, Ross Green, Elise Reed, Tessa Morris, Amy Floyd, Pete Buzzsaw Holland, Richard Price, Zak Holland, Matthew Smallwood, Alex Reed, Sean Evans, James Rowlands, Laura Marie Howard… Nacionalidad y año: RU, EE.UU. 2016. Duración y datos técnicos: 111 min. Color 2.00:1.

poster

Estos son los condenados

En primer lugar, los datos: Melanie – The Girl with All the Gifts (The Girl with All the Gifts, 2016) es una película con guion de Mike Carey, basándose en su propia novela publicada en 2014. Existe, sin embargo, un videojuego, The Last of Us, lanzado el 14 de junio de 2013, desarrollado por Naughty Dog y distribuido por Sony Interactive Entertainment, que mucha gente refiere que tiene un argumento muy similar. En ambos, la humanidad ha sucumbido a un hongo que provoca zombis, y la protagonista es una muchacha, inmune en cierto sentido. En 2014 se anunció una adaptación al cine, a producir por Screen Gems, con guion de Neil Druckmann, director creativo del videojuego, y dirección de Sam Raimi. En el imdb el proyecto aparece como “anunciado”.

foto1

Y tras eso, donde ni entro ni salgo porque nada más sé, paso a comentar lo que es la película en sí. En la ficha técnica figura que es una co-producción entre el Reino Unido y los Estados Unidos, pero sospecho que este último país lo será en algún aspecto de participación económica, así como la inclusión de algún nombre en los créditos, así Glenn Close. Sin embargo, la película tiene un sabor genuinamente británico, recordando mucho a otras cintas de ciencia ficción procedentes de esas latitudes. Además, destila un sabor que también remite a la obra literaria de un escritor –británico– tan estimulante como es John Wyndham, habiendo ecos de sus obras El día de los trífidos (The Day of the Triffids, 1951), Las crisálidas (The Chrysalids, 1955) y Los cuclillos de Midwich (The Midwich Cuckoos, 1957), al menos. Y el arranque es muy similar al de la estupenda película Hammer Estos son los condenados (The Damned, 1963), de Joseph Losey.

foto2

Así pues, tenemos lo referido en la sinopsis, hasta que hay un rotundo quiebro argumental y los personajes salen al exterior, habiendo de sobrevivir en una Inglaterra post-apocalíptica sembrada de zombis. Hasta ahí, podría parecer una más del montón, pero el film aporta dos elementos muy interesantes: por un lado, su peculiar perfil de personajes, muy británico, donde destaca esa niña zombi tan espabilada, algo resabidilla también, muy educada sobre todo, salvo cuando decide dejar a un lado los modales culinarios. Y por otro, la muy atractiva mitología zombi que crea, aportando a los infectados una gradación mutante, donde existen etapas distintas donde la conocida es solo la primera de ellas, transformándose de un modo paulatino en otra cosa… No ahondaré en eso, pese a su interés, dado que es uno de los platos fuertes del film, y resulta muy sugestivo irlo descubriendo.

foto3

Colm McCarthy, el realizador, ha trabajado mucho en televisión, como en la estupenda serie Ripper Street y en Sherlock y Doctor Who, y se hará cargo del episodio piloto de Krypton, la serie centrada en el papá biológico de Superman desarrollada por David S. Goyer. En cine fue responsable de Outcast (Outcast, 2010), que se me escapó. Con The Girl with All the Gifts demuestra ser un director con personalidad, con un punto de vista para los detalles peculiares, que sabe dotar a la narración de un tempo sereno pero intenso. Y también muestra ser un director de actores capacitado, donde el plantel protagonista alcanza un excelente nivel, destacando la niña, en un cometido nada fácil. Aunque suene a tópico y algo exclusivista, The Girl with All the Gifts es algo más que “una de zombis”, y de hecho puede ser uno de los títulos más estimulantes del fantástico de este año que ahora empieza.

foto4

Anécdotas

  • Título de rodaje: She Who Brings Gifts.
  • En el Austin Film Fest de 2016 el film fue premiado en la categoría de mejor director. En el Festival de Sitges del mismo año, Sennia Nanua fue premiada como mejor actriz. En los premios British Independent Films de ese año, la cinta fue premiada en las categorías de producción y actriz secundaria (G. Aterton) y con nominaciones a efectos visuales y actriz revelación (S. Nanua).
  • Algunos planos aéreos pertenecen a la ciudad fantasma de Prypjat, cerca de Chernobyl, en Ucrania.
  • La cuñada de Glenn Close, Deb Close, es una gran fan de los films de zombis, y siempre quiso aparecer en uno. Tiene una aparición como uno de los “hambrientos”.
  • Rodada con un presupuesto estimado de cuatro millones de libras.
  • El autor de la novela y guionista, Mike (M. R.) Carey es también un famoso guionista de comics (Neverwhere de Neil Gaiman, por ejemplo, o X-Men).
  • Estrenada en el Reino Unido el 23 de septiembre de 2016; en España se estrenó el 3 de febrero de 2017.

foto5

Bibliografía

Edición original:

The Girl with All the Gifts; por M. R. Carey. London: Orbit Books, 2014.

Traducción:

Melanie: una novela de zombis; por M. R. Carey; traducción de Manuel Mata. Barcelona: Minotauro, 2015. Colección: Terror; s/n.

Carlos Díaz Maroto (Madrid. España)

foto6

Night Shadows [vd/tv: Mutant] (1984)

Posted in Ciencia ficción, Cine, Reseña, Terror on 7 abril, 2017 by belakarloff

Dos hermanos, de excursión por Estados Unidos, van a parar a una pequeña población. Encuentran un cadáver en un callejón, pero cuando vuelven con el sheriff el cuerpo ha desaparecido. Tras pasar la noche en una pensión, el hermano menor también desaparece…

Dirección: John ‘Bud’ Cardos, [Mark Rosman, sin acreditar]. Producción: Laurelwood Productions. Productor: Igo Kantor. Co-productor: Dick Clark [sin acreditar]. Productor asociado: Nathaniel James Dunn.  Productores ejecutivos: Henry Fownes, Edward L. Montoro. Guion: Michael Jones, John C. Kruize, Peter Z. Orton, según argumento de M. Jones, J. C. Kruize. Música: Richard Band. Fotografía: Alfred Taylor. Dirección artística: Tony Kupersmith. Montaje: Michael J. Duthie. Efectos especiales: Paul Stewart, Vern Hyde (efectos especiales), David B. Miller (prótesis). Intérpretes: Wings Hauser (Josh Cameron), Bo Hopkins (sheriff Will Stewart), Jody Medford (Holly Pierce), Lee Montgomery (Mike Cameron), Marc Clement (Albert Hogue), Cary Guffey (Billy), Jennifer Warren (doctora Myra Tate), Danny Nelson (Jack), Mary Nell Santacroce (Mrs. Mapes), Stuart Culpepper (Mel), Johnny Popwell (capitán Tom Dawson), Ralph Redpath, Larry Quackenbush, Ralph Pace, Wallace Wilkinson, Charles Franzen, Lit Connah, Elijah Christopher Perry, Chester Clark, Joshua Lee Patton, Pat Moss, Tina Kincaid… Nacionalidad y año: Estados Unidos 1984. Duración y datos técnicos: 100 min. Color 1.37:1 (ratio del negativo) 1.85:1 (ratio de proyección).

poster

John ‘Bud’ Cardos es un director apreciado por los aficionados al fantástico por una simpática y atmosférica cinta de terror, temática bichos malos, como es Tarántula (Kingdom of the Spiders, 1977). Aparte de esto, ha trabajado como actor –de niño formó parte de La pandilla–, adiestrador de animales –en Los pájaros (The Birds, 1963) de Hitchcock mismamente–, especialista, director de segunda unidad, transportista y encargado de producción, entre otros menesteres pequeños, en particular en cintas de género de serie B, aunque, por ejemplo, ha participado en una joya como Grupo Salvaje (The Wild Bunch, 1969), de Sam Peckinpah. En el campo de la realización cabe destacar otras muestras de serie B del fantastique como son The Dark [vd: Oscuridad, 1979] –donde reemplazó a Tobe Hooper, nada menos–, The Day Time Ended [vd: Explosión galáctica, 1979] y Outlaw of Gor [vd: Gor II – Fuera de la ley de Gor, 1988], ninguna de las cuales he podido ver, aunque las dos primeras despiertan mi interés.

foto1

Mutant es una clásica película ochentera de bajo presupuesto, con todo lo que implica, tanto desde el punto de vista negativo como positivo. Obsérvese su excesiva duración para lo habitual en una serie B, la cual dedica a desarrollar algo más de la norma la relación entre los personajes, en especial los dos hermanos que inician un viaje por el país, con el fin de que el pequeño –Lee Montgomery, el hijo de Dean Jones en Millonarios por una pata (The Million Dollar Duck, 1971), su debut interpretativo, así como el niño de Ben [vd: Ben, 1972], de Phil Karlson, y Pesadilla diabólica (Burnt Offerings, 1976), de Dan Curtis– olvide un desengaño amoroso. Si este episodio, hasta el momento en que el chaval desaparece, hubiese recurrido a las habituales elipsis dentro de este tipo de cine, el actor tendría un papel muy secundario, cuando en realidad resulta notoriamente importante, e inclusive cuando abandona la escena su presencia se sigue imponiendo.

foto2

Por supuesto, el recurso argumental de la escasa presencia de actores es de carácter presupuestario, pero se justifica dramáticamente con los terribles sucesos que acontecen en el pueblo, y se nos muestra una serie de personajes más interesantes que de costumbre, en especial la médico –encarnada con intensidad por Jennifer Warren, protagonista femenina en la sólida La noche se mueve (Night Moves, 1975), de Arthur Penn–, una profesional frustrada que busca desarrollar una tarea de mayor valía laboral.

 foto3

En un momento determinado todo se hace evidente de cara a los protagonistas, y a partir de ahí la acción se hace imparable. En ese sentido, cabe destacar la excelente escena ambientada en el colegio, donde a su intensidad atmosférica se aúna la emoción de lo que acontece, y en la que tiene una muy breve participación –¿recortes?– Cary Guffey, el adorable niño de Encuentros en la tercera fase (Close Encounters of the Third Kind, 1977), de Spielberg, aquí ya con doce añitos.

foto7

Cardos dirige todo como si de un film de veinte años atrás se tratase, y cabe destacar la excelente fotografía, de plácidos tonos pastel, lo cual le otorga al film una apariencia más vistosa de lo que industrialmente en verdad es. Y también destaca el chocante maquillaje de los infectados, pálidos y con unas ojeras terribles, otorgándoles una apariencia de producto amateur, diríase, acrecentado por el modo de atacar que tienen, garras en ristre como en una película, esta vez, de cincuenta años atrás, por lo menos. Sin lugar a dudas tal elemento provocará la carcajada y el desprecio de muchos aficionados actuales al género, pero es precisamente eso lo que le otorga ese tono naíf, que acreciente el atractivo de esta divertida y desprejuiciada serie B, a mitad de camino entre el subproducto y el terror psicológico inspirado un tanto en Stephen King, en lo que a creación y desarrollo de personajes se refiere.

foto4

No es un film fundamental en el género, ni mucho menos, pero si se ve con los ojos adecuados puede representar una diversión de lo más gozosa. Cosas mucho menos trabajadas son hoy día piezas de culto.

foto5

 

Anécdotas

  • Título del guion original: The Pestilence.
  • Títulos de rodaje: Pestilence / Toxic Waste.
  • Título de rodaje y del video: Mutant.
  • La película la comenzó a rodar Mark Rosman (Siete mujeres atrapadas, Una cenicienta moderna), pero fue despedido por su lentitud y reemplazado a los dos días por John ‘Bud’ Cardos.
  • Debido al fracaso comercial del film, fue el último producido por Film Ventures International (FVI). Edward L. Montoro, presidente de FVI, que en esos momentos también atravesaba un costoso divorcio, se largó poco después con un millón de dólares (otras fuentes citan varios millones) de la contabilidad de la compañía, y nada más se ha sabido de él desde entonces. Se supone que está en algún lugar de Sudamérica.
  • Según el guionista Kruize, el guion original, titulado The Pestilence, trataba de un proyecto secreto del ejército, en las Montañas Rocosas, que se descontrolaba. Admite que la influencia fue la novela Apocalipsis de Stephen King.
  • Según el guionista Kruize, poco antes del estreno se cambió el título por Mutant para aprovechar el éxito de Alien.
  • Según el guionista Kruize, no estaba previsto que los zombis lucieran ese maquillaje.
  • Según los guionistas Kruize y Jones, el guion original pretendía ser terrorífico y atmosférico, no violento. Por contrato se les obligó a reescribir por completo el libreto en treinta días. Lo hicieron en dos semanas, aprovechando festivos y fines de semana.
  • Rodada con un presupuesto estimado de dos millones y medio de dólares.
  • A inicios de la década del 2000 se escribió un guion para una secuela, pero no se llegó a hacer. Bo Hopkins fue contactado para repetir su papel, y una parte fue escrita especialmente para Ken Foree.
  • Estrenada en Estados Unidos el 24 de agosto de 1984. En España salió editada directamente en vídeo por IVS.

Carlos Díaz Maroto (Madrid. España)

foto8