Archive for the DVDs recibidos Category

“8” de Raúl Cerezo: un corto que va para largo

Posted in Cine, Crítica, DVD, DVDs recibidos, Entrevista, Terror on 11 junio, 2012 by belakarloff

8 es el último cortometraje dirigido por Raúl Cerezo, un cineasta madrileño nacido en 1976, y que con Escarnio (2004) consiguió gran cantidad de premios, tras el cual el presente tiene todos los visos de batir el récord del previo (lleva diez premios, dos menciones y más de cien nominaciones). Ahora, además, 8 aparece en un estupendo DVD.

Para leer el artículo, pincha aquí.

Anuncios

“Tomorrow at Seven” de Hantik Films

Posted in Cine, Criminal, DVD, DVDs recibidos on 19 noviembre, 2011 by belakarloff

Hantik Films, en su colección “The Scare-ific… Collection”, ha editado el film A las siete en punto (Tomorrow at Seven, 1933), de Ray Enright, una ligera intriga policíaca protagonizada por Chester Morris. A continuación comentaremos tanto la película como la edición.

 

La película

La sociedad está siendo amenazada por el As de Picas, un asesino y ladrón que deja un naipe con ese signo sobre sus víctimas. Un escritor de novelas criminales se une a una bella muchacha durante un viaje y llegan a la casa en la que el padre de ella trabaja como secretario, y donde el criminal amenaza con volver a actuar…

 

Tomorrow at Seven (1933) es una muy pobre producción de principios del sonoro que se podría considerar una murder comedy muy al estilo de las que por aquel entonces poblaban los teatros y los cines norteamericanos, caracterizadas por intrigas criminales que acontecen en mansiones aisladas, y donde un misterioso asesino, muchas veces provisto de una apariencia chocante, asola el lugar, y con elementos humorísticos más o menos destacados, según el caso.

Por supuesto, el presente ejemplar se halla muy lejos de joyas como El legado tenebroso (The Cat and the Canary, 1927), de Paul Leni, o The Bat Whispers [tv: El Murciélago susurra, 1930], de Roland West, esta última también protagonizada por el elegante Chester Morris. Ray Enright terminaría siendo un hábil director de serie B durante la década de los cuarenta (Los usurpadores, Todos a una, Albuquerque), pero en esta película muestra una gran desmaña, con un desastroso uso de la técnica (véase la escena en el tren, casi de barraca, con una retroproyección de lo más chapucera), y supeditado al pésimo guion elaborado por Ralph Spence, especialista en temáticas del talante que aquí se despliega, aunque viendo el ejemplar que tenemos ante nosotros cabría conjeturar sus habilidades para tramas de esta índole. El plantel de personajes involucrados en la historia es escaso, por lo cual la nómina de sospechosos es reducida; esta disminuye más aún si tenemos en cuenta la habitual pareja romántica, que nunca puede estar en la lista, así como la pareja humorística que también concurre, y que tampoco suele ubicarse en ese rol. Esa pareja cómica, por lo demás es la que domina casi toda la trama, erigiéndose en la práctica en absoluta protagonista que vertebra todas las situaciones, formada por dos policías, uno de ellos tonto (Frank McHugh, famoso por su risita espasmódica) y el otro tontísimo (esta vez encarnado por Allen Jenkins). Así pues, una vez descartados estos sospechosos, los que quedaban, por improbables que parezcan, han de ser la solución…

 

El criminal que aquí aparece (muy escasamente, además) es el As de Picas, un precedente del Joker de los comics de Batman, no solo por el naipe que deja sobre sus víctimas, como señala Jean-Pierre Putters[1], sino también porque la propia idea de la amenaza de crimen a una hora señalada, y que acontecerá sea como fuere, incluso a puerta cerrada, es prácticamente la misma de una posterior (y excelente) aventura del Cruzado Enmascarado[2].

 

Solo hay dos detalles atractivos dentro de esta muy mediocre cinta. Por un lado, el momento en que, mientras uno de los policías parlotea cretinamente, la chica es acechada por unas manos engarfiadas que se aproximan a ella (detalle, por lo demás, copiado de El legado tenebroso), y la otra la muerte final del villano, producida por el mismo instrumento que él usa para sus pérfidos crímenes. De todos modos, muy poco para que esta aburrida y floja cinta de misterio logre captar un mínimo de interés del espectador.

 

 

La edición

 

La película se presenta, como es norma en la colección, en versión original con subtítulos en francés, alemán, italiano y castellano, y menúes en estos mismos idiomas más inglés. La calidad de la imagen es muy pobre, viéndose castigada por el tiempo, baja en definición y con la gama de grises reducida al mínimo; además, en un momento el cuadro es cruzado dos veces por una barra de niebla muy propia de las copias en VHS, y la imagen está enturbiada por manchas de color, por lo cual se aconseja su visionado reduciendo la coloración considerablemente (aunque no del todo, para que sigan resaltando algo los subtítulos amarillos).

 

Como extras se incluye, como es costumbre, dos episodios del delicioso serial Undersea Kingdom (pero que no podrá verse completo hasta dentro de varias ediciones más de la colección), así como filmografías esenciales del protagonista, Chester Morris, y la pareja cómica Frank McHugh y Allen Jenkins. Aparte se incluye un breve libreto, con una caótica maquetación, y un escaso y muy trivial libreto por parte de Jean-Pierre Putters. El libreto ofrece los textos en inglés, francés, alemán, italiano y castellano, si bien para el italiano y el alemán el comentario es de redactores distintos. Para los próximos libretos sugerimos la publicación consecutiva de los textos en cada idioma de un tirón, y no por medio de columnas.

 

La edición, al precio de 12,95 €, se nos antoja muy cara para lo que ofrece y con esa calidad de imagen tan pobre. A nuestro juicio sería más positivo eliminar el serial de extra (y editarlo aparte, entero y de un tirón) y en su lugar añadir otra película de metraje/temática similar, componiendo un programa doble.

Carlos Díaz Maroto

 

A las siete en punto (Tomorrow at Seven) / Dirección: Ray Enright. Productores: Joseph I. Schnitzer, Samuel Zierler para Jefferson Pictures Corporation. Guion: Ralph Spence. Fotografía: Charles Edgar Schoenbaum. Montaje: Rose Loewinger. Dirección artística: Edward C. Jewell. Intérpretes: Chester Morris (Neil Broderick), Vivienne Osborne (Martha Winters), Frank McHugh (Clancy), Allen Jenkins (Dugan), Henry Stephenson (Thornton Drake), Grant Mitchell (Austin Winters), Charles Middleton (Jerry Simons), Oscar Apfel (Asa Marsden), Virginia Howell (Mrs. Quincy), Cornelius Keefe (Henderson), Edward LeSaint (forense), Gus Robinson (Pompey), Bud Geary (co-piloto).  Nacionalidad y año: Estados Unidos 1933 Duración y datos técnicos: 62 min. B/N 1.37:1.


[1] En el libreto que acompaña la edición.

[2] “The Laughing Fish!”, publicado en Detective Comics nº 475 (diciembre de 1977), guion de Steve Englehart, dibujo de Marshall Rogers, entintado de Terry Austin. Esa misma idea, por cierto, aparece en una atractiva cinta japonesa, Denso Ningen [Secret of the Telegian, 1960], de Jun Fukuda.