Archive for the Fantasía Category

Vuelve Neutrón con el FANDOM-MANÍA: Crono-guía de publicaciones sobre el fantástico

Posted in Ciencia ficción, Cine, Fantasía, Fanzines, Libros de cine, Noticias, Revistas, Terror on 6 abril, 2017 by belakarloff

17634790_1943440659212149_6594051565801540945_n

Fantastic Films-Neutrón, fanzine editado por Txema Gil, vuelve con su número 7 en la segunda época para ofrecer la primera entrega de un proyecto ambicioso. Con el título de FANDOM-MANÍA: Crono-guía de publicaciones sobre el fantástico, pretende reunir información cronológica sobre todo tipo de publicaciones –revistas, libros, fanzines, álbumes de cromos… – centrados en el cine fantástico, de terror y ciencia ficción. No entran, por ejemplo, revistas generalistas, tipo Fotogramas, aunque sí algún especial dedicado al género.

El propio Txema lo explica en el editorial de este primer número: «Esta crono-guía es eminentemente gráfica, y pretendo que las imágenes sean a buen tamaño y en la mejor calidad de reproducción posible. Ello se representará por décadas en números del fanzine, y cuando la guía se haya terminado será actualizada y publicada en forma de libro, para lo cual tengo ya dos editoriales que quieren publicarlo. Este primer volumen que tenéis en las manos abarca el primer periodo, desde los inicios hasta 1979».

Los colaboradores con los que cuenta este primer número, aparte del propio Txema, son, por orden de aparición: Carlos Díaz Maroto, Rubén Risco Fidalgo, Adrián Encinas, Niño Ortea, Miguel Ángel Plana, Armando Boix, Ángel Gómez Rivero, Luis Galeano Rojo, Marcos Ordóñez, José Manuel Villena Pastor y José Gracia.

Ya podéis reservarlo en: klandestine666@hotmail.esYA PODÉIS RESERVARLO EN: klandestine666@hotmail.es YA PODÉIS RESERVARLO EN: klandestine666@hotmail.es

¡¡¡VIVA EL FANTÁSTICO Y EL PAPEL!!!

Luces del Norte. Antología de ciencia ficción finlandesa

Posted in Ciencia ficción, Fantasía, Literatura, Noticias on 23 marzo, 2017 by belakarloff

LucesNorteCFFinlandesa

Luces del norte, historias del lejano norte, donde los fantasmas y piratas nadan en las aguas del mar Báltico y las brujas son tan mortales como las víboras que envían. Acompáñenos en un viaje a realidades alternativas en las que la vida puede ser atrapada en latón y donde el lienzo de la vida es tejido por arañas.

Luces del norte. Antología de ciencia ficción finlandesa presenta nueve voces y nueves relatos del bizarro finlandés, ahora por primera vez en castellano: “La novia fría”, de Magdalena Hai; “El piano de cola”, de Kari Välimäki; “Pieles”, de Anne Leinonen; “”Sueños que entristecen las mañanas”, de J.S. Meresmaa; “El diablo se equivocó por un año”, de Janos Honkonen; “Gravedad perdida”, de Saara Henriksson; “Fundamentos del centelleo”, de Taru Kumara-Moisio; “El obsequio”, de Sari Peltoniemi; “Quien gira la rueda”, de Anni Nupponen.

2280

Saara Henriksson

La antología Luces del norte ha sido publicada por Osuuskumma, una cooperativa editorial fundada y dirigida por escritores. Como editorial, nuestros objetivos son dar a conocer nuevos talentos, resaltar el tipo de literatura que muchas veces pasa desapercibida para el canon y continuar con la tradición de publicar antologías de ciencia ficción especulativa finlandesa de primera calidad.

  • Luces del Norte. Antología de ciencia ficción finlandesa
  • Autor: Varios Autores, edición de Magdalena Hai y Anne Leinonen
  • Editorial: Usuuskumma
  • Traducción: Tanya Tynjala, Yasna Bravo, Outi Korhonen, Sergio Prudant Vilches, Clara Petrozzi, Laura Villella, Layla Martínez
  • Tipo de libro: Antología inédita
  • Fecha de publicación: 2016
  • Precio: 19,95€
  • Páginas: 272
  • Formato: 12,5×19 cm. Rústica con solapas
  • ISBN: 978-952-7215-15-9

Berenice presenta “Textos huérfanos” de Enrique Jardiel Poncela

Posted in Fantasía, Humor, Literatura, Noticias, Parodia on 23 marzo, 2017 by belakarloff

Un libro que recoge textos inéditos brillantes y divertidísimos de Enrique Jardiel Poncela

9788416750320_portada

Textos huérfanos es humor en su estado más puro, producto de la alocada y vanguardista pluma de uno de los mayores escritores cómicos de nuestras letras, Enrique Jardiel Poncela.

Un libro que, editado por Berenice, recoge textos inéditos, brillantes y divertidísimos, del autor antes de empezar su carrera como escritor.

Y es que Jardiel Poncela jamás se preocupó de recopilarlos, reimprimirlos, ni siquiera incluirlos en sus Obras completas. Por ello se denominan huérfanos, por el abandono al que les sometió el propio autor.

Desconocidos e irónicos, estos textos no son en absoluto inferiores a otras de sus producciones. Tienen la frescura, la espontaneidad y la vitalidad de un escritor joven con gran talento que pretende —y consigue—renovar las formas literarias del humor.

Esta divertidísima antología jardielesca tiene de todo: cuentos de fantasía, artículos satíricos, versos cómicos, piezas teatrales breves, parodias históricas, aforismos, encuestas disparatadas, entrevistas absurdas y muchos otros experimentos humorísticos que deleitarán, de seguro, a todos los lectores.

9788416750320_autor

Enrique Jardiel Poncela (1901-1952) abordó casi todos los géneros: ensayo, novela, teatro, artículos periodísticos y guiones cinematográficos -fue contratado por la Fox, en Hollywood-.

Sus textos más conocidos son: El cadáver del señor García, Usted tiene ojos de mujer fatal, Angelina o el honor de un brigadier, Cuatro corazones con freno y marcha atrás, Eloísa está debajo de un almendro, Un marido de ida y vuelta, Los ladrones somos gente honrada, Los habitantes de la casa deshabitada, Agua, aceite y gasolina, Las siete vidas del gato o Blanca por fuera y rosa por dentro.

ISBN: 978-84-16750-32-0

176 páginas aprox.

Rústica • 15 x 24 cm

IBIC: FA

PVP: 18,95 €

 

La Bella y la Bestia (Beauty and the Beast) (2017)

Posted in Cine, Fantasía, Reseña on 22 marzo, 2017 by belakarloff

Una bruja lanza un hechizo contra un príncipe desalmado, convirtiéndolo en bestia. Al castillo hechizado llegará un inventor que, cuando arranca una rosa del jardín, es encerrado en una celda. La hija del hombre, Bella, llegará con la intención de rescatarlo…

Dirección: Bill Condon. Producción: Mandeville Films, Walt Disney Pictures. Productores: David Hoberman, Todd Lieberman. Co-productores: Steve Gaub, Jeremy Johns, Jack Morrissey, Greg Yolen, Alexander Young. Productores ejecutivos: Don Hahn, Thomas Schumacher, Jeffrey Silver. Guion: Stephen Chbosky, Evan Spiliotopoulos, según el cuento de Jeanne-Marie Leprince de Beaumont [y según el guion de la versión de 1991]. Música: Alan Menken. Fotografía: Tobias A. Schliessler. Diseño de producción: Sarah Greenwood. Montaje: Virginia Katz. Efectos especiales: Clear Angle Studios, Digital Domain, Evolution FX, Framestore, Lola Visual Effects, Painting Practice, Prime Focus World, Snow Business International, The Visual Effects Company. Intérpretes: Emma Watson (Belle), Dan Stevens (Bestia), Luke Evans (Gaston), Josh Gad (LeFou), Kevin Kline (Maurice), Hattie Morahan (Agathe / hechicera), Haydn Gwynne (Cothilde), Gerard Horan (Jean el alfarero), Ray Fearon (Père Robert), Ewan McGregor (Lumière), Ian McKellen (Cogsworth), Emma Thompson (Mrs. Potts), Nathan Mack (Chip), Audra McDonald (Madame Garderobe), Stanley Tucci (maestro Cadenza), Gugu Mbatha-Raw, Clive Rowe, Thomas Padden, Gizmo, Rita Davies, D. J. Bailey, Adrian Schiller, Harriet Jones, Rudi Goodman, Henry Garrett, Michael Jibson, Zoe Rainey, Daisy Duczmal, Jolyon Coy, Jimmy Johnston, Dean Street, Alexis Loizon… Nacionalidad y año: Estados Unidos 2017. Duración y datos técnicos: 129 min. Color 1.90:1 (versión IMAX) 2.35:1 (versión cines) 2D-3D.

poster

La bestia de Mandeville

Si no me equivoco, fue 101 dálmatas: ¡Más vivos que nunca! (101 Dalmatians, 1996), de Stephen Herek, la primera película Disney en imagen real en adaptar una previa de su catálogo de clásicos animados, a partir de la película de 1961. Ayer mismo leí que la productora tiene en diversas fases de desarrollo otros dieciséis títulos para estrenar en los próximos años. No cabe duda de que la idea les ha resultado productiva. El tema de la legitimidad moral de una tarea de estas características se lo dejo a la conciencia de cada espectador, pues de lo que hablamos aquí es de resultados fílmicos.

foto1

Resulta irremediable, a la hora de considerar un remake, efectuar un ejercicio comparativo con su predecesor. Máxime en un caso como el presente, cuando se trata de la adaptación de un original literario de sobra conocido y que ya ha contado con otras versiones, y donde la presente se modula a partir de una revisión muy concreta. La película original duraba alrededor de hora y media, y la presente tiene cerca de cuarenta minutos más. ¿Qué se nos aporta?

foto2

Por un lado, el cine de animación posee un tempo concreto que no puede ser trasladado, sin más, a la imagen real, pese a que muchos momentos reproducen literalmente el escenario, los movimientos de cámara y los diálogos. Aquí se aporta un ritmo más natural. También, dentro de la animación, somos más abiertos al comportamiento de los personajes, y permitimos que estos actúen a su aire, sin más. Aquí hay momentos más prolongados para mostrar sus incertidumbres, sus reflexiones y, en definitiva, se plantean más las acciones, haciéndolas más normales a la conducta habitual, dentro de que, en realidad, todo no sea sino una fábula sin visos de realidad.

foto4

También se nos entregan unas cuantas canciones más y, en especial, una nueva escena centrada en la infancia de Bella. Pero en realidad los cambios tampoco son en exceso llamativos, y no se trata de ajustes para rellenar agujeros de guion, como he oído por ahí, y en realidad esa nueva escena referida tampoco era especialmente necesaria. Con todo, nada de lo nuevo molesta, y el acomodo del tempo sí era necesario, dadas las características de la obra. Y cabe destacar un número musical como “Be Our Gest”, uno de mis favoritos, que aquí se ha potenciado más en todos los aspectos, en especial en su alusión al coreógrafo Busby Berkeley, donde se ha aproximado la planificación a sus musicales con Esther Williams, agua incluida.

foto5

Dejando a un lado esa comparativa, como obra artística en sí misma La Bella y la Bestia, versión 2017, es un trabajo digno, con una fotografía excelente, unas canciones hermosas, una imbricación de la música con las imágenes muy propia del musical tradicional, pero, sobre todo, una labor interpretativa de altura. En este sentido, destaca por encima de todos Emma Watson, que conduce toda la película sin aparente esfuerzo, y logra conjugar sobre ella todos los distintos esquemas narrativos y visuales que se dan cita en el film. Pero también cabe apuntar las excelentes incorporaciones de Dan Stevens como la Bestia, que juega muy bien con la expresividad de su rostro, tapado por el efecto digital que transfigura sus rasgos, Kevin Kline como el padre, muy distinto en su apariencia al de la cinta de animación, un anciano bajito y rechoncho, Luke Evans como el odioso Gaston, y Josh Gad como su amigo LeFou, que se enriquece en matices con respecto a su predecesor bidimensional, no solo por su caracterización homosexual, sino por su evolución moral. Eso, en lo que respecta a los personajes “normales”; luego tenemos los muebles animados, con un reloj con la voz de Ian McKellen, una taza con la de Emma Thompson, un candelabro con la de Ewan McGregor y, sobre todo, un armario con la portentosa voz de la cantante de color Audra McDonald.

foto6

El resultado es una película muy grata de contemplar, que pese a su larga duración no se hace pesada, si bien cabe apuntar que pierde fuelle humorístico con respecto a su predecesora, y, sobre todo, le falta magia y carga emocional. Pero es un film muy digno que, desde luego, merece la pena verse. Pasar a gusto dos horas sentado en la oscuridad no es poco.

foto7

 

Anécdotas

  • A Ryan Gosling le ofrecieron hacer de Bestia, pero lo rechazó para, en su lugar, aparecer en La La Land. A Emma Watson le ofrecieron aparecer en esta última, pero prefirió hacer la presente.
  • Hubo un proyecto reciente, frustrado, de adaptar el cuento, ya con Emma Watson, y a dirigir por Guillermo del Toro.
  • Esta versión incluye más canciones, también musicadas por Alan Menken, y con letra de Tim Rice. Algunas de las canciones antiguas tienen letras alternativas que escribió el difunto Howard Ashman.
  • Ian McKellen ya estuvo previsto para poner voz a Cogsworth en la versión animada.
  • Bill Condon quería que la Bestia llevara maquillaje tradicional, pero al final se decidieron hacer cambios al diseño y se recreó por CGI, pese al disgusto del director.
  • Los títulos de crédito finales tienen la denominación de los cargos también en francés.
  • Durante los títulos de crédito finales suenan dos canciones más, “Beauty and the Beast”, interpretada por Ariana Grande y John Legend, y “Evermore”, por Josh Groban. La canción final, “How Does a Moment Last Forever”, es interpretada por Céline Dion.
  • Remake de La Bella y la Bestia (Beauty and the Beast, 1991), de Gary Trousdale y Kirk Wise.
  • Estrenada en Estados Unidos el 17 de marzo de 2017, al igual que en España.

 

Bibliografía

  • “Beldad y la Bestia”; por Gabrielle-Suzanne Barbot de Villeneuve. Inc. en El libro de hadas de Arthur Rackham; traducción de Alfonso Nadal. Barcelona: Juventud, 1992. T.O.: “La Belle et la Bête” (1740).
  • “La Bella y la Bestia”; por Jeanne-Marie Leprince de Beaumont. Inc. en La Bella y la Bestia y otros cuentos; traducción de Elena del Amo. Madrid: Gaviota, 2005. T.O.: “La Belle et la Bête” (1756).

 

Carlos Díaz Maroto (Madrid. España)

La Bella y la Bestia (Beauty and the Beast) (1991)

Posted in Animación, Cine, Fantasía, Humor, Otros géneros, Reseña, Terror on 21 marzo, 2017 by belakarloff

Bella es la chica rara del pueblo: le gusta leer, y pasa del machista y descerebrado cachas por el que todas las demás suspiran. Su padre es científico, y cuando sale para mostrar su último invento se pierde y va a parar al castillo de la Bestia, un príncipe hechizado. Bella pedirá quedarse en el lugar de su padre para compartir el resto de su vida junto a ese ser monstruoso…

Dirección: Gary Trousdale y Kirk Wise. Producción: Walt Disney Pictures, Silver Screen Partners IV, Walt Disney Feature Animation. Productor: Don Hahn. Productora asociada: Sarah McArthur. Productores ejecutivos: Howard Ashman, John Lasseter (versión en 3-D). Guion: Linda Woolverton, según argumento de Brenda Chapman, Chris Sanders, Burny Mattinson, Kevin Harkey, Brian Pimental, Bruce Woodside, Joe Ranft, Tom Ellery, Kelly Asbury, Robert Lence, basado en el cuento de Jeanne-Marie Leprince de Beaumont. Música: Alan Menken. Dirección artística: Brian McEntee, Ed Ghertner (edición especial). Montaje: John Carnochan, Bill Wilner (no acreditado), Ellen Keneshea (edición especial). Intérpretes: Dibujos animados, con las voces (en la VO) de Robby Benson (Bestia), Jesse Corti (Lefou), Rex Everhart (Maurice), Angela Lansbury (Mrs. Potts), Paige O’Hara (Belle), Jerry Orbach (Lumiere), Bradley Pierce (Chip), David Ogden Stiers (Cogsworth / narrador), Richard White (Gaston), Jo Anne Worley, Mary Kay Bergman, Brian Cummings, Alvin Epstein, Tony Jay, Alec Murphy, Kimmy Robertson, Hal Smith, Kath Soucie, Frank Welker, Jack Angel, Bruce Adler, Scott Barnes, Vanna Bonta, Maureen Brennan… Nacionalidad y año: Estados Unidos 1991. Duración y datos técnicos: 84/91 min. Color 1.66:1.

poster

La Disney llevaba un tiempo de capa caída en lo que respecta a sus películas de animación. Los antiguos esplendores de Peter Pan, Alicia… o El libro de la selva parecían haber pasado. Todo cambió en 1989 cuando La sirenita (The Little Mermaid) representó un punto de inflexión en la animación Disney. Dirigida por Ron Clements y John Musker, y con canciones de Alan Menken y Howard Ashman, aportó una visión novedosa de los dibujos animados de la casa, apoyándose por un lado en la estructura tradicional del musical norteamericano[1], y por otro renovando la visión que habían ofrecido de los personajes, haciéndolos más modernos pero conservando sus raíces, tanto idiosincráticas como iconográficas.

foto1

Después de La sirenita llegó La Bella y la Bestia, y ya nada fue igual. Fue la primera cinta de animación que consiguió una nominación al Oscar como mejor película, y desde entonces los éxitos de público han continuado llegando para sus siguientes aportaciones, e incluso algunas de las obras han conseguido un prestigio artístico tremendo.

foto2

Otro de los rasgos identificativos de esa nueva hornada que comenzó con La sirenita y prosigue hasta la actualidad es el perfil psicológico que aplicó a sus heroínas, haciéndolas llegar al siglo XX y más allá. Realmente, uno de los elementos más interesantes que ofrece La Bella y la Bestia es su galería de personajes. Ahí tenemos, en primer lugar, a Bella, una muchacha dulce, delicada y sensible, a la que le encanta leer y que no muestra aprecio alguno por Gaston, un personaje rudo, machista y egocéntrico, que siempre va acompañado por un adulador, Lefou. De este modo, desaparece la figura femenina sumisa que ha de estar supeditada al hombre; algunas de las canciones satirizan con gracia ese estereotipo. En lo que respecta a la Bestia, representa una alegoría sobre la belleza interior, y que uno no ha de conformarse con lo que brindan las apariencias.

foto3

Todo ello es narrado haciendo uso del cuento tradicional “La Bella y la Bestia”, tantas veces llevado al cine, aunque como las mejores podemos considerar La Bella y la Bestia (La Belle et la Bête, 1945), de Jean Cocteau y René Clement, y Panna a Netvor (1978), de Juraj Herz. Y, en verdad, la presente puede alzarse también en el podio de las tres vencedoras. Como se ha referido, se estructura con la urdimbre del musical tradicional norteamericano, cuyo ejemplo podría ser, por citar un solo título, Carousel (1945), de Richard Rodgers (música) y Oscar Hammerstein II (libreto y letras)[2]. Las canciones tienen vitalidad, emoción y resultan pegadizas, aunque personalmente mi favorita es “Be Our Guest”, coreografiada al estilo de Busby Berkeley, y cuya representación es todo un prodigio.

foto6

También entra dentro del concepto, obvio es, de la fábula moral, y de igual modo participa del cine de terror, siendo especialmente memorable el ataque de los lobos a Bella, que está orquestado como si de un film de género se tratara. El propio personaje de la Bestia, por sus características, entronca con el fantástico. En esta ocasión el aspecto físico con la que se la representa podría ser el de un león, mas provisto de cuernos. Es interesante el detalle final, cuando desaparece el hechizo y recupera su aspecto humano, apareciendo de una belleza deslumbrante. Sin embargo, Bella lo mira con desconfianza, y solo tras tocar sus cabellos y reconocerlo por ese detalle será cuando lo acepte. Es decir, no le importa la apariencia, sino que se trata realmente de la persona de la que se había llegado a enamorar por su carácter.

foto4

La Bella y la Bestia, en definitiva, es una de las grandes joyas de la Disney, una delicia que se puede contemplar una y otra vez sin que pierda el hechizo.

 foto5

Anécdotas

  • En 1992 consiguió el Oscar a la mejor música y mejor canción (“Beauty and the Beast”), así como nominaciones como mejor película, sonido y a las canciones “Belle” y “Be Our Guest”. En los Globos de Oro ganó como mejor película comedia o musical, música y canción (“Beauty and the Beast”). En los Hugo ganó como mejor representación dramática.
  • Howard Ashman, productor ejecutivo y letrista de las canciones, murió de sida ocho meses después de estrenada la película.
  • Rupert Everett optó para el papel de Gaston, pero lo rechazaron porque no sonaba lo suficientemente arrogante. Para Mrs. Potts se pensó en Julie Andrews. Patrick Stewart estaba previsto para el papel de Cogsworth, pero no pudo por sus compromisos en Star Trek: la nueva generación; también optó para el papel Ian McKellen. Como la voz de la Bestia se pensó en Tim Curry, Laurence Fishburne, Val Kilmer y Mandy Patinkin.
  • El diseño de Bella está inspirado ampliamente en Katharine Hepburn en la película Las cuatro hermanitas (1933), adaptación de Mujercitas.
  • El humo durante la escena de la transformación es real. Se rodó para Taron y el caldero mágico (1985) y se reutilizó aquí.
  • Tanto en los años treinta como en los cincuenta la Disney intentó adaptar el cuento, pero no logró crear un tratamiento dramático adecuado.
  • Jackie Chan dobla a la Bestia en la versión china al mandarín.
  • Reestrenada en IMAX en 2002, con diversos cambios, y en 2010 en 3-D.
  • Secuelas: Sing Me a Story with Belle (1996) (intento de serie de televisión con un único episodio); La bella y la bestia 2: Una Navidad encantada (Beauty and the Beast: The Enchanted Christmas, 1997), de Andrew Knight [direct-to-dvd]; El mundo mágico de Bella (Belle’s Magical World, 1998), de Bob Kline [direct-to-dvd].
  • Remake: La bella y la bestia (Beauty and the Beast, 2017), de Bill Condon.
  • Estrenada en Estados Unidos el 22 de noviembre de 1991; en España se estrenó el 27 de noviembre; la versión original en nuestro país se ofreció con la primera bobina doblada, para aprovechar el plano rodado especialmente con los rótulos iniciales en castellano.

 foto7

Bibliografía

“Beldad y la Bestia”; por Gabrielle-Suzanne Barbot de Villeneuve. Inc. en El libro de hadas de Arthur Rackham; traducción de Alfonso Nadal. Barcelona: Juventud, 1992. T.O.: “La Belle et la Bête” (1740).

“La Bella y la Bestia”; por Jeanne-Marie Leprince de Beaumont. Inc. en La Bella y la Bestia y otros cuentos; traducción de Elena del Amo. Madrid: Gaviota, 2005. T.O.: “La Belle et la Bête” (1756).

 

Carlos Díaz Maroto (Madrid. España)

[1] Muchas de estas películas, de hecho, luego son trasladadas al musical. En lo que respecta a Beauty and the Beast, debutó en Broadway en 1994, después de un estreno de prueba el año anterior en Houston. Ofrecía música de Alan Menken, letras de Howard Ashman y Tim Rice, y libreto de Linda Woolverton. En 1999 se estrenó en Madrid.

[2] Curiosamente, este musical también es una adaptación de una obra sin canciones, en este caso la obra teatral Liliom (1909), de Ferenc Molnár. Y también es de carácter fantástico y ha sido llevada varias veces al cine (tanto la versión de Molnár como la musical), por artistas como Fritz Lang.

Kong: La Isla Calavera (Kong: Skull Island) (2017)

Posted in Aventuras, Ciencia ficción, Cine, Fantasía, Reseña on 14 marzo, 2017 by belakarloff

Año 1973. Un equipo científico, apoyado por un destacamento militar recién evacuado de Vietnam, se traslada a la Isla Calavera para efectuar determinadas investigaciones. Pero cuando allí llegan se topan con una realidad descomunal…

Dirección: Jordan Vogt-Roberts. Producción: Legendary Entertainment, Warner Bros. Productores: Alex Garcia, Jon Jashni, Mary Parent, Thomas Tull. Co-productores: Jennifer Conroy, Tom C. Peitzman. Productores ejecutivos: Edward Cheng, Eric McLeod. Guion: Dan Gilroy, Max Borenstein, Derek Connolly, según argumento de John Gatins. Música: Henry Jackman. Fotografía: Larry Fong. Diseño de producción: Stefan Dechant. Montaje: Richard Pearson. Efectos especiales: Halon Entertainment, Hybride Technologies, Industrial Light & Magic, Prime Focus World, Rodeo FX, Shade VFX. Intérpretes: Tom Hiddleston (James Conrad), Samuel L. Jackson (Preston Packard), Brie Larson (Mason Weaver), John C. Reilly (Hank Marlow), John Goodman (Bill Randa), Corey Hawkins (Houston Brooks), John Ortiz (Victor Nieves), Tian Jing (San), Toby Kebbell (Jack Chapman / Kong [captura de movimientos]), Jason Mitchell (Mills), Shea Whigham (Cole), Thomas Mann (Slivko), Eugene Cordero (Reles), Marc Evan Jackson (Landsat Steve), Will Brittain (Marlow joven / Marlow hijo), Miyavi (Gunpei Ikari), Richard Jenkins (senator Willis), Terry Notary (Kong [captura de movimientos]), Allyn Rachel, Robert Taylor, James M. Connor, Thomas Middleditch, Brady Novak, Peter Karinen, Brian Sacca, Joshua Funk… Nacionalidad y año: Estados Unidos 2017. Duración y datos técnicos: 118 min. Color 2.35:1.

poster.jpg

Apocalypse Now!

La presente película no tiene nada que ver con el King Kong de Peter Jackson, aunque en un inicio parece ser que pretendía ser una secuela, cuando los derechos pertenecían a Universal; pero al pasar el proyecto a Warner se replanteó el proyecto y se integró en un llamado MonsterVerse, iniciado con Godzilla (Godzilla, 2014), y a las que seguirán Godzilla: King of Monsters (2019) y Godzilla vs. Kong (2020)[1]. Se dice, por cierto, que el diseño de Kong pretende, a modo de homenaje, ser una mezcla del de 1933 y del (feísimo) de King Kong contra Godzilla, pero, sinceramente, los primeros planos me parecían idénticos al de Jackson, aunque es posible que en sus andares recuerde a la creación de Willis O’Brien.

foto1.jpg

De todas maneras, cuando aparece una película de las presentes características es inevitable realizar comparaciones. Técnicamente, por supuesto, es absurdo enfrentarla al mítico Kong de los años treinta, pues las cuestiones técnicas y de enfoque son muy distintas. Inevitable o no, la comparación más obvia es establecerla con la película de Peter Jackson que, recordemos, se anunció como una declaración de amor al film original de Schoedsack y Cooper, cuando, a mi juicio, representó más bien un insulto. Es decir, la película del neozelandés me supuso una decepción ante las expectativas que me despertó; este, sin embargo, tiene un enfoque claro desde el inicio, que cumple, y dentro de esos cánones me parece más honesto que el previo, y sus resultados me convencen más, aun con sus (muchos) defectos.

foto2

Y es que parece inevitable que, a estas alturas, las películas de esta índole ofrezcan una mera sucesión de escenas de acción, suponiendo las demás una excusa, o un compromiso irreemplazable. Así, tenemos que soportar paseos por la jungla de los soldados, desarrollando unos diálogos de un cretinismo irritante. Claro que, hasta cierto punto, eso es comprensible cuando comprobamos que el film pretende ser una crítica al estamento militar, muy poco sutil, cierto es. Esa falta de sutileza se prolonga a las constantes referencias a Apocalypse Now, el film de Francis Ford Coppola (en cualquier momento esperaba que comenzara a sonar “La cabalgata de las valquirias”). Para hacer esa alusión a la película de Coppola tenemos diversas referencias visuales, así como dos personajes, el protagonista, llamado Conrad, igual que el autor de la novela que la inspira, El corazón de las tinieblas, como otro llamado Marlow, y que en diversos aspectos se parece al protagonista homólogo del libro.

foto3

Justificación intelectual para cubrir una película de acción sencilla y directa, aunque dramáticamente hay algunas otras alusiones, como esa teoría de la Tierra hueca, aparecida en literatura en tiempos tan lejanos como 1741 con Iter svbterranevm novam telluris theoriam ac historiam qvintae monarchiae adtur nobis incognitae exhibens Bibliotheca B. Abelini, del barón Ludvig Holberg (1684-1754), y editado en Hafniae y Lipsiae (Copenhagen y Leipzig) por Jacobi Prevssii[2], y que hoy es solo carne de cañón para las teorías conspiranoicas de alucinados. En todo caso, representa un punto de partida de espíritu pulp, que entronca con narraciones como At the Earth’s Core (1914) de Edgar Rice Burroughs[3].

foto4

Es una lástima que el director, Jordan Vogt-Roberts[4], tenga tan poco estilo, y no perdone uno solo de los tópicos visuales inherente al más pedorro cine de acción contemporáneo. La saturación de cámaras lentas, movimientos de cámara enfáticos, poses chulescas de los personajes, planos en silencio seguidos del esperado susto, rebosan el metraje, haciéndolo cansino, formulario y plano. Puede decirse que el inicio de la película es lo peor (salvo la pequeña escena de John Goodman en las dependencias estatales, que promete que va a derivar en algo interesante), formalizado por medio de esos personajes tan poco atractivos, los diálogos cretinos y el estilo narrativo tan adocenado. Pero, a partir de cierto momento, pese a lo mecánico del desarrollo, brota algo, y la cinta se hace simpática, convirtiéndose en una monster movie sencilla y, hasta cierto punto, efectiva. A ello ayuda una acción imparable, unos monstruos realmente atractivos, en su diseño y su consecución, y un look de estética similar a las aventuras aportada por la Toho y rodadas en esplendoroso fujicolor.

foto5

Puede que sea poco, pero, dado el escaso nivel del cine de evasión actual, al menos tenemos un entretenimiento medianamente efectivo. Eso sí, una vez obviados todos los inconvenientes referidos.

foto6

Anécdotas

  • Título de rodaje: Skull Island.
  • El actor Toby Kebbell interpreta tanto al soldado Jack Chapman como a Kong para la captura de movimientos. En esta última labor también participa Terry Notary, que ya hizo idéntica labor en Rise of the Planet of the Apes (2011) y Dawn of the Planet of the Apes (2014).
  • Will Brittain encarna tanto al Marlow joven, en el prólogo, como al Marlow hijo, en el epílogo.
  • Hay una escena después de los largos créditos finales, muy importante. En los títulos de crédito hay un spoiler que destripa esa escena (en una referencia a los copyrights).
  • John C. Reilly reemplazó a Michael Keaton y Samuel L. Jackson a J. K. Simmons en los papeles definitivos. Russell Crowe también fue considerado para algún papel.
  • La dirección fue ofrecida a Joe Cornish (Attack the Block), pero la rechazó. En cierta fase del desarrollo, Peter Jackson recomendó como director a Guillermo del Toro.
  • Rodada con un presupuesto estimado de 185 millones de dólares. En el primer fin de semana de su estreno en Estados Unidos logró una taquilla de 61 millones.
  • Estrenada en Estados Unidos y en España el 10 de marzo de 2017.

foto7

Carlos Díaz Maroto (Madrid. España)

foto8

[1] De momento, los guionistas integrados a ese proyecto son Lindsey Beer, Patrick McKay, T. S. Nowlin, John D. Payne, Terry Rossio, J. Michael Straczynski y Cat Vasko.

[2] Existe reciente edición en castellano: Viaje al mundo subterráneo; edición, traducción y notas, Carlos Castillo; Barcelona: Abraxas, 2002. Con anterioridad se publicó como Niels Klim descubre el fondo de la tierra; adaptación española por C.C.; Madrid: [s.n.], 1954 (Estades, imp.). Y añadamos una más reciente aún edición en catalán: El viatge a sota terra de Niels Klim; traducció del llatí de Vicenç Reglà; Martorell: Adesiara, 2011.

[3] Existen muchas ediciones en castellano, siendo la más reciente En el centro de la Tierra; traducción de Javier Jiménez Barco; Madrid: Costas de Carcosa, 2017. Colección Esmeralda; nº 1.

[4] Con anterioridad ha hecho diversas producciones televisivas, y dirigido el largometraje The King of Summer (2013), una comedia de superación adolescente.

foto9

Gigamesh publica “Mundo infierno” de Farmer

Posted in Fantasía, Literatura, Noticias on 13 marzo, 2017 by belakarloff

Portada Breve 006 - Mundo Infierno 1.0

El pasado viernes día 10 de marzo Editorial Gigamesh puso a la venta Mundo infierno (Inside Outside, 1964), con anterioridad ya disponible en nuestro país por parte de Producciones Editoriales con una traducción no del todo memorable.

io2

El Infierno es el interior de una esfera yerma, jalonada de ciudades de piedra, cuyas llamas se extinguieron tiempo atrás a causa de la inflación provocada por el flujo de almas. Los demonios, desbordados en número, viven esclavizados o escondidos en las alcantarillas, mientras X aparece esporádicamente y pregona una vida más allá… ¿de qué? ¿Quién es X? ¿Cuál es el destino final de las almas?

images

Mundo infierno es una de las novelas más provocativas y satisfactorias surgidas de la pluma de Philip José Farmer (1918-2009). Es, de hecho, un embrión de la idea central de ‘El Mundo de Río’ sin entretenerse en meandros para hacer avanzar la historia; en esta ocasión, la sátira social compite en igualdad de condiciones con un carrusel de aventuras surrealistas.

  • Título: Mundo infierno
  • Autor: Philip José Farmer
  • Gigamesh breve; nº 6
  • 128 págs.
  • PVP: 12 €