Archive for the Libros recibidos Category

“Magical Mystery Tour”, de Ángela Pinaud

Posted in Crítica, Fantasía, Libros recibidos, Literatura, Terror on 15 diciembre, 2016 by belakarloff

Magical Mystery Tour, por Ángela Pinaud. Córdoba: Berenice, 2016. Colección: Poe; s/n.

  • Género – materia: terror – fantasía – brujería – inmortalidad.

Cubierta_Magical Mystery Tour_v3_28mm_120916.indd

Según parece, Ángela Pinaud ha tenido un gran éxito con relatos de terror que ha publicado en Internet, en su blog titulado Eternidad se escribe con tinta [1]; he leído algunos de ellos y son sencillos y funcionales. Esta es su primera novela, que ha publicado además en el diríase desfasado sistema de papel, en imprenta de toda la vida.

Y se nota, por un lado, que es una escritora experimentada, y por otro novel. La estructura de novela es muy diferente a la del relato, y exige tempos y desarrollos muy distintos. El libro tiene 416 páginas, y creo que le hubiera venido bien una ligera poda, digamos de unas cien páginas. Y así, además, se habría disimulado un tanto un problema implícito en determinado planteamiento: cuando aparecen personajes que tienen información y no la facilitan; la historia avanzaría mucho más rápido, por supuesto, si esos personajes hablasen, y por ello ha de buscarse una justificación sólida para ese silencio. Si todo se concentrara quedaría más simulado.

El punto de partida es muy interesante, cuando el mundo rutinario de una joven abogada se ve trastocado por completo por motivo de una serie de extraños presagios. Y comprobará que su padre, que murió en extrañas circunstancias diez años atrás, no era la persona que creía… Se trata de una historia de terror con elementos fantásticos y, sobre todo, mucho melodrama también. Cierto es que una narración es más consistente cuanto más lo son sus personajes, pero ofrecer un fondo psicológico a estos no significa que haya de centrarse en cuestiones amorosas. Ello motiva que la parte sentimental ahogue un poco el resto de la trama, provocando que, en el aspecto de novela de terror, resulte un tanto light.

De todas maneras, lo que precede no son sino sensaciones, apetencias, subjetivas. Magical Mystery Tour ofrece aspectos positivos. Por un lado, la lectura se hace rápida, engancha y mantiene el interés. Además, al final hay una vuelta de tuerca bastante efectiva, y justificada dramáticamente; se dan ocasiones en que la vuelta de tuerca existe para epatar al lector (o espectador), y está metida con calzador y destroza la credibilidad de lo que precedía. En este caso no es así, y la construcción dramática de lo que antecede engarza con esa variación en el punto de vista.

Ángela Pinaud también ofrece ciertos experimentos de estilo nada desdeñables, como, por ejemplo, un capítulo escrito en dos tiempos distintos, con escasos minutos de diferencia, y cómo al final acabarán confluyendo ambos períodos. Y resultan muy atractivos los capítulos intercalados ambientados en otras épocas, y que otorgan fondo al misterio que da cuerpo a la historia presente.

Magical Mystery Tour deja patente que nos hallamos ante una escritora a la que le gusta fabular y ama el género. Pese a ciertos errores de principiante, merece la pena seguirle el rastro y ver a qué caminos conduce su subsiguiente obra. De momento, esta novela finaliza con un elemento bastante común en la literatura de género: un final abierto que, al tiempo, está cerrado. Si las ventas no funcionan –esperemos que no–, la historia queda adecuadamente cerrada, y el lector puede imaginarse qué podría suceder a partir de ahora; y si funciona, y Ángela Pinaud tiene oportunidad de proseguir la saga, puede depararnos elementos sumamente sugestivos, pues la derivación que ese final sugiere es cautivante. Aunque, personalmente, también desearía que, en alguna novela, echara la vista atrás en el tiempo. Veremos…

Carlos Díaz Maroto

 

[1] http://eternidadseescribecontinta.blogspot.com.es/

“Futuros perdidos”, de Lisa Tuttle

Posted in Ciencia ficción, Libros recibidos, Literatura, Reseña, Sin categoría on 16 noviembre, 2016 by belakarloff

Futuros perdidos; por Lisa Tuttle; traducción de Laura Martín de Dios; portada de Enrique Jiménez Corominas. Barcelona: Ed. Gigamesh, 2016. Colección: Gigamesh Ficción; nº 60. T.O.: Lost Futures (1992).

  • Género – materias: CF – novela – universos alternativos – realidades falsas.

untitled

Clare Beckett tiene alrededor de treinta años y es soltera; trabaja de contable en una empresa y no está muy contenta de cómo transcurre su existencia, ni profesional ni afectivamente. De pronto, un día comienza a ser consciente de que a ella acuden “recuerdos” de un otro yo que vive otras realidades, otros universos.

Lisa Tuttle (nacida en 1952) es una escritora a la que apenas se conoce en España. Lo más famoso, sin lugar a dudas, representa Refugio del viento (Windhaven, 1981), publicado por Martínez Roca en su día y reeditado por Gigamesgh, y que se compone de un triplete de novelas cortas que escribió en colaboración con George R. R. Martin –de los que en tiempos leí que fueron pareja–. Citemos también las antologías de relatos Nido de pesadillas (Fábulas de Albión, 2015) y Recuerdos del cuerpo. Cuentos de deseo y transformación (La Biblioteca del Laberinto, 2015), que reúnen parte de sus creaciones en ese formato. Pero añadamos, por ejemplo, una novela corta como My Death (2004), ganadora del 2º premio World Fantasy al año siguiente, y que permanece inédita en nuestro país. O novelas como Familiar Spirit (1983), Gabriel (1987), The Mysteries (2005) o The Curious Affair of the Somnambulist and the Psychic Thief (2016), su saga de libros infantiles Dolphin Diaries, o antologías de relatos como A Spaceship Built of Stone and Other Stories (1987), Ghosts and Other Lovers (2001), My Pathology (2001) o Stranger in the House: The Collected Short Supernatural Fiction, Volume One (2010), todo lo cual, sin duda, merecería edición.

Futuros perdidos logró en su mismo año de edición sendas candidaturas a los premios Arthur C. Clarke y James Tiptree, Jr., y no pueden considerarse sino merecidas. Trata el muy fascinante –para mí– tema de los universos alternativos, como puede deducirse del resumen del primer párrafo. No se trata de ciencia ficción hard, no hay manifestación física de portentos futuristas y/o extraterrestres. En realidad, es un drama existencial sobre una mujer descontenta de cómo transcurre su vida. Así, el libro sería en el fondo una crónica sobre la insatisfacción a nivel general, y cómo, de un modo u otro, tratamos de huir del hastío de la cotidianidad e intentar encontrar algo que colme nuestra existencia. De este modo, a Clare Beckett le van asaltando recuerdos de algo que nunca vivió, se ve impregnada por sensaciones que experimentan otras Clare, que co-existen, de alguna manera, en universos que se superponen al suyo, al nuestro. Muchas de las conversaciones, por anodinas que parezcan, se centran en hacer resaltar la idea de la “elección”, del cruce de caminos ante el cual nos encontramos en todas las tesituras de nuestra vida; cada vez que elegimos una opción, nuestra existencia prosigue por esa vía, pero también se crean otras realidades con las decisiones que no tomamos, con lo que podría haber sido, y se crean otros yoes.

753144

La idea de los universos alternativos, pues, impregna la narración. Pero, al mismo tiempo, el lector no puede evitar sospechar que todo no sea sino imaginación de Clare, y que en realidad, cuando tiene destellos de esas vidas, está en realidad rememorando los destellos de otras personalidades, esto es, que se trata de una enferma mental que sufre un trastorno de identidad disociativo, lo que en tiempos se denominó personalidad múltiple.

Igualmente, todo lo que experimenta Clare acontece a partir de la muerte de su hermano, que en otro universo está vivo, y en otro en coma. ¿O podría ser todo debido a ese coma, y Clare está atrapada en un bucle a consecuencia de ese coma? ¿Podría ser que, en realidad, Clare es creación de su hermano, en una plasmación de lo que se llama solipsismo?

En realidad, el título no habría de ser Futuros perdidos, sino Pasados perdidos, o inclusive Presentes perdidos, pues todo se circunscribe a la memoria y los recuerdos sobre existencias no vividas, la especulación sobre qué habría podido ser de Clare si hubiera optado por esta vía en lugar de esta otra. Sí, todos nuestros actos conducen hacia el futuro, pero están forjados a partir de nuestro propio pasado y fijados en el presente.

Todo ello surge en la mente del lector en un momento u otro, pero la obra procura homogeneidad, es un cuerpo unitario que, al tiempo, se desvía en un montón de opciones sugerentes. La gran virtud, además, estriba en que todo ello se narra de un modo cautivante, impidiendo que se deje el libro en ningún momento. Y otra virtud: está bien traducido. En una época en que ese detalle parece ya establecerse como una quimera, conviene destacar que, para traducir un libro del inglés al español, hay que entender el inglés, por supuesto, pero también hay que saber castellano. Aquí ello se da con creces.

Carlos Díaz Maroto

“El psicólogo de los muertos”: novedad de La Factoría de Ideas

Posted in Fantasía, Libros recibidos, Literatura, Noticias on 25 noviembre, 2014 by belakarloff

Theo Nikonos, antiguo detective, hace ahora determinados «trabajos» para el profesor DeBray, del Instituto de Investigación de Fenómenos Anabióticos. En sus viajes ha visto muertos de todos los tipos, y esta vez la persona en la que centra su interés es una bella mujer que falleció unos meses atrás en un accidente de tráfico. Un caso triste, sin duda… y que se pone interesante cuando ella abre los ojos y le pregunta «¿Quién eres?». «Un amigo», responde él. Así empieza la historia de Laura y Theo, dos personas unidas por el amor y la muerte: Laura, desesperada por encontrar a su marido, supuestamente muerto en el mismo accidente que ella; Theo, dispuesto a hacer cualquier cosa por Laura… como arriesgar sus principios, sus creencias, o incluso su propia vida.

William M. Valtos asegura que decidió que quería ser escritor cuando estaba en primaria. Le publicaron su primer artículo en una revista nacional cuando contaba con tan solo catorce años, y con el tiempo acabó siendo reportero y editor de un premiado periódico de las Fuerzas Aéreas. A eso le siguieron varios años trabajando en publicidad, donde también consiguió diversos premios. Publicó su primera novela en 1989, Resurrection, obra que se convirtió en el telefilm Muerte aparente. Después vendrían El psicólogo de los muertos, La Magdalena y La reliquia de Rasputín (en La Factoría de Ideas). La Factoría de Ideas publicó en septiembre El psicólogo de los muertos.

elpsicólogo500

Titulo original: The Authenticator (2000)
Autor: William M. Valtos
Traducción: David Luque Cantos
Fecha de publicación: septiembre de 2014
Formato: 23 x 15 cm
Encuadernación: Rústica con solapas
Páginas: 336
PVP: 19,95 €
ISBN: 9788490186497
Colección: BONUS Nº: 37
Género: thriller paranormal

“Cuerpos descosidos” de Javier Quevedo Puchal

Posted in Crítica, Libros recibidos, Literatura, Terror on 16 junio, 2014 by belakarloff

Título: Cuerpos descosidos

Autor: Javier Quevedo Puchal

Edición: Móstoles, Madrid: NGC Ficción!, 2011

Colección: Terror; nº 2

Diseño cubierta e ilustración: Felideus

Tamaño: 14,5 x 21,5 cm.

238 págs. | PVP: 16€

ISBN: 978-84-937801-4-2

CUERPOS_DESCOSIDOS

Javier Quevedo Puchal (nacido en 1976) es una joven promesa de la literatura de terror española contemporánea. Y lo defino como “promesa” por ser este el primer libro suyo que cae en mis manos, y sabiendo que ha sido finalista al Premio Vórtice de Relato (2005), al Shangay de Novela (2009), al Scifiworld de Novela y de Relato (2012) y al Ignotus de Novela (2012), y ganador al Premio Nocte de Novela (2012). No es que los premios signifiquen mucho, pero en concursos tan faltos de pompa mediática como estos la valía de los galardones es más meritoria.

Pasando a la novela, nos narra (en presente continuo) las existencias de tres personajes, Lucio, Eva y un tercero innominado a través de las páginas de su diario. A lo largo de gran parte de la historia los caminos de los tres no confluirán, y uno diría que se trata en realidad de tres relatos interfoliados pero sin relación entre sí. Sin embargo, en determinado momento, las conexiones se irán estableciendo, las cuales no precisaré, desde luego.

¿Novela de terror? Sí, sin duda. Si bien se trata de, ante todo, una novela de personajes, donde lo que prevalece es la existencia vital de estos, de su discurrir a través de la historia, y de cómo ésta les afecta internamente. Lucio es un chapero en Ámsterdam que se enamora de una enigmática mujer que efectúa un número a mitad de camino entre el espectáculo de cabaret y la experimentación parapsicológica; Eva es una mujer torturada por los recuerdos y que utiliza la violencia sobre su propio cuerpo; y el muchacho innominado del diario se enamorará de un chico asilvestrado, una especie de mezcla entre Huckleberry Finn y Carrie (y pese a lo absurdo que suena descrito así, en el libro funciona a la perfección).

Javier Quevedo Puchal

Javier Quevedo Puchal

Javier ha mencionado en no pocas ocasiones que los escritores que más lo han influido son Angela Carter, Ray Loriga y Clive Barker. El espectro de este último se halla oculto en las páginas de estos Cuerpos descosidos, pero cabe referir que la plasmación no es tanto de literatura de género: los lectores habituales de esta quizás puedan decepcionarse, al no haber explicitud narrativa (pese a momentos de no poca incomodidad) y, tal como dije, centrarse el autor más en las vivencias afectivas de los personajes.

Una prosa pulida, exquisita, un tempo mantenido a la perfección, unos personajes cautivantes y un final estremecedor componen esta joya literaria (independientemente de que sea o no de terror), desasosegadora, inquietante y terrible, que obliga al lector a seguir buscando otras obras del autor. Yo, por supuesto, ya lo estoy haciendo.

 

Carlos Díaz Maroto

Conociendo a Quarry

Posted in Libros recibidos, Literatura, Reseña, thriller on 3 marzo, 2014 by belakarloff

Conociendo a Quarry

Max Allan Collins es un especialista en literatura criminal, apenas conocido en España, donde sólo ha tenido eco a raíz de la publicación del cómic escrito por él Camino a la Perdición y, en especial, por su excelente adaptación cinematográfica por parte de Sam Mendes. Pero es un ensayista y fabulador bastante fértil, y ganador de innúmeros premios, prestigioso sobre todo por esta saga de Quarry, pero también por otras, como las de Nolan, Mallory o Nathan Heller. También ha escrito cómics de Dick Tracy, así como la novelización de la lastimosa película de Warren Beatty, a partir de la cual escribió nuevas novelas originales del personaje, o de igual modo ha retomado el ciclo de Mickey Spillane sobre Mike Hammer.

Su saga de Quarry comenzó en 1976, y hasta el momento cuenta con diez entregas (1). Ateniéndonos a este primer título, que en España ha sido rebautizado como Conociendo a Quarry, el libro nos presenta a un asesino profesional con un pasado no demasiado claro, y al que nos topamos cuando ya está implicado en esta arriesgada profesión, aunque parece que le cogemos en el momento en que comienza a plantearse diversos aspectos sobre sí mismo y su labor.

Max Allan Collins con Leslie Nielsen

Max Allan Collins con Leslie Nielsen

La novela es enérgica, rápida y contundente, una magnífica muestra de novela negra influida por los clásicos, pero con un ojo puesto en la modernidad. Quien haya visto o leído Camino a la Perdición puede más o menos calcular por dónde van los tiros, y nunca mejor dicho. Collins, además, tiene una gran capacidad para la creación de diálogos muy propios de la literatura noir y del thriller. Un director como Quentin Tarantino (o el propio Sam Mendes) sería muy adecuado para lleva a cabo una adaptación de este libro (y los siguientes).

Amargo, cínico, despiadado pero con un fondo de humanidad del que ni él mismo es consciente, Quarry es un atractivo personaje lleno de fisuras y defectos, que va desentrañando una trama con más recovecos de los que aparenta en un inicio.

Otra novela de la saga, con una portada apabullante

Otra novela de la saga, con una portada apabullante

Esperemos que la novela se venda y ayude a que La Factoría de Ideas publique las demás entregas de la saga. Yo ya estoy impaciente por leer la segunda…

 

Carlos Díaz Maroto

Conociendo a Quarry

Autor: Max Allan Collins

Traducción: Rebeca Rueda Salaices

T.O.: Quarry (1976)

Editorial: La Factoría de Ideas, 2014

Colección: BONUS Nº: 34

 

(1) La saga completa consta de: Quarry (a.k.a. The Broker) (1976); Quarry’s List (a.k.a. The Broker’s Wife) (1976); Quarry’s Deal (a.k.a. The Dealer) (1976); Quarry’s Cut (a.k.a. The Slasher) (1977); Quarry’s Vote (a.k.a. Primary Target) (1987); Quarry’s Greatest Hits (2003); The Last Quarry (2006); The First Quarry (2008); Quarry In The Middle (2009); Quarry’s Ex (2010).

 

“Luna profunda”: el hombre lobo según Ángel Gómez Rivero

Posted in Artículo, Crítica, Entrevista, Libros recibidos, Literatura, Terror on 20 diciembre, 2013 by belakarloff

Recién ha aparecido publicada la novela “Luna profunda”, por parte de Ediciones Calamar. Buena excusa, pues, para hablar con su autor, Ángel Gómez Rivero, y lo que representa esta novela en la mitología del hombre lobo así como en su carrera. Después, ofrecemos un análisis de la propia novela.

Cbta_LunaProfunda_lomo22mm:Layout 2

Para leer este artículo, escrito por Carlos Díaz Maroto, pincha aquí.

[REC] – Los relatos perdidos

Posted in Ciencia ficción, Libros recibidos, Relatos, Reseña, Terror on 18 diciembre, 2013 by belakarloff

Título: [REC] – Los relatos perdidos

Pie de imprenta: Madrid: Timun Mas, 2013.

Contenido: “Prólogo” por Jaume Balagueró y Paco Plaza; “Rojo sangre” de Víctor Conde; “Jon Esponja” de Juan de Dios Garduño; “Modo Zombie” de Hernán Migoya; “Voy a entrar” de Teo Rodríguez; “El ojo de la tormenta” de Carlos Sisí; “In Nomine Patris” de Guillermo Tato; “El enemigo” de David Zurdo.

Género – materia: relatos – CF – terror

rec-los-relatos-perdidos

Magnífica idea por parte de la editorial Timun Mas el crear esta antología de relatos dedicados a ampliar el universo de la película [REC] a formato literario. Una vez autorizado el planteamiento por parte de la productora Filmax y los creadores de la criatura, Jaume Balagueró y Paco Plaza, los editores se pusieron en contacto con siete escritores españoles que, en su mayor parte, han sobresalido dentro del género de terror, para encargarles crear su historia perteneciente a la temática. Se les dejó algo de mano libre, no era preciso hacer algo que siguiera estrictamente lo narrado en las tres películas existentes hasta ahora, no era obligado que todo formase un minucioso encaje de bolillos que se articulara perfectamente entre sí (aunque ese enfoque también hubiera tenido su interés).

Así pues, aquí tenemos esta atractiva antología, que esperamos no se quede en una muestra única, y prologada, como cabía esperar, por Paco y Jaume, quienes en un breve texto introductorio nos ponen en antecedentes ante lo que vamos a leer. Después, viene cada una de las siete historias. No he querido revisar las películas, para así juzgar los relatos por su estricta valía literaria, aunque mencionaré lo que la memoria me permita en el ámbito de la continuidad dentro de su universo.

“Rojo sangre”, de Víctor Conde. No había leído hasta ahora nada de Conde, pero lo conocí en la reciente Semana Gótica y me pareció un autor sumamente interesante. Una vez leída esta historia ya tengo confirmado que he de buscar sin falta cualquier cosa escrita por él. En primer lugar resalta como un excelente estilista, con una enorme fuerza descriptiva y una inusitada capacidad para crear ambientes. Argumentalmente, este “Rojo sangre” se presupone que entra dentro del universo [REC], obvio es, pero tampoco lo sigue de un modo estricto, y podría ser una historia de zombis cualquiera. Todo ello dentro de esas coordenadas, pues luego lo que desarrolla es una obra cautivante, que atrapa al lector y le obliga a seguir la lectura con interés. Buenos y escasos personajes que derivan en una sorpresa hacia el final anonadante, sorprendente y cautivante. No estaría mal crear una serie con vida propia derivada de ahí.

“Jon Esponja”, de Juan de Dios Garduño. Si a Conde no lo conocía, por el contrario Juande es al autor de toda la antología que más a fondo conozco. Amén de ello, dentro de la propia temática de zombis tiene una novela, Y pese a todo…, de gran éxito (que ya está teniendo su muy prometedora traslación al cine), y además, por si cabía dudarlo, es una obra excelente. Aquí, Garduño busca interconectar su relato con la franquicia a través de dos elementos: el perrito que arrancaba todo en la primera película, y la boda que tenía lugar en la tercera. A partir de ahí, crea una historia que, en tono, está a mitad de camino entre ambos films, y vertebrada por tres personajes que se van alternando: un sacerdote que debe enfrentarse con su muy terrible pasado (ese pasado es lo mejor del relato, y desarrollado por sí mismo podría dar lugar a una historia fenomenal); una pija secuestrada por un tipo vestido de Bob Esponja; y un friki autor de cortos de la temática. Todos ellos se verán inmersos en una historia con, claro, los zombis posesos de la franquicia. Juande alterna con inusitada facilidad muy distintos tonos, desde el hiperrealista del inicio, que entronca en cierto modo con su obra previa, hasta la visceralidad más absoluta (y donde se le ve regodearse como un niño malo) así como un humor desquiciado un tanto en la vena de Álex de la Iglesia.

Juan de Dios Garduño

Juan de Dios Garduño

“Modo zombi”, de Hernán Migoya. Migoya fue el autor de esa polémica surgida a raíz de la publicación de su novela Todas putas, y que no he leído. Por supuesto, es un escritor de cierto renombre y del que es imposible no oír hablar (escribir) por aquí o por allá. En todo caso, no me había enfrentado hasta ahora a su prosa. No sé si el presente relato es característico de su estilo, sospecho que sí. Aquí vincula su historia a la saga por medio de uno de los habitantes de la casa infectada del film inicial, un friki seboso, pajillero y diarreico; también añade una interconexión con determinado elemento de la segunda película que no desvelaré. La historia ofrece una prosa exuberante y excesiva (con algún que otro fallo de sintaxis) y narra una trama enclavada en la parodia, y que es una especie de mezcla entre la serie Aquí no hay quien viva y la película Return of the Living Dead III (1993), conocida en España vía VHS como Mortal Zombie, con un final tomado directamente de la seminal La noche de los muertos vivientes. Hay abundancia de un intento de provocación un tanto infantil, y que semeja más bien una pose; resulta mucho más convincente el tono pesimista y desesperanzado centrado en un personaje (auto)marginado y abocado a la mediocridad.

“Voy a entrar”, de Teo Rodríguez. Rodríguez, aparte de ser escritor y hombre de radio, también es guionista de cine y televisión, lo cual se nota enormemente leyendo este “Voy a entrar”. La historia arranca como un prólogo al primer film, para a las pocas páginas saltar a después de éste, en un encadenado perfecto. La historia es absorbente y despliega un ritmo trepidante, semejando un guion novelado pero con un estilo literario propio. Es especialmente resaltable la capacidad para los diálogos y el uso del punto de vista. Hubiera sido deseable una revisión tipográfica y de algunos fallos de sintaxis, lo cual, empero, no empaña una narración impecable. Desde aquí sugiero a Filmax una adaptación cinematográfica YA, escrita por el propio autor (lógico) y dirigida por algún realizador novel con inventiva (a Jaume y a Paco los prefiero optando por nuevas vías). El final de la historia, además, es extraordinario.

“El ojo de la tormenta”, de Carlos Sisí. Aquí tenemos una narración centrada en la clínica veterinaria donde arrancaba todo, y donde el dichoso pequinés empieza a dar la nota. Muy cinematográfica también, con un cuerpo algo más literario, capta la atención desde el principio y se sigue con interés. Sisí es un autor también acostumbrado aquí a la materia que emplea, y lo desarrolla con gran soltura. Inclusive el final ofrece ciertas similitudes en tono con el del relato anterior, sin que ambos tengan realmente mucho que ver (salvo el tema elegido, obvio es). Desvinculado del universo [REC] seguiría siendo no sólo sólido, sino que también podría dar de sí para una saga, en especial con cierto elemento muy breve que incluye, y que me permitirán sea discreto al respecto.

Carlos Sisí

Carlos Sisí

“In Nomine Patris”, de Guillermo Tato. Guillermo Tato es alguien vinculado a las películas de la saga. Por eso puede sorprender el arranque, donde el lector se preguntará qué conexión tiene la historia con ella; sin embargo, como cabía esperar, pasadas unas cuantas páginas la relación comenzará a descubrirse. Aquí, un padre orgulloso descubrirá que su hijo celebra su cumpleaños arreando un buen mordisco a un niño invitado, para después ir comprobando cómo éste se va degradando más y más; la visita de un sacerdote le desvelará que el crío está poseído. Con una historia que semeja algo así como una mezcla de diversas películas, así el Shock de Mario Bava, El exorcista, La profecía y alguna más, por desgracia el presente es el relato con la factura literaria más pobre de todos. Hubiera sido necesaria una revisión a fondo para corregir no sólo los fallos de sintaxis, sino también los de lógica de narrativa interna. Una lástima, porque el punto de partida tiene su interés…

“El enemigo”, de David Zurdo. Si bien al poco de leído el relato se percibe la relación que tiene con la saga, bien es cierto que con unos escasos retoques podría pasar por una historia independiente de la misma. Una narración centrada casi en su integridad en el interior de un manicomio da mucho juego, y David Zurdo intenta explorar algunos temas marginales para enriquecer la temática original, como la relación entre lo que es cordura y locura, o la del propio proceso antropofágico por parte de las entidades convertidas y otro personaje que aparece. Sobre el papel, una historia atractiva e interesante, pero por algún motivo no acaba de cuajar del todo, percibiéndose un tanto ligera y superficial. El nombre de David Zurdo hacía esperar unos resultados más sólidos.

En conjunto, pese a algunos relatos algo por debajo del nivel deseado, éste logra, en su globalidad, una calidad alta, las historias mantienen el interés, y hay incluso alguna joya que permite descubrir que no importa tanto la temática elegida, sino el talento del autor. Un libro, en suma, altamente recomendable no sólo para los seguidores de la franquicia cinematográfica, sino también para los de la literatura de terror, que en los últimos tiempos está ofreciendo magníficos autores en nuestro país. Esperamos ansiosos un volumen II con nuevos autores.

Carlos Díaz Maroto