Archive for the Reseña Category

Travelers (2016)

Posted in Ciencia ficción, Reseña, Televisión, thriller on 9 enero, 2017 by belakarloff

Una serie de viajeros del tiempo llegan al presente ocupando el cuerpo de gente a punto de morir. Evitan esa muerte y hacen un “borrado” de la personalidad del previo ocupante. Su misión es evitar una serie de percances que conducirán a un futuro infausto…

Creada por Brad Wright. Directores: Andy Mikita, Helen Shaver, William Waring… Guiones: Brad Wright, Pat Smith, Jason Whiting, Ashley Park… Intérpretes: Eric McCormack (Grant MacLaren), MacKenzie Porter (Marcy Warton), Nesta Cooper (Carly Shannon), Jared Abrahamson (Trevor Holden), Reilly Dolman (Philip Pearson), Patrick Gilmore (David Mailer), Leah Cairns (Kathryn MacLaren), Arnold Pinnock (Walt Forbes), J. Alex Brinson (Jeff Conniker), Jennifer Spence (Grace Day), William MacDonald (Gary Holden), Teryl Rothery (Patricia Holden)… 1 temporada, 12 episodios 45 min. Canadá, Estados Unidos 2016-…

poster

Serie producida por Peacock Alley Entertainment con destino a Showcase y Netflix, de momento tenemos una primera temporada que finaliza en un cliffhanger. Ha sido creada por Brad Wright, quien también escribió de forma masiva para Más allá del límite (The Outer Limits; 1995-2002) y creó Stargate (Stargate SG-1; 1997-2007) –a partir del guion de la película con guion de Roland Emmerich y Dean Devlin– así como algunas de sus derivaciones. En 2011 finalizó SGU Stargate Universe (2009-2011) y esta es su nueva aportación al universo catódico.

foto1

Pese a no ser el colmo de la originalidad –recuerda un tanto a la excelente película Doce monos (Twelve Monkeys, 1995)–, el punto de partida es simpático y agradecido, e inspira curiosidad para ver cómo prosigue todo. Es poco arriesgada, a tal punto que cada capítulo podría representar “el caso de la semana”. Existe una subtrama que enlaza todos esos episodios independientes, y que se va perfilando poco a poco.

foto2

De todas maneras, lo peor de la serie es su escaso interés en desarrollar los personajes psicológicamente, con toda la enjundia que podrían ofrecer. Se trata, como ya se ha dicho, de personas que se introducen en el cuerpo de otras. La personalidad antigua desaparece, y una nueva toma un cuerpo que puede que en nada coincida con él. Sin embargo, los guiones se olvidan o tratan aleatoriamente esa cuestión, cuando podría ser lo más interesante. En algunos personajes es tenido en cuenta, en otros aparece y desaparece, y en otros, sencillamente, no existe. Resulta curioso en el caso del protagonista, el agente del FBI Grant MacLaren (interpretado por Eric McCormack), de quien una compañera comenta al inicio que ambos, anfitrión y huésped, tienen una personalidad muy parecida… A lo largo de todos estos capítulos cada personaje parece el del anfitrión, con algunos conocimientos más, en lugar de un ente en “desacuerdo” con su cuerpo. Un juego psicológico muy interesante podría haber derivado de ahí, pero parece que eso no interesa al creador y a los guionistas.

foto3

En su lugar, tenemos un thriller de acción con unos escasos elementos de ciencia ficción. En todo caso, ha de aceptarse que los personajes, dentro de su esquematismo, son interesantes, en especial el de la chica con limitaciones intelectuales (Carly Shannon: Nesta Cooper) y el del friki informático y drogata (Philip Pearson: Reilly Dolman). El menos interesante es el del adolescente (Trevor Holden: Jared Abrahamson) por lo arriba mencionado; en un momento dado se insinúa que el anfitrión es un hombre de edad avanzada, pero en todo momento se comporta como un adolescente, y esa incongruencia quita matices a un personaje de por sí elemental.

foto4

De todas maneras, no todo han de ser obras maestras, y se agradece que una serie no intente descubrir el universo o crear tramas que arrancan con un golpe de efecto espectacular –que en muchas ocasiones no es capaz de mantenerse– y se ofrezca un entretenimiento menor pero simpático. Con sus muchas limitaciones, Travelers se deja ver, es sencilla, te hace interesarte por lo que acontece, y deja con la expectación de un final que esperamos ver resulto próximamente. Veremos.

Carlos Díaz Maroto (Madrid. España)

foto5

Alas en la noche (Nightwing) (1979)

Posted in Cine, Reseña, Terror on 9 enero, 2017 by belakarloff

En una reserva india aparece una colonia de murciélagos vampiro, que atacará primero al ganado, y después a las personas. El sheriff de la zona, así como un estudioso zoólogo, intentarán poner freno al peligro.

Dirección: Arthur Hiller. Producción: Polyc International BV. Productor: Martin Ransohoff. Productor ejecutivo: Richard R. St. Johns. Productor asociado: Peter V. Herald. Guion: Steve Shagan, Bud Shrake, Martin Cruz Smith, según la novela de Martin Cruz Smith. Música: Henry Mancini. Fotografía: Charles Rosher Jr. Diseño de producción: James Dowell Vance. Montaje: John C. Howard. Efectos especiales: Carlo Rambaldi (efectos visuales), Barry Nolan (supervisor de efectos ópticos). Intérpretes: Nick Mancuso (Youngman Duran), David Warner (Phillip Payne), Kathryn Harrold (Anne Dillon), Stephen Macht (Walker Chee), Strother Martin (Selwyn), George Clutesi (Abner Tasupi), Ben Piazza (Roger Piggott), Donald Hotton (John Franklin), Charles Hallahan, Judith Novgrod, Alice Hirson, Pat Corley, Charlie L. Bird, Danny Zapien, Peter Prouse, José Toledo, Richard Romancito, Flavio Martínez, Lena Carr, Virginia P. Maney, Wade Stevens, Robert Dunbar, John R. Leonard Sr… Nacionalidad y año: Estados Unidos 1979. Duración y datos técnicos: 105 min. Color 1.85:1.

??????????????????????????????????????

 

En la actualidad Martin Cruz Smith es un autor de reconocido éxito, en especial dentro de la temática del thriller, y sobre todo dentro de su serie del agente Arkady Renko, inaugurada con la ya lejana El parque Gorky (Gorky Park, 1981). Su madre era de origen amerindio, descendiente de los Pueblo, y militante de los derechos de los originales pobladores de los Estados Unidos de América. Por ello no es de sorprender que en sus primeras novelas optara por, independientemente del género, aportar ese enfoque, desde su debut con The Indians Won (1970). En 1976 publicó Alas de noche (Nightwing), una novela de terror con cierto tono best-seller, pero que se distinguía por determinados aspectos: por un lado, se estructura en formato de thriller, por lo cual ya se hace eco de su futura especialización; y, pese a ser de terror, el fondo se centra en una atención a los valores culturales del pueblo indio.

foto1

A la hora de trasladar la novela al cine, el propio Smith se hizo cargo del guion al lado de Steven Shagan (Salvad al tigre, El viaje de los malditos, El siciliano, Las dos caras de la verdad) y Bud Shrake (Tom Horn), especializado este en el género del western y/o el country. El trabajo de adaptación que efectúan resulta bastante solvente. La parte más perjudicada es la romántica, que queda en unos escasos esbozos; y la parte que más se acentúa es la antropológica, inclusive por encima de los elementos de terror, teórica base del film. De hecho, en el sentido estricto, solo tenemos dos escenas planteadas desde esa perspectiva: la de un ataque, hacia la mitad, de un grupo de católicos, excelente en su planificación, aunque perjudicada por lo poco que se distingue –no sé si debida a una fotografía escasa o, con mayor seguridad, a la pésima copia a la que accedí[1]–; y, desde luego, el final, algo anticlimático, de todas maneras.

foto2

El problema de la película es la torpe decisión de contar como director con un hombre tan limitado como es Arthur Hiller, caracterizado por su ausencia de intensidad emocional y su frialdad expositiva; curiosamente, su película más popular es la ñoña Love Story – Historia de amor (Love Story, 1970). Alas en la noche la expone de un modo distante, sin lograr penetrar en unos personajes que tienen mucho que contar, pero que del modo en que lo hacen resulta farragoso. Ni siquiera es capaz de controlar un reparto de un buen nivel, y solamente destaca una partitura inspirada debida a Henry Mancini, quien, como es menester, le aplica resonancias indias a la melodía.

 foto4

La película expone interesantes cuestiones respecto a la cultura india, y plantea una curiosa ambigüedad en el aspecto del misticismo y los elementos mágicos que la envuelven. Es una lástima que no se hubiera contado con un director más inspirado para insuflar de ese hálito mágico que un film como el presente necesita. De todas maneras, es una cinta elemental pero visible.

foto5

Anécdotas

  • Título en Colombia: Alas de noche.
  • El rodaje tuvo lugar en Nuevo México, en concreto en Albuquerque, Bonanza Creek Ranch, en Santa Fe, y en Laguna Pueblo.
  • En la base de datos del Ministerio de Cultura español figura como de nacionalidad holandesa. Fue una trampa legal que determinadas distribuidoras perpetraron sobre la época, registrando bajo ese pabellón películas norteamericanas, con el fin de cubrir la cuota de pantalla de cine europeo.
  • Canciones: “Lucille”, interpretada por Kenny Rogers; y “Don’t It Make Your Brown Eyes Blue”, a cargo de Crystal Gayle.
  • Estrenada en Estados Unidos el 22 de junio de 1979. En España se estrenó directamente en cines de barrio, y no está registrada la fecha.

foto6

Bibliografía

Alas de noche; por Martin Cruz Smith; traducción de Iris Menéndez. Barcelona: Argos, 1977. T.O.: Nightwing (1977).

Carlos Díaz Maroto (Madrid. España)

[1] DVD reciente editado por parte de la lamentable Llamentol, famosa por la pésima calidad con que suele editar, y dentro de ese limbo de distribuidoras de dudosa legalidad.

foto7

Passengers (Passengers) (2016)

Posted in Ciencia ficción, Cine, Estreno, Reseña on 3 enero, 2017 by belakarloff

La Tierra está superpoblada, y la nave interestelar Avalon viaja a través del espacio, rumbo a colonizar un distante planeta. En su interior duermen en hibernación una gran cantidad de viajeros, mientras todo es regulado mecánicamente. De pronto, un accidente provoca que uno de los pasajeros, Jim Preston, despierte. Y aún quedan ochenta años para llegar al destino…

Dirección: Morten Tyldum. Producción: Columbia Pictures, LStar Capital, Village Roadshow Pictures, Original Film, Company Films, Start Motion Pictures, Wanda Pictures. Productores: Stephen Hamel, Michael Maher, Ori Marmur, Neal H. Moritz. Co-productor: Greg Baxter. Productores ejecutivos: Greg Basser, Bruce Berman, Ben Browning, David B. Householter, Jon Spaihts, Lynwood Spinks, Ben Waisbren. Guion: Jon Spaihts. Música: Thomas Newman. Fotografía: Rodrigo Prieto. Diseño de producción: Guy Hendrix Dyas. Montaje: Maryann Brandon. Efectos especiales: Captured Dimensions, Digital Domain, Instinctual VFX, Moving Picture Company, The Senate Visual Effects. Intérpretes: Jennifer Lawrence (Aurora Lane), Chris Pratt (Jim Preston), Michael Sheen (Arthur), Laurence Fishburne (Gus Mancuso), Andy Garcia (capitán Norris), Vince Foster, Kara Flowers, Conor Brophy, Julee Cerda, Aurora Perrineau, Lauren Farmer, Emerald Mayne, Kristin Brock, Tom Ferrari, Quansae Rutledge, Desmond Reid, Emma Clarke… Nacionalidad y año: Estados Unidos 2016. Duración y datos técnicos: 116 min. Color 2.35:1.

poster

El resumen que se ha reseñado arriba hará ver al lector aficionado a la ciencia ficción una premisa nada original, que trata el tema mil veces expuesto del éxodo de un grupo de almas a través del espacio, en estado de hibernación, rumbo a colonizar otros planetas. También es bastante habitual la idea de un personaje que de pronto despierta y se encuentra totalmente solo frente a un misterio. El mismo tráiler de la película provoca no pocos destellos de déjà vu al espectador, como por ejemplo la fallida Horizonte Final (Event Horizon, 1997), de Paul W. S. Anderson, donde casualmente también aparecía Laurence Fishburne, o también podríamos recordar la muy atractiva cinta de nacionalidad suiza Cargo (2009), de Ivan Engler y Ralph Etter. Incluso saliéndonos mucho de la temática, hay un evidente guiño a El resplandor (The Shining, 1980), de Stanley Kubrick.

foto1

Passengers (Passengers, 2016) no busca epatar por medio de un guion sorpresivo. Con prácticamente solo dos personajes en su sesenta por ciento inicial de metraje, sus ingredientes son una historia sencilla pero efectiva, cuatro excelentes actores, un diseño de producción bárbaro y una fotografía atractiva (obra del mexicano Rodrigo Prieto). Y un desarrollo que, pese a resultar en muchos aspectos predecible, inspira el interés del espectador. Temáticamente, se trata de una narración de ciencia ficción hard, es decir, centrada en premisas científicas acordes con el conocimiento actual, y sin elementos más o menos fantásticos; todo ello, empero, desarrollado desde un tono ligero, es decir, no se trata de una obra farragosa y difícil de seguir, sino que es una narración sencilla que se ve con agrado y sin esfuerzo (pese a que para mucho espectador vago intelectualmente le pueda parecer lenta).

foto2

Su director es el noruego Morten Tyldum, que en su país natal trabajó activamente en televisión, hizo algunos cortos y unas pocas películas. Saltó a la fama con The Imitation Game – Descifrando Enigma (The Imitation Game, 2014), y tiene previsto regresar a la ciencia ficción con Pattern Recognition, adaptación de la novela homónima de William Gibson de 2003[1], así como los dos primeros capítulos de la serie Counterpart, sobre universos paralelos. Ahora está empezando The Last Days of Night (2018), sobre la rivalidad entre George Westinghouse y Thomas Edison, por lo cual la ciencia tampoco se halla muy alejada.

foto3

Descifrando Enigma se me escapó, aunque me atraía enormemente, tanto por la temática como por su protagonista, Benedict Cumberbatch, y la obra en Noruega de Morten Tyldum parece sumamente atractiva. Vista la presente película, se le percibe como una narrador claro y preciso, algo desde luego necesario en el cine contemporáneo, cuando la mayoría de los realizadores o bien son planos o abstrusos. Aquí, muestra temple con la cámara, una mirada directa y sin ambages, centrado en narrar una historia, con un buen temple para trabajar con los actores, y un excelente trabajo con las imágenes, que apoyan las imágenes sin devorarlas.

foto4

Como se ha dicho, la trama, aún con su sencillez, se sigue con interés, y este no desaparece en momento alguno de todo el metraje. Cuando pudiera parecer que determinada circunstancia parece que no puede dar más de sí se adopta un quiebro en la narración y se enfoca desde otra perspectiva. A todo esto, cierta decisión por parte del protagonista masculino parece que ha creado una gran polémica, y ha supuesto críticas destructivas para el film, lo cual me parece una absoluta necedad. Esa actuación repercute en el perfil moral del personaje, y te puede parecer más o menos decente su forma de actuar, pero eso, desde luego, en nada afecta a la calidad artística del film, sino que se trata de un mero componente psicológico de un personaje; matices grises a un “héroe” que de esa manera parecería más esquemático. Si nos ponemos con ese puntillismo, sería imposible hacer ninguna película donde hubiese alguna actuación discutible por parte de ningún personaje, no ya que matase.

foto5

En definitiva, un grato entretenimiento, que no va a formar parte de las grandes películas de la historia del cine de ciencia ficción, y que agradará sobremanera a los amantes del género con debilidad para con la iconografía que adorna esta cinta, decente y correcta.

foto6

Anécdotas

  • Título en Argentina y México: Pasajeros.
  • Keanu Reeves fue contratado para el papel protagonista, pero después lo abandonó.
  • Reese Witherspoon, Rachel McAdams y Emily Blunt optaron al papel protagonista femenino, pero en diversas fases del desarrollo lo dejaron.
  • Como director fue contratado inicialmente Brian Kirk (Luther, Juego de tronos, Penny Dreadful). También optaron al cargo Gabriele Muccino (Siete almas, Un buen partido) y Marc Forster (007 Quantum of Solace, El soldado de Dios, Guerra mundial Z).
  • El guion forma parte de ese famoso lote de “libretos no rodados y más deseados”, y anclado desde 2007.
  • Rodada con un presupuesto estimado de 110 millones de dólares.
  • El rodaje principal tuvo lugar entre el 15 de septiembre de 2015 y el 12 de febrero de 2016. En septiembre de 2016 se rodaron escenas adicionales para fijar elementos argumentales que no estaban desarrollados.
  • Estrenada en Estados Unidos el 21 de diciembre de 2016, tras una premier el día 14. En España se estrenó el 30 de diciembre.

fot7

Carlos Díaz Maroto (Madrid. España)

 

[1] Mundo espejo; por William Gibson; traducción de Marta Heras. Barcelona: Minotauro, 2004.

El editor de libros (Genius) (2016)

Posted in Cine, Estreno, Otros géneros, Reseña on 9 diciembre, 2016 by belakarloff

Maxwell Perkins trabaja como asesor literario en la editorial Scribners, para la cual ha descubierto a genios como Francis Scott Fizgerald o Ernest Hemingway. A sus manos llega un original muy extenso, obra de un autor desconocido, Thomas Wolfe. Entusiasmado por el texto, acepta editarlo, pero aconsejando al escritor que reduzca la densidad de la novela. Ese será el inicio de una relación turbulenta.

Dirección: Michael Grandage. Producción: Desert Wolf Productions, Michael Grandage Company, Riverstone Pictures, Pinewood Pictures. Productores: James Bierman, Michael Grandage, John Logan. Co-productora: Tracey Seaward. Productores ejecutivos: James J. Bagley, A. Scott Berg, Tim Bevan, Nik Bower, Tim Christian, Ivan Dunleavy, Arielle Tepper Madover, Deepak Nayar. Guion: John Logan, según el libro de A. Scott Berg. Música: Adam Cork. Fotografía: Ben Davis. Diseño de producción: Mark Digby. Montaje: Chris Dickens. Efectos especiales: Union Visual Effects. Intérpretes: Colin Firth (Max Perkins), Jude Law (Thomas Wolfe), Nicole Kidman (Aline Bernstein), Laura Linney (Louise Perkins), Guy Pearce (F. Scott Fitzgerald), Dominic West (Ernest Hemingway), Vanessa Kirby (Zelda Fitzgerald), Gillian Hanna (Julia Wolfe), Angela Ashton (Bertha Perkins), Eve Bracken (Zippy Perkins), Katya Watson (Jane Perkins), Lorna Doherty (Peggy Perkins), Makenna McBrierty (Nancy Perkins), Miquel Brown (Eleanor, la doncella de Perkins), Corey Johnson (John Wheelock), Lucy Briers, Harry Attwell, Ray Strasser King, David Altaner, Rosy Benjamin, Charles Dinsdale, Erick Hayden, Kenneth Hazeldine, Oliver King, Alex Large, Charlotte Longfield, Nick Mercer, Kim Rosenfeld, James Wallace, Katherine Kingsley… Nacionalidad y año: Reino Unido, Estados Unidos 2016. Duración y datos técnicos: 104 min. Color 2.35:1.

poster

El editor de libros (Genius, 2016) es una película para amantes de la literatura. Se centra en la relación laboral y amistosa que se estableció entre el escritor Thomas Wolfe y Max Perkins, editor de libros de los que, en apariencia, ya no existen, que se implican emocionalmente en el proceso de edición de una obra, hasta colaborar activamente con el autor. A quien no le interese la literatura esta película no le interesará, y presupongo que el cinéfilo de toda la vida es una persona culta que se apasiona por el arte en su espectro amplio, cine, literatura o lo que se tercie… Pero, desde luego, no es una película de centro comercial, de esas que los sábados se va a ver después de comer una hamburguesa con patatas fritas a la vuelta de la esquina.

foto1

El director, Michael Grandage, es un actor y director de teatro, que en cine ha aparecido como intérprete en La locura del rey Jorge (The Madness of King George, 1994), de Nicholas Hytner, con un cometido muy breve, si bien ha sido más activo en televisión. Como director de teatro goza de un enorme prestigio, y ha ganado un montón de premios en ese ámbito, entre ellos el Laurence Olivier y el de Comendador de la Orden del Imperio Británico en 2011 por sus servicios al mundo del teatro. Esta es su primera película como realizador, y para ello ha optado por una narración sencilla y académica, volcándose en especial en que la historia se narre por sí misma y, sobre todo, que los actores sean el eje central por el cual se articule todo lo que se desarrolla.

foto2

En ese sentido, pues, la historia es fundamental. Basándose en un libro de A. Scott Berg, el polifacético John Logan –responsable, por ejemplo, de libretos como los de RKO 281, Gladiator, Star Trek: Némesis, El aviador, Rango, La invención de Hugo, Skyfall o Penny Dreadfull– se ha centrado en desarrollar una narración circunscrita a las relaciones, una historia calma y reposada donde los personajes son lo fundamental. Todo lo que acontece en el film viene a tenor con respecto al comportamiento de unas personas y el vínculo que se establece entre ellas. Thomas Wolfe demuestra ser –desde la perspectiva de la película– un hombre desmesurado, que se apasiona más con los libros que con su pareja, a la que va dando de lado paulatinamente. Personajes literarios, en más de un sentido, puesto que tanto Wolfe como su amante, Aline Bernstein, tienden a reacciones melodramáticas y se dedican de continuo a montar numeritos, como quien dice. Al lado de ellos, Max Perkins semeja la otra cara de la moneda; contenido, casi autista en lo que respecta a su conducta con los demás: su esposa le echa en cara que vive más por el trabajo que por la familia, aunque se le percibe una ternura contenida de la que parece avergonzarse; se siente más seguro dentro de los libros que entre personas, entre las cuales, acaso, no sabe cómo comportarse.

foto3

Por supuesto que, dado lo referido con anterioridad, todo ello resultará creíble o no, emocionará o no, de acuerdo a cómo lo encaren los intérpretes. Jude Law como Thomas Wolfe, por supuesto, tiene un bombón de personaje a su servicio, le viene como anillo al dedo para exhibirse como actor: estrambótico, egoísta, emocional, desmesurado, Wolfe es útil para que un intérprete como talento se exhiba con amplitud. Cierto, también es muy factible para tender a la sobreactuación, y Law a veces no puede resistirse a ello, pero en resumidas cuentas ofrece un interpretación de gran calidad. Similares argumentos pueden referirse con respecto a Nicole Kidman como Aline Bernstein, la morena amante de Wolfe, a la que también le gusta actuar ampliamente; de hecho, se dedica al teatro, y en muchos momentos está interpretando delante de los demás. Kidman también ofrece una interpretación de valía.

foto4

Como se ha dicho, la contención es la característica de Max, personaje servido por Colin Firth. Los demás son más lucidos de cara a la galería; sin embargo, a mi juicio, Firth es el que más portentoso está de todo el reparto. Hay que ser un gran actor para ofrecer un personaje que retiene las emociones y no resultar inexpresivo, y Firth lo hace a la perfección, produciendo auténticos escalofríos. Solo al final, cuando lee la carta, se le percibe un brillo de emoción en los ojos que resulta más enternecedor que la más desmesurada llantina plagada de lágrimas.

foto5

Película sobria, elegante, inteligente, centrado en los personajes y sus relaciones, y que es un cautivante informe sobre el modo en el cual los libros se publicaban en determinada época; una época, además, que tiene un gran atractivo de cara a plasmarla cinematográficamente. Una cinta para degustar con calma, para saborear con lentitud y de un modo reflexivo, no para deglutir como son gran parte de las obras que se estrenan en los últimos años.

foto6

Anécdotas

  • Título en Colombia y México: Pasión por las letras.
  • La secuencia inicial comienza en blanco y negro, pero a los pocos segundos transmuta a color.
  • La película ha estado en el limbo durante quince años, desde que John Logan leyó el libro en 1983.
  • John Fassbender fue contratado para encarnar a Thomas Wolfe, pero al retrasarse la producción hubo de abandonar, y entró en el proyecto Jude Law.
  • Law y el director previamente trabajaron juntos en las obras teatrales Enrique V y
  • De A. Scott Berg, autor del libro en que se basa la película, en nuestro país hay publicadas biografías dedicadas a Katharine Hepburn, Charles Lindbergh y Samuel Godwyn. También tiene escrito un libro sobre el presidente Woodrow Wilson.
  • Estrenada en Estados Unidos el 10 de junio de 2016; en España se ha estrenado el 7 de diciembre de 2016.

foto7

Bibliografía

  • Max Perkins: Editor of Genius; por Scott Berg. New York: E. P. Dutton & Co., 1978.

Carlos Díaz Maroto (Madrid. España)

Animales fantásticos y dónde encontrarlos (Fantastic Beasts and Where to Find Them) (2016)

Posted in Cine, Crítica, Estreno, Fantasía, Reseña on 1 diciembre, 2016 by belakarloff

Década de 1920. Newt Scamander es un mago que llega a Nueva York. En su camino por las calles se topa contra Jacob Kowalski, y se lían con las maletas que portan ambos, que son idénticas. Cuando Kowalski abra el equipaje se topará con que el interior contiene una extraña serie de criaturas, animales fantásticos que escapan y que Newt habrá de atrapar de nuevo…

Dirección: David Yates. Producción: Heyday Films, Warner Bros. Productores: David Heyman, Steve Kloves, J. K. Rowling, Lionel Wigram. Productores ejecutivos: Neil Blair, Tim Lewis, Rick Senat. Guion: J. K. Rowling, según su propio libro. Música: James Newton Howard. Fotografía: Philippe Rousselot. Diseño de producción: Stuart Craig, James Hambidge. Montaje: Mark Day. Efectos especiales: 4DMax, Cinesite, Clear Angle Studios, Double Negative, Framestore, Image Engine Design, Mark Roberts Motion Control, Method Studios, Moving Picture Company, Nvizage, Plowman Craven & Associates, Prime Focus World, Proof, Rodeo FX, Snow Business International. Intérpretes: Eddie Redmayne (Newt Scamander), Gemma Chan (Madame Ya Zou), Ezra Miller (Credence), Katherine Waterston (Porpentina Goldstein), Colin Farrell (Percival Graves), Zoë Kravitz (Lestrange), Ron Perlman (Gnarlack), Samantha Morton (Mary Lou), Jon Voight (Henry Shaw Sr.), Dan Fogler (Jacob Kowalski), Alison Sudol (Queenie Goldstein), Carmen Ejogo (Seraphina Picquery), Johnny Depp (Gellert Grindelwald), Christine Marzano, Lucie Pohl, Chloe de Burgh, Jenn Murray, Ronan Raftery, Jorge León Martínez, Kamil Lemieszewski, Lobna Futers, Kevin Guthrie, Flor Ferraco, Karl Farrer, Sean Cronin, Anthony J Sacco, Lasco Atkins, Sam Redford, Akin Gazi, Elizabeth Moynihan, Kirsty Grace… Nacionalidad y año: Reino Unido, Estados Unidos 2016. Duración y datos técnicos: 133 min. Color 1.85:1.

poster

Vaya por delante la información de que la saga de Harry Potter no la he visto al completo, habiéndola abandonado tras el visionado de la tercera entrega, Harry Potter y el prisionero de Azkaban (Harry Potter and the Prisoner of Azkaban, 2004), de Alfonso Cuarón. Si la dejé de lado en ese punto fue por la decepción de comprobar que un director del talento del mexicano carecía del control de superar las imposiciones comerciales y de producción de una franquicia construida a partir de unos cánones archisobados, una repetición constante de unos mecanismos narrativos esquemáticos y una planicie de realización impuesta desde unas coordenadas de producción donde yo veía que el realizador era un mero mecanismo dentro de una fabricación industrial.

foto1

¿Por qué, pues, ver esta película, derivación de la franquicia originaria? Por diversos motivos. Por un lado, por el protagonismo de personajes adultos, lo cual me hacía concebir la esperanza de que la propia historia fuese pareja a esa concepción, y resultase más adulta que la saga del niño mago. Por otro lado, la ambientación en la década de los años veinte del pasado siglo le confería una magia especial, que me resultaba muy atrayente. Y por último, la interpretación principal por parte de un actor que me parece excelente desde la primera vez que lo vi, Eddie Redmayne, acompañado de un plantel de secundarios de primer orden.

foto2

Grande fue mi decepción cuando comprobé que, al poco, todo se desmoronaba cual castillo de naipes de un mago. Y es que el resultado es más infantil aún que su precedente. Ante todo, resulta sorprendente la excelsa mediocridad del trabajo de guion que ha realizado la millonaria escritora J. K. Rowling, donde la palabra “esfuerzo” no parece figurar en su diccionario. El libreto parece dividirse en dos cauces narrativos diferentes, que no parecen confluir en ningún momento. Así, tenemos la trivial trama de los animalitos escapados y su intento de recuperación, que no aporta mayor enjundia que lo que el esquematismo de su descripción augura, y que busca la espectacularidad facilona de unos efectos especiales que sobresaturan la película de principio a fin. Y paralelo a esto hay otra trama, centrada en la sociedad de magos que habita en Nueva York, las maquinaciones que subyacen por detrás de ello, y el hospicio de niños que se interconecta con lo precedente (también con escasa habilidad). Esto es lo más interesante de la película, y ocasionalmente se percibe un intento de otorgarle matices más oscuros y ambiguos, donde los personajes no son lo que parecen, y existen diversos matices de grisura moral en ellos. De todas maneras, todo ello más bien representa apuntes precipitados, esbozos, antes que un desarrollo medianamente trabajado.

foto3

Luego tenemos el tema del plagio. No es que Harry Potter fuera, de por sí, original: muchos aficionados al cómic ya nos han hecho saber que Los libros de la magia (The Books of Magic, 1993-…) creados por Neil Gaiman tienen una similitud de lo más sospechosa. Si ello no ha conducido a demanda legal alguna es muy posiblemente porque el cómic está editado por Vertigo, sello de DC Comics, subsidiaria de Warner Bros. que, oh sorpresa, es quien produce la millonaria franquicia cinematográfica creada por la Rowling que se publicó por primera vez en 1997. Aquí, la citada confusión de maletas es una copia literal del gag que hace arrancar esa delicia de comedia que es ¿Qué me pasa, doctor? (What’s Up Doc?, 1972), de Peter Bogdanovich. Toda la trama son guiños constantes a montones de películas o creadores; incluso hay un momento que es idéntico al instante más vergonzante de la patética versión de King Kong (King Kong, 2005) dirigida por Peter Jackson. Todo en la película hace despertar sensaciones de déjà vu, tanto en el aspecto argumental como en el estético.

foto4

Añadamos también el peculiar detalle de tratarse de una macro-producción de 180 millones de dólares que se nota de lo más descuidada, a tal punto que es el film donde más fallos de racord he detectado: son infinidad de planos que en su contraplano ofrecen una composición totalmente irreal, que la geografía visual del film se ve alterada de continuo, demostrando a las claras la precipitación con que todo ha sido hecho. A ello se une que se perciba que actores excelentes parezca que no hayan sido dirigidos, sobreactuando como si de una serie cómica de Antena 3 se tratara; sí, inclusive Eddie Redmayne está espantoso, y solo cabe destacar a dos actores que se toman sus cometidos en serio: Jon Voight y Ron Perlman. Da la impresión de que el resto del equipo piense que, al fin y al cabo, están trabajando en una tontería que nadie se va a preocupar de analizar en serio, y por tanto no merece mayor esfuerzo.

foto5

Dirige –es una forma de hablar– todo ello David Yates, que ya se hizo cargo de cuatro de las entregas de Harry Potter –Fénix, Príncipe y Reliquias 1 y 2–, así como también la espantosa revisión reciente de La leyenda de Tarzán (The Legend of Tarzan, 2016).

foto6

¿Entretenida? Ni eso. La simpleza es tal que solo está reservada para niños pequeños y para acérrimos seguidores de la franquicia convencidos de antemano. Los demás… ¡Huyan! ¡Huyan, si saben lo que les conviene!

foto7

Anécdotas

  • Debut como guionista de J. K. Rowling, a partir de un libro escrito en 2001, la mayoría de cuyos beneficios fueron destinados a caridad. El libro lo firmó como Newt Scamander, de quien se proporciona como fecha de nacimiento 1897.
  • Inicialmente se pensó que formara parte de una trilogía, pero en octubre se decidió convertirlo en una heptalogía.
  • Según J. K. Rowling, Eddie Redmayne fue la primera y única elección para su papel, y ni siquiera hubo de hacer prueba. Sin embargo, parece que, por parte de la productora, optaron Matt Smith y Nicholas Hoult.
  • Saoirse Ronan, Dakota Fanning, Kristen Stewart y Lili Simmons fueron consideradas para el rol de Queenie.
  • Michael Cera y Josh Gad optaron al papel de Jacob.
  • Rodada con un presupuesto estimado de 180 millones de dólares, entre el 17 de agosto y el 15 de diciembre de 2015.
  • Estrenada simultáneamente en España, Estados Unidos y el Reino Unido el 18 de noviembre de 2016.

foto8

Bibliografía

Animales fantásticos y dónde encontrarlos; por Newt Scamander [i.e.: J. K. Rowling]; edición especial con un prólogo de Albus Dumbledore; traducción, Alicia Dellepiane. Barcelona: Salamandra, 2001. T.O.: Fantastic Beasts and Where to Find Them (2001).

 

Carlos Díaz Maroto (Madrid. España)

Aliados (Allied) (2016)

Posted in Aventuras, Cine, Estreno, Otros géneros, Reseña, thriller on 25 noviembre, 2016 by belakarloff

Max Vatan es un agente canadiense que trabaja para los ingleses durante la Segunda Guerra Mundial. En Casablanca establece contacto con Marianne Beausejour, antiguo miembro de la Resistencia francesa. Forman un hábil equipo, se enamoran y se casan, estableciéndose en Inglaterra. Pero un día sus superiores le informan que sospechan que su esposa sea una espía nazi…

Dirección: Robert Zemeckis. Producción: GK Films, Huahua Media, ImageMovers, Paramount Pictures. Productores: Graham King, Steve Starkey, Robert Zemeckis. Productores ejecutivos: Steven Knight, Jacqueline Levine, Patrick McCormick, Denis O’Sullivan, Jack Rapke. Guion: Steven Knight. Música: Alan Silvestri. Fotografía: Don Burgess. Diseño de producción: Gary Freeman. Montaje: Mick Audsley, Jeremiah O’Driscoll. Efectos especiales: Atomic Fiction, Clear Angle Studios, Evolution FX, Lola Visual Effects, Painting Practice. Intérpretes: Brad Pitt (Max Vatan), Marion Cotillard (Marianne Beausejour), Jared Harris (Frank Heslop), Matthew Goode (Guy Sangster), Lizzy Caplan (Bridget Vatan), Anton Lesser (Emmanuel Lombard), August Diehl (Hobar), Camille Cottin (Monique), Charlotte Hope (Louise), Marion Bailey (Mrs. Sinclair), Simon McBurney (oficial de la Dirección de Operaciones Especiales), Daniel Betts (George Kavanagh), Thierry Frémont (Paul Delamare), Xavier De Guillebon, Vincent Latorre, Fleur Poad, Sally Messham, Celeste Dodwell… Nacionalidad y año: Estados Unidos 2016. Duración y datos técnicos: 124 min. Color 2.35:1.

poster

Steven Knight es un veterano guionista de la televisión inglesa, donde aparte de escribir para series o algún telefilm creó el famoso concurso Who Wants to Be a Millionaire, representando en alguna de nuestras televisiones. En los últimos años ha escrito para el cine, en películas que, curiosamente, no he podido ver, aunque alguna me interesara, así Un viaje de diez metros (The Hundred-Foot Journey, 2014), de Lasse Hallström, El caso Fischer (Pawn Sacrifice, 2014), de Edward Zwick, o El séptimo hijo (Seventh Son, 2014), de Sergei Bodrov.

foto1

En lo que respecta a Aliados (Allied, 2016), se trata de un libreto escrito por él en solitario, y no basado en original literario alguno, y entra dentro de las coordenadas de “películas como las de antes”. Es decir, filmes contemporáneos, pero alimentados por el espíritu de lo que se forjó en el Hollywood clásico. De esta modalidad hay películas muy buenas, así Lejos del cielo (Far from Heaven, 2002), cuyo director, Todd Haynes, le otorgó una secuela espiritual con la también excelente Carol (Carol, 2015). La primera de ellas intentaba ser una película a lo Douglas Sirk, pero con la permisividad que consiente el cine actual. También tenemos la deliciosa La calle del adiós (Hanover Street, 1979), de Peter Hyams. Cito estas películas concretas porque tienen bastante en común con la presente. Al igual que en el film de Hyams, aquí tenemos una historia de amor en tiempos de guerra. Y si la cinta de Haynes emulaba lo hecho en tiempos pasados, pero con la permisividad actual, aquí se procura otro tanto. Claro que en todos los casos, Aliados no les llega a las previas, como suele decirse, ni a los talones.

foto2

Sinceramente, no sé qué habrá visto en este muy vulgar guion de Steven Knight un director tan comprometido con la innovación como es Robert Zemeckis. Cierto es: gran parte del cine clásico es más avanzado narrativamente que la mayoría de las películas que se hacen hoy en día, pero el cine en que se mira Aliados no pertenece a ese tipo. Aunque la inspiración parece provenir de las cintas Warner de los años cuarenta, el resultado se asemeja más a las producciones de la Metro, la más conservadora, estilísticamente, de las compañías de la época.

foto3

Lo que más choca son esos intentos de encajar una narración antigua con la permisividad actual. Que los héroes de la historia hablen de follar no es suficiente, y luego tenemos el hecho anonadante de mostrar a una pareja de lesbianas comportarse con total desinhibición; si incluso hoy día habría problemas en según qué ambientes, ver aquí a dos mujeres abrazadas sin embozo alguno en plena calle no causa sino el escepticismo más grande.

foto4

Aunque el detalle más desestabilizador representa el propio film en sí: cada película es hija de su propio tiempo, y trasplantar, sin más, determinadas coordenadas a otras carece por completo de sentido si no se hace con otra contextualización. Haynes lo entendió perfectamente, no así Zemeckis, que parece querer hacer un ejercicio de estilo, sin más, sin otro objetivo artístico. Ello no sería censurable si el logro ofreciera cierta entidad, pero sorprende un trabajo tan aséptico procedente de sus manos. Si este film, tal cual es, hubiera venido firmado por un director tan anodino como es Ron Howard todo resultaría mucho más coherente. Pero, la verdad, ver a Zemeckis al cargo de esta nadería hunde la moral de cualquier cinéfilo.

foto5

Al final, el resultado, antes que a Lejos del cielo o a La calle del adiós, a lo que más se asemeja es a otro título del propio Zemeckis, el también muy insatisfactorio Lo que la verdad esconde (What Lies Beneath, 2000): ambos parten de guiones muy pobres que no perdonan un tópico, los dos intentan emular espiritualmente cierto tipo de cine del pasado, tanto en uno como en otro tenemos intérpretes femeninas muy sólidas al lado de actores que son incompetentes para otorgar la complejidad exigida a sus personajes…

foto6

Así, este producto comercial erigido a la gloria de Brad Pitt muestra su incapacidad para hacer frente a un personaje que se le escapa de las manos, por muy bien que aprenda a hablar francés. Por su parte, Marion Cotillard está absolutamente sublime, y encara todas las variaciones de su personaje con un aplomo que causa escalofríos. La película es bonita, sí, pero es más propia de las que se exhiben en la Gran Vía para que vayan a verla grupos de señoras de sesenta años, después de tomar el café, que para cinéfilos que sigan la carrera de un cineasta de la capacidad de Zemeckis. Si no se va con muchas expectativas, se pasará el rato, aunque la primera media hora hubiera precisado una buena sesión de corte y confección.

foto7

Anécdotas

  • Título de rodaje: Five Seconds of Silence.
  • Para el vestuario se inspiraron en las películas Casablanca (Casablanca, 1942) y La extraña pasajera (Now, Voyager, 1942), donde se aúnen simplicidad y belleza.
  • El presupuesto estimado era de 65 millones de dólares.
  • El rodaje tuvo lugar entre el 16 de febrero y el 30 de mayo de 2016.
  • El film se rodó en diversas partes de Inglaterra y de Las Palmas de Gran Canaria.
  • En Estados Unidos se estrenó el 23 de noviembre, y en España el 25.

Carlos Díaz Maroto (Madrid. España)

 

“La ciudad oculta”, de Chester S. Geier

Posted in Ciencia ficción, Literatura, Reseña on 24 noviembre, 2016 by belakarloff

“La ciudad oculta”, por Chester S. Geier; traductor desconocido; ilustración de la cubierta, Julian S. Krupa. En Pistas del espacio nº 1. Buenos Aires: Acme, 1957. T.O.: “Hidden City” (Amazing Stories, jul. 1947).

  • Género/materia: novela corta – ciencia ficción – conquista espacial – mutantes – imperios.

f423bcddaa24a4cb8117512ffc0a04d2

Chester S. Geier (1921-1990) es uno de tantos escritores norteamericanos de ciencia ficción pulp prácticamente desconocidos en España, aunque algunos relatos suyos se han publicado dispersos[1], y la mayoría de ellos, además, en otros países hispanohablantes, por lo cual su localización en nuestro país se hace muy difícil. Mudo desde los doce años, su primer relato de la temática fue “A Lenght of Rope” (Unknown, abr. 1941), y fue particularmente activo en las ediciones Ziff-Davis (Amazing y Fantastic Adventures), bajo su propio nombre y seudónimos propios como Guy Archette y colectivos editoriales como Alexander Blade, P. F. Costello, Warren Kastel, S. M. Tenneshaw, Gerald Vance y Peter Worth. También fue editor, de la revista Shaver Mystery Magazine. Fue un muy prolífico autor de relatos, y algunas novelas[2], pero jamás se le ha publicado en formato de libro. Algunas de sus historias están libres de derechos[3].

La ciudad oculta es una novela corta que comienza con el clásico tema del intento de enviar una nave tripulada a la Luna, y los habituales sabotajes que parecen tan caros a este tipo de literatura en sus inicios. Al fin, los protagonistas logran llegar a nuestro satélite, y en la cara oculta descubren una ciudad, habitada por humanos mutantes, que han llegado a un grado de evolución superior, y que intentan invadir nuestro planeta y conquistarlo, como si fueran émulos de Magneto.

pistas-del-espacio-n1-ciudad-oculta-geier-vintage-pulp-1957-17490-MLU20138204234_082014-F

La novela, tras un arranque algo torpe, va tomando fuerza y se devora con interés. Los personajes, por supuesto, son tan estereotipados como es costumbre en este tipo de literatura, en particular el malo, que se hace odiable con mucha facilidad, y el personaje femenino es retratado con las clásicas limitaciones de la época. Los momentos finales de la narración alcanzan una gradación de interés alto, y el final se queda un poco sin rubricar, aunque es fácil conjeturar lo que será de la humanidad tras esos instantes.

Una novelita, en suma, atractiva, deliciosamente anticuada, y que se lee con interés, sin producir el aburrimiento rutinario que provocan otro tipo de publicaciones de este tipo menos logradas.

El volumen se completa con un relato muy breve, “Un caso de psicoanálisis” (“A Stitch in Time”, Science Stories, 1954), de Howth Castle y T. P. Caravan, anodina aportación al tema de los viajes temporales, con cierto toque irónico.

Carlos Díaz Maroto

[1] “Environment” (Astounding, 1944), como “Entorno”, en Nueva Dimensión nº 25; “Death Sentence” (Amazing Stories, 1946), como “Sentencia de muerte”, en Los cuentos fantásticos (Enigma, México); “The Final Hour” (Weird Tales 1947), como “La hora final”, en Los cuentos fantásticos nº 5 y en Cuentos macabros (Novaro); “Time Out of Mind” (Fantastic Adventures, nov. 1947), como “La mente, creadora del tiempo”, en Los cuentos fantásticos nº 10; y “Ice City of the Gorgon” (Amazing Stories, 1948), novela corta, junto a Richard S. Shaver, como “La ciudad de los hielos”, en Pistas del espacio nº 4.

[2] Su bibliografía en el género puede ser consultada en: http://www.isfdb.org/cgi-bin/ea.cgi?1153

[3] “The Sphere of Sleep” (Amazing, dic. 1942); “Cold Ghost” (Amazing, nov. 1948); ambas se pueden localizar en Project Gutenberg.