Archive for the Sin categoría Category

“eYOs”, de Fernando Cámara

Posted in Sin categoría on 28 abril, 2017 by belakarloff
  • Título: eYOs
  • Autor: Fernando Cámara
  • Ilustrador: Marcelo Pérez
  • Pie de imprenta: Madrid: La Perla Negra, 2017
  • Páginas: 208
  • PVP: 17,50 €
  • Formato: 15 x 21 cm
  • Edición: rústica
  • Contenido: «Verano»; «La bici amarilla»; «La visita»; «Se admiten estancias»; «La cabra»; «Viejo metálico»; «Axol»; «Futuro»; «Ellos».
  • Género – materia: terror – fantasía – relatos

 

eyos

Fernando Cámara es famoso entre el aficionado por ser uno de los co-directores de esa joya del cine fantástico español titulada Memorias del ángel caído (1997) –el otro director del film es David Alonso–. Pero reducirlo a un “director que escribe” –por aquello de que es más económico y factible plasmar las ideas en papel que en celuloide– sería simplificar su labor como escritor. Diversidad de premios ejemplifican su capacidad con la pluma –o el ordenador–, y la mera lectura de sus textos dan prueba de su capacidad para crear por medio de palabras, concibiendo ideas que solo pueden ser expresadas con la letra. eYOs es una antología de relatos. Su título intenta sobreponer el yo sobre el ello, pues todos los relatos focalizan su narración desde la perspectiva intrínseca de uno de los personajes, pese a lo cual el estilo narrativo es variado, alternando la primera o la tercera persona, el tiempo verbal presente con el pasado.

El libro se compone de una serie de relatos que podrían encuadrarse dentro del género de terror, pero no desde una perspectiva de género –aunque algunos de ellos, más o menos, se podrían encuadrar en ese enfoque–, sino que son más costumbristas, más focalizados en un entorno real, para después efectuar un ligero quiebro para internarlos dentro de un contexto turbador.

«Verano» es el relato con el cual arranca. Es bastante breve, y se centra en una pareja que está de vacaciones en un chalé, esperando la llegada de unos amigos. Se trata una historia de atmósferas, donde lo cotidiano se ve turbado por la comparecencia de algo inaprensible. Podría recordar a Shirley Jackson.

«La bici amarilla», premio Ignotus, narra cómo uno de esos ciclistas que ocupan las aceras sin preocuparse de los viandantes se lleva a un niño por delante y cómo ello afecta a su madre. Es un ejemplo perfecto de la querencia de Cámara por lo cotidiano; no solo eso, sino que se centra directamente en vivencias personales, para luego irlo mutando tenebrosamente. Es, digamos, el relato más “normal”, en cuestiones de narrativa y argumento. También es excelente.

«La visita» se centra en esos temores infantiles intangibles, donde esa imaginación exacerbada les hace ver un mundo irreal paralelo al nuestro. ¿O no es tan irreal? Mediante un planteamiento vulgar diríase se convoca una atmósfera de terror muy conseguida. Uno de mis favoritos de la antología.

«Se admiten estancias» es otro de esos relatos que parten de una vivencia personal del autor, para luego retorcerlo perversamente. Dos hermanos enfrentados a un peculiar vigilante de un aparcamiento subterráneo, y que podría recordar de un modo ligero la película Parking 2 (P2, 2007), producida por Alexandre Aja. A destacar que el perro que aparece en la historia se describe como un pastor alemán; sin embargo, el ilustrador lo plasma como un rottweiler, lo que me ha hecho imaginármelo así a lo largo de la narración. Sería perfecto para adaptarlo, no como película, pues habría que inflarla demasiado, pero sí como episodio para una serie de terror de historias independientes.

«La cabra» es sobre una pareja que se topa con una de esas cabras que hay en las zonas turísticas, es decir, un tipo disfrazado con un cuerpo a base de flecos y una cabeza con un hocico que castañetea. A partir de otra vivencia personal se narra una historia que bascula entre el humor y el terror en un dificilísimo equilibrio muy bien solventado. Es otro de mis favoritos.

«Viejo metálico» es la transcripción casi literal de un sueño del autor, y por tanto es de carácter diríase surrealista, aunque se percibe un tono que podría entroncar con la ciencia ficción. Podría recordar a los experimentos en esa clave que elaboran autores como R. A. Lafferty. No es el tipo de literatura que más me entusiasme, pero es breve y resulta curioso.

«Axol» trata sobre una especie de misterioso molusco que comienza a irrumpir en el entorno cotidiano del protagonista. Podría tener un tono un tanto lovecraftiano, y también podría recordar a La invasión de los ladrones de cuerpos. Es muy divertido, con un poso de inquietud, y merece la pena.

«Futuro», más que de carácter fantástico podría considerarse una parábola social. Una breve historia, con el protagonista compartiendo coche con un anciano, y una representación de hacia dónde se conduce nuestra sociedad.

Por último, «Ellos» es la “novelización” en formato de relato largo de un proyecto cinematográfico que no vio la luz. El protagonista cruza Madrid una noche, mientras Ellos van tomando posesión de zonas de la capital calle por calle. No termina por quedar claro quiénes son ellos, podrían ser extraterrestres, pero la explicación del autor en el apéndice que añade para comentar los relatos podría hacerlos ver como fachas, con lo cual el relato podría interpretarse como una fábula moral, una historia a mitad de camino entre lo fantástico y lo simbólico.

En resumen, un excelente libro que nos permite internarnos por los terrenos cotidianos de lo fantástico.

Carlos Díaz Maroto

Life – Vida (Life) (2017)

Posted in Sin categoría on 11 abril, 2017 by belakarloff

Una misión espacial recupera unas muestras de Marte, que serán analizadas en la Estación Espacial Internacional. Se descubre una pequeña célula que, con las pruebas correspondientes, comenzará a manifestar señales de vida. No solo eso, sino que empieza a crecer…

Dirección: Daniel Espinosa. Producción: Columbia Pictures, Skydance Media, Sony Pictures Entertainment. Productores: Bonnie Curtis, David Ellison, Dana Goldberg, Julie Lynn. Productores ejecutivos: Don Granger, Vicki Dee Rock. Guion: Rhett Reese, Paul Wernick. Música: Jon Ekstrand. Fotografía: Seamus McGarvey. Diseño de producción: Nigel Phelps. Montaje: Mary Jo Markey, Frances Parker. Efectos especiales: Atomic Fiction, Clear Angle Studios, Double Negative Visual Effects, Double Negative, Industrial Light & Magic, Nvizage, Spov (efectos visuales), Steven Harris (animatronics). Intérpretes: Jake Gyllenhaal (David Jordan), Rebecca Ferguson (Miranda North), Hiroyuki Sanada (Sho Murakami), Ryan Reynolds (Rory Adams), Olga Dihovichnaya (Ekaterina Golovkina), Ariyon Bakare (Hugh Derry), Jesús del Orden, Allen McLean, Leila Grace Bostwick-Riddell, Mari Gvelesiani, David Muir, Elizabeth Vargas, Camiel Warren-Taylor, Haruka Kuroda, Naoko Mori, Alexandre Nguyen, Hiu Woong-Sin… Nacionalidad y año: Estados Unidos 2017. Duración y datos técnicos: 104 min. Color 2.35:1.

poster

Marvin, el marciano

Muchas críticas han comentado insistente y machaconamente las similitudes de la presente película con Alien, el octavo pasajero (Alien, 1979). No voy a negarlas, porque existen, ciertamente, y en varios detalles, además. Lo que conviene resaltar, en todo caso, es que la propia Alien no era el colmo de la originalidad, y que esta, de por sí, ya tomaba claramente elementos de distintas películas previas, en especial de It! The Terror from Beyond Space [tv/dvd: El terror del más allá, 1958], de Edward L. Cahn. De hecho, sin mucho esfuerzo se podría comparar Life con la película de Cahn, sin más. Lo que de verdad ha convertido a Alien en el mito de la ciencia ficción que es no es por lo que cuenta, sino por cómo lo cuenta –como, de hecho, sucede con gran parte del cine, si no todo–. Son los modos, el estilo, el ritmo, la cadencia, la atmósfera.

foto1

Life, por supuesto, no logra llegar a la altura de una de las pocas películas buenas de Ridley Scott. Pero es una grata, decente y honesta película de ciencia ficción. Y el tono es por completo diferente al de Alien. El film de Scott, estrenado en 1979, era hijo de su tiempo, y los personajes que ofrecía reflejaban los momentos de turbio compromiso social, mostrándolos como trabajadores –téngase en cuenta que es co-producción con el Reino Unido, país que en ese mismo año presentaba como primera ministra a la polémica y reaccionaria Margaret Thatcher–. Aquí también son trabajadores, pero más especializados, más técnicos, y se nos muestra su transcurrir cotidiano con el tono documentalista de los astronautas contemporáneos. Alien se ambientaba en un futuro lejano, pero sus personajes eran hijos de 1979; los personajes de Life son hijos de 2017.

foto2

Dentro de ese entorno realista, se introduce un elemento perturbador, fantástico pero plausible, una pequeña célula marciana, semejante a un paramecio, que comienza a crecer bajo estímulo externo, hasta parecer un chipirón. Todo lo que acontece a partir de ahí, hasta el mismísimo final, es totalmente predecible. No por ello se invalida la película. La virtud de Life consiste en instituir una funcional serie B, entretenida y sencilla, sin otra pretensión que hacer una emocionante película de monstruos dentro de un entorno aséptico donde esa envoltura se va disipando a medida que las reacciones humanas entran en acción.

foto3

El director Daniel Espinosa, pese a su nombre es sueco, nada menos, hijo de una sueca y un chileno. Sería interesante ver algunas de sus películas rodadas en su país natal. Después, se ha hecho famoso con El invitado (Safe House, 2012) y, sobre todo, El niño 44 (Child 44, 2015). En perspectiva tiene anunciadas dos películas, una sobre inmigrantes suecos en los Estados Unidos de 1850, y otra sobre el ISIS. No puede decirse que se trata de un realizador monotemático, y su amplitud de objetivos es cautivante.

foto4

En Life reúne un pequeñísimo grupo de personajes, retratados por actores solventes, e introduce en ese microcosmos –nunca mejor dicho– un agente anómalo, la referida criatura marciana, que irá acosando a los, no ya héroes, sino seres normales y corrientes. El hecho de mostrar el tema de la vida se subraya con el instante en que el japonés Sho asiste en directo a través de la cámara del móvil al nacimiento de su hijo. Y cabe referir que el marciano ataca por mero afán de supervivencia: una avería en los controles hace que la criatura quede expuesta a algo que la hace reaccionar hibernando; buscando su nueva movilidad, Hugh le somete a una descarga eléctrica, un mero estímulo, pero eso el ser no lo sabe. A partir de ese instante, Marvin –como es bautizado simpáticamente el marciano por un niño vía satélite– intentará sobrevivir al modo que sea. Y, por supuesto, los terrestres también. Terrestres representados por diversas tipologías, en una estación espacial internacional, donde confluyen norteamericanos, rusos, ingleses (el inglés, además, es negro, por lo cual ha sufrido la segregación racial) y japoneses, todos los cuales, en el pasado, tuvieron enfrentamientos de algún tipo. David, el personaje que interpreta Jake Gyllenhaal, comenta que no le gusta lo que estamos haciendo con nuestro planeta, por lo cual se auto-exilia al espacio. Esta aparente muestra de egoísmo entrará luego en una hipotética contradicción con lo que posteriormente hará; al contrario, es totalmente coherente con sus postulados, y con la idea implícita en todos los personajes, humanos o no, de sobrevivir.

 foto5

Anécdotas

  • Título en Argentina, Chile, México, Perú y Uruguay: Life: Vida inteligente.
  • Ryan Reynolds optó al papel protagonistas, pero problemas de agenda se lo impidieron y hubo de optar por uno secundario.
  • Algunos fans tienen la teoría (sin confirmar) de que esta película es una precuela a la cinta Marvel Venom (2018), que acaba de anunciar Sony.
  • Rodada con un presupuesto estimado de 58 millones de dólares.
  • Estrenada en Estados Unidos el 24 de marzo de 2017. En España se estrenó el 7 de abril.

Carlos Díaz Maroto (Madrid. España)

 

Insólita, nueva editorial centrada en la ciencia ficción

Posted in Ciencia ficción, Literatura, Noticias, Sin categoría on 10 marzo, 2017 by belakarloff

Una nueva empresa editorial, aventura más bien diríase, ha nacido. Responde al nombre de Insólita Editorial, su responsable es Christian Rodríguez, y se dedicará a publicar novedades dentro del género de la ciencia ficción. De momento tenemos dos aportaciones, que pudieran ampliarse a lo largo de este año a una tercera, y para el próximo año podrían aparecer una seis u ocho, entre traducciones y autores nacionales. De momento os adelantamos el contenido de esos dos primeros números:

The-Atrocity-Archives-Portada-340x558

  • The Atrocity Archives de Charles Stross llegará en junio. Se trata de la primera entrega de la popular serie de novelas «The Laundry Files» y que incluye la novela corta ganadora del premio Hugo en 2005 The Concrete Jungle. La novela cuenta la historia de Bob Howard, un informático de una agencia secreta del gobierno que se dedica a investigar realidades alternativas, nazis que saltan entre dimensiones y horrores lovecraftianos. La traducción vendrá firmada por Blanca Rodríguez, autora de novelas infantiles y traductora de obras como El corazón de las tinieblas de Joseph Conrad o Muerte por videojuego de Simon Parkin.

The-Long-Way-to-a-Small-Angry-Planet-Portada-340x523

  • The Long Way to a Small, Angry Planet de Becky Chambers es la segunda de las novedades, que llegará en otoño y tiene ya segunda parte en inglés, titulada A Closed and Common Orbit. La primera novela de esta trilogía de space opera narra la historia de nueve eclécticos personajes que se dedican a crear agujeros de gusano a lo largo de la galaxia para ganarse la vida con transportes y comunicaciones interestelares. Se ha llegado a describir como una mezcla entre Firefly y Guardianes de la galaxia.

Estrenos fantásticos en España:23-XII-2016

Posted in Animación, Cine, Estreno, Fantasía, Sin categoría on 24 diciembre, 2016 by belakarloff

assassins-creed

Assassins Creed (Assassins Creed)

Ubi Soft desembarca en el cine con uno de sus videojuegos insignia. Michael Fassbender se convierte en Callum Lynch, un condenado a muerte al que intentarán recuperar los recuerdos de su antepasado, un experto asesino de una hermandad secreta en la España de la Inquisición.

  • Fecha de estreno: 23 de diciembre de 2016.
  • Director: Justin Kurzel.
  • Actores: Michael Fassbender, Marion Cotillard, Jeremy Irons, Brendan Gleeson, Charlotte Rampling, Carlos Bardem, Javier Gutiérrez.
  • Nacionalidad y año de producción: EE.UU., Francia, Reino Unido, Hong Kong, 2016.

belleza-oculta

Belleza oculta (Collateral Beauty)

Will Smith protagoniza este drama en el que da vida a un ejecutivo de publicidad que, tras un hecho traumático, se sumerge en una espiral de depresión. Para ayudarle a salir de ahí, sus amigos idearán un inusual plan que traerá consigo resultados inesperados.

  • Fecha de estreno: 23 de diciembre de 2016.
  • Director: David Frankel.
  • Actores: Will Smith, Edward Norton, Kate Winslet, Michael Pena, Helen Mirren, Naomie Harris, Keira Knightley.
  • Nacionalidad y año de producción: EE.UU., 2016.

pixi-post-y-los-genios-de-navidad

Pixi Post y los genios de Navidad

Animación española proveniente del país vasco, sigue la gran aventura de Pixi Post, una chica elfo con dificultades para relacionarse con los suyos, que por accidente es elegida como única defensora de los Genios de la Navidad, objetivo de un terrible villano.

  • Fecha de estreno: 23 de diciembre de 2016.
  • Director: Gorka Sesma.
  • Nacionalidad y año de producción: España, 2016.

“Futuros perdidos”, de Lisa Tuttle

Posted in Ciencia ficción, Libros recibidos, Literatura, Reseña, Sin categoría on 16 noviembre, 2016 by belakarloff

Futuros perdidos; por Lisa Tuttle; traducción de Laura Martín de Dios; portada de Enrique Jiménez Corominas. Barcelona: Ed. Gigamesh, 2016. Colección: Gigamesh Ficción; nº 60. T.O.: Lost Futures (1992).

  • Género – materias: CF – novela – universos alternativos – realidades falsas.

untitled

Clare Beckett tiene alrededor de treinta años y es soltera; trabaja de contable en una empresa y no está muy contenta de cómo transcurre su existencia, ni profesional ni afectivamente. De pronto, un día comienza a ser consciente de que a ella acuden “recuerdos” de un otro yo que vive otras realidades, otros universos.

Lisa Tuttle (nacida en 1952) es una escritora a la que apenas se conoce en España. Lo más famoso, sin lugar a dudas, representa Refugio del viento (Windhaven, 1981), publicado por Martínez Roca en su día y reeditado por Gigamesgh, y que se compone de un triplete de novelas cortas que escribió en colaboración con George R. R. Martin –de los que en tiempos leí que fueron pareja–. Citemos también las antologías de relatos Nido de pesadillas (Fábulas de Albión, 2015) y Recuerdos del cuerpo. Cuentos de deseo y transformación (La Biblioteca del Laberinto, 2015), que reúnen parte de sus creaciones en ese formato. Pero añadamos, por ejemplo, una novela corta como My Death (2004), ganadora del 2º premio World Fantasy al año siguiente, y que permanece inédita en nuestro país. O novelas como Familiar Spirit (1983), Gabriel (1987), The Mysteries (2005) o The Curious Affair of the Somnambulist and the Psychic Thief (2016), su saga de libros infantiles Dolphin Diaries, o antologías de relatos como A Spaceship Built of Stone and Other Stories (1987), Ghosts and Other Lovers (2001), My Pathology (2001) o Stranger in the House: The Collected Short Supernatural Fiction, Volume One (2010), todo lo cual, sin duda, merecería edición.

Futuros perdidos logró en su mismo año de edición sendas candidaturas a los premios Arthur C. Clarke y James Tiptree, Jr., y no pueden considerarse sino merecidas. Trata el muy fascinante –para mí– tema de los universos alternativos, como puede deducirse del resumen del primer párrafo. No se trata de ciencia ficción hard, no hay manifestación física de portentos futuristas y/o extraterrestres. En realidad, es un drama existencial sobre una mujer descontenta de cómo transcurre su vida. Así, el libro sería en el fondo una crónica sobre la insatisfacción a nivel general, y cómo, de un modo u otro, tratamos de huir del hastío de la cotidianidad e intentar encontrar algo que colme nuestra existencia. De este modo, a Clare Beckett le van asaltando recuerdos de algo que nunca vivió, se ve impregnada por sensaciones que experimentan otras Clare, que co-existen, de alguna manera, en universos que se superponen al suyo, al nuestro. Muchas de las conversaciones, por anodinas que parezcan, se centran en hacer resaltar la idea de la “elección”, del cruce de caminos ante el cual nos encontramos en todas las tesituras de nuestra vida; cada vez que elegimos una opción, nuestra existencia prosigue por esa vía, pero también se crean otras realidades con las decisiones que no tomamos, con lo que podría haber sido, y se crean otros yoes.

753144

La idea de los universos alternativos, pues, impregna la narración. Pero, al mismo tiempo, el lector no puede evitar sospechar que todo no sea sino imaginación de Clare, y que en realidad, cuando tiene destellos de esas vidas, está en realidad rememorando los destellos de otras personalidades, esto es, que se trata de una enferma mental que sufre un trastorno de identidad disociativo, lo que en tiempos se denominó personalidad múltiple.

Igualmente, todo lo que experimenta Clare acontece a partir de la muerte de su hermano, que en otro universo está vivo, y en otro en coma. ¿O podría ser todo debido a ese coma, y Clare está atrapada en un bucle a consecuencia de ese coma? ¿Podría ser que, en realidad, Clare es creación de su hermano, en una plasmación de lo que se llama solipsismo?

En realidad, el título no habría de ser Futuros perdidos, sino Pasados perdidos, o inclusive Presentes perdidos, pues todo se circunscribe a la memoria y los recuerdos sobre existencias no vividas, la especulación sobre qué habría podido ser de Clare si hubiera optado por esta vía en lugar de esta otra. Sí, todos nuestros actos conducen hacia el futuro, pero están forjados a partir de nuestro propio pasado y fijados en el presente.

Todo ello surge en la mente del lector en un momento u otro, pero la obra procura homogeneidad, es un cuerpo unitario que, al tiempo, se desvía en un montón de opciones sugerentes. La gran virtud, además, estriba en que todo ello se narra de un modo cautivante, impidiendo que se deje el libro en ningún momento. Y otra virtud: está bien traducido. En una época en que ese detalle parece ya establecerse como una quimera, conviene destacar que, para traducir un libro del inglés al español, hay que entender el inglés, por supuesto, pero también hay que saber castellano. Aquí ello se da con creces.

Carlos Díaz Maroto

Gigamesh lanza «Futuros perdidos», de Lisa Tuttle

Posted in Ciencia ficción, Literatura, Noticias, Sin categoría on 27 octubre, 2016 by belakarloff

Cubierta Ficción 060 - Futuros perdidos 1.0

Mañana viernes, 28 de octubre, Gigamesh publica Futuros perdidos, de Lisa Tuttle, en la colección Gigamesh Ficción, con una inquietante ilustración de Corominas.

En esta novela, Clare Beckett es una mujer madura acosada por las consecuencias de una negligencia juvenil, y sueña febrilmente con escapar a un mundo en el que las cosas hubieran sido diferentes. Pero sus sueños son tan vívidos que llega a experimentar otras vidas, futuros perdidos que ponen en entredicho su cordura…

Futuros perdidos propone un viaje de exploración al interior de la conciencia en uno de los vehículos narrativos de mayor calado filosófico: la posibilidad de explorar el árbol probabilístico de la teoría de los muchos mundos y acceder a otras líneas argumentales de nuestra propia vida.

«Tuttle sabe cómo activar los escalofríos.

Diría más, pero me cuesta mucho escribir

temblando debajo de la sábana.»

DAVID LANGFORD

lisa-tuttle-lr

Lisa Tuttle nació en 1952 en Houston (Texas, EE. UU.). Se licenció en Literatura Inglesa en la Universidad de Siracusa (Nueva York) y trabajó unos años de periodista. Fue muy activa en el fándom norteamericano, participó en uno de los primeros talleres Clarion y fundó, junto con Howard Waldrop, Bruce Sterling y otros, un taller de escritura en Texas. Ganó el premio Campbell al mejor escrito novel en 1974; desde entonces ha cultivado todas las vertientes del fantástico y se la considera una de las creadoras más destacadas del cuento de terror. También ha preparado diversas antologías, y hasta una enciclopedia sobre el feminismo y cultura queer. En la actualidad reside en Escocia.

Ben-Hur (Ben-Hur) (2016)

Posted in Aventuras, Cine, Fantasía, Reseña, Sin categoría on 3 septiembre, 2016 by belakarloff

Judá Ben-Hur pertenece a una familia judía de alta posición. Cuando él era pequeño acogieron a Messala, un huérfano romano. Ahora, ambos adultos, son más que amigos, son hermanos, si bien Messala no se siente totalmente integrado en la familia, así pues se inscribe en la legión. Vuelve convertido en capitán, lleno de ambición. Cuando un zelote que vivía acogido en casa de los Ben-Hur intenta matar a Poncio Pilatos, que desfila por las calles, Messala condena a la madre y la hermana de Judá a morir crucificadas, y a él a galeras…

Dirección: Timur Bekmambetov. Producción: LightWorkers Media, Metro-Goldwyn-Mayer, Paramount Pictures, Sean Daniel Company. Productores: Mark Burnett, Sean Daniel, Duncan Henderson, Joni Levin. Productores ejecutivos: Jason F. Brown, Keith R. Clarke, John Ridley. Guion: Keith R. Clarke, John Ridley, según la novela de Lew Wallace. Fotografía: Oliver Wood. Música: Marco Beltrami. Montaje: Dody Dorn, Richard Francis-Bruce, Bob Murawski. Diseño de producción: Naomi Shohan. Efectos especiales: Locktix, Makinarium, Mr. X, Plowman Craven & Associates, ScanlineVFX, Soho VFX. Intérpretes: Jack Huston (Judá Ben-Hur), Toby Kebbell (Messala Severo), Rodrigo Santoro (Jesús), Nazanin Boniadi (Esther), Ayelet Zurer (Naomí Ben-Hur), Pilou Asbæk (Poncio Pilatos), Sofia Black-D’Elia (Tirzah Ben-Hur), Morgan Freeman (Ilderim), Marwan Kenzari (Druses), Moisés Arias (Dimas), James Cosmo (Quinto), Haluk Bilginer (Simónides), David Walmsley (Marco Décimo), Yasen Atour, Francesco Scianna, Gabriel Lo Giudice, Denise Tantucci, Jarreth J. Merz, Iaon Gunn, Dato Bakhtadze, Yorgos Karamihos, Christopher Jones… Nacionalidad y año: Estados Unidos 2016. Duración y datos técnicos: 125 min. color 2.35:1 2D – 3D.

ben_hur-poster

Ben-Hur (Ben-Hur, 2016) comienza con la carrera de cuadrigas; a los pocos minutos, comienza un flash-back que finaliza con ese inicio, enlazando y llegando hasta el final. Ese elemento es toda una declaración de principios: parece que lo que realmente interesa es ese momento, el de la carrera, y sobre el resto de la historia se pasa de puntillas. Todo está sobre-acelerado. Es como si se tratara de una mini-serie televisiva, pero en su versión resumida para cines. O, mejor aún: se le ha aplicado al conjunto, no una narración cinematográfica, sino de trailer cinematográfico.

ben-hur1.jpg

Es curioso cómo hoy en día, que se necesita dos horas y veinte para narrar cualquier historia elemental, esta, que ofrece tantas incidencias, lo haga en apenas dos horas. No es que falten cosas (aunque, por contar, se podría contar más), sino que lo que hay está narrado a un ritmo endiablado. Ello origina que la totalidad de lo que se narra se ofrezca de un modo superficial, sin profundización alguna. Los personajes son así porque lo dicen los diálogos, no porque nosotros lo veamos. Avanzan constantemente, pero no evolucionan más que cuando la trama decide que lo hagan; buena prueba de ello es toda la parte final, desde que acaba la carrera, y que solo puede provocar la carcajada más estentórea, ante la “evolución” psicológica de los personajes.

ben-hur2

La batalla naval está narrada desde el punto de vista de Judá, y solo desde esa perspectiva. Ello origina que se vea a través de un pequeño mirador, de un modo confuso, agitado y, en definitiva, que el espectador no se aperciba de nada, desperdiciando un momento apasionante. Cuando Messala se alista a la legión, vemos flashes de sus acciones en el frente; muy bonitos, sí, pero que son solo segundos, y te dejan con ganas de más. Incluso en el trailer se ve un momento de esos, haciendo creer al espectador potencial que algo de eso vaya a verse. El instante de la crucifixión de Cristo, que en todo film suele provocar escalofríos incluso en aquellos que no somos creyentes, se refleja de un modo tan desapasionado que no provoca la menor reacción. Y la carrera de cuadrigas sufre el síndrome de elefantiasis tan común al cine de acción actual, y que busca tanta espectacularidad, y que lo provoca es el escepticismo y el que salgas de situación.

ben-hur3

Como se ha dicho, todo es profundamente superficial. Y eso que se le ha querido aplicar un barniz político, con el tema de los zelotes, haciendo una lectura como si de terroristas actuales se tratara. De hecho, el fondo moral del film, como también se ha dicho ya, es tan ingenuo, tan infantil y tan ridículo que lo mejor que se puede hacer es tomárselo a guasa, porque si se intenta profundizar todo se desmorona.

ben-hur4.jpg

Las escenas de acción —pocas, sorprendentemente: aquí se habla mucho— están muy mal rodadas, aplicando un acelerado a las imágenes que las hace feas y confusas. Otro inconveniente son los actores. Jack Huston y Toby Kebbell (Ben-Hur y Messala, respectivamente) son de un soso que tiran para atrás, y Morgan Freeman hace de Morgan Freeman, para variar. Atención, sin embargo, a Moisés Arias, que encarna al zelote Dimas, y al que vimos como Bonzo en la interesante El juego de Ender (Ender’s Game, 2013), de Gavin Hood, y que demuestra que es un actor con garra; lástima que el guion lo utilice a modo de comodín cuando conviene, y luego lo olvida.

 ben-hur5

En definitiva, cine blockbuster del montón, destinado a ser consumido en las salas de multi-centros, al mismo tiempo que consumes Coca-Cola y palomitas. Este es un ingrediente más, sin otra intencionalidad.

ben-hur7.jpg

Anécdotas

  • Al papel de Ben-Hur optó Tom Hiddleston, pero prefirió hacer Kong: Skull Island (2017).
  • Para el papel de Esther fueron candidatas Gal Gadot, Sofia Boutella, Moran Atias y Natalia Warner.
  • Otras versiones de la novela: Ben Hur (1907), de Harry T. Morey,     Sidney Olcott, Frank Rose [corto]; Ben Hur (Ben Hur, 1925), de Fred Niblo [y Charles Brabin, Christy Cabanne, J.J. Cohn, Rex Ingram]; Ben-Hur (Ben-Hur, 1959), de William Wyler; Ben Hur: La película animada (Ben Hur, 2003), de William R. Kowalchuk Jr.; Ben Hur (Ben Hur, 2010), Steve Shill [mini-serie].
  • En los títulos de crédito el título aparece como Ben-Hur (2016).
  • Estrenada en Estados Unidos el 19 de agosto de 2016; en España se ha estrenado el 2 de septiembre.

Carlos Díaz Maroto (Madrid. España)