Archive for the superhéroes Category

Los cortos de Nocturna 2017

Posted in Ciencia ficción, Cine, Concurso, Cortometrajes, Festivales, Proyecciones, superhéroes, Terror on 5 octubre, 2017 by belakarloff

1507118529_fotofacebook

Parece que lo han tenido difícil. Este año han sido más de quinientos cortos los que ha recibido el festival, de muy alto nivel, dicen, así que han tenido que hacer una selección. Y, finalmente, los cortometrajes que optarán al premio al mejor Cortometraje Nacional de NOCTURNA MADRID 2017 son:

  • JULES D. (Norma Vila)
  • DEFUNCIONARIO, (Wiro Berriatúa)
  • EL EXTRAÑO CASO DEL SR. TOÑITO (José Manuel Serrano Cueto)
  • BYE BYE BABY (Pablo S. Pastor)
  • CARONTE (Luis Tinoco)
  • LA DAMA DE SAL (Mario Venegas)
  • LEICA STORY (Raúl Mancilla)
  • MARTA NO VIENE A CENAR (Macarena Astorga)
  • GOTAS (Sergio Morcillo)

defuncionario_c

Por su parte, los seleccionados para competir por el premio Nocturna Madrid 2017 al mejor corto internacional, son:

  • KEEP OUT OF CHILDREN´S REACH (Gustavo Sánchez)
  • I AM THE DOOR WAY (Robin Kasparik)
  • SIYAH CEMBER (Hasan Can Dagli)
  • FATHER´S DAY (Mat Johns)
  • ROBOT & SCARECROW (Kibwe Tavares)

Además, habrá cuatro seleccionados más fuera de concurso que son:

  • RIP (Albert Pintó y Caye Casas)
  • EL TRAJE DE SUPERMAN (Juan Manuel Díaz Lima)
  • THE APP (Julián Merino)
  • FE (Juan de Dios Garduño)

eltrajedesuperman

¡Enhorabuena a todos los seleccionados! Nos vemos en Nocturna Madrid 2017.

Anuncios

Spider-Man: Homecoming (Spider-Man: Homecoming) (2017)

Posted in Aventuras, Ciencia ficción, Cine, Reseña, superhéroes on 3 agosto, 2017 by belakarloff

Mientras Peter Parker intenta congraciar su vida diaria en el instituto, comienza a familiarizarse con el traje especial de Spider-Man que su mentor Tony Stark le ha preparado. Al mismo tiempo, Adrian Toomes está desarrollando junto a su equipo armamento especial desarrollado a partir de los restos de lo que los extraterrestres dejaron abandonado seis años atrás.

Dirección: Jon Watts. Producción: Columbia Pictures, Marvel Studios, Pascal Pictures. Productores: Kevin Feige, Amy Pascal. Co-productores: Mitchell Bell, Eric Hauserman Carroll, Rachel O’Connor. Productores ejecutivos: Victoria Alonso, Avi Arad, Louis D’Esposito, Jeremy Latcham, Stan Lee, Matt Tolmach, Patricia Whitcher. Guion: Jonathan Goldstein, John Francis Daley, Jon Watts, Christopher Ford, Chris McKenna, Erik Sommers, según argumento de J. Goldstein y J. F. Daley, basados en los personajes creados por Stan Lee y Steve Ditko (Spider-Man) y por Joe Simon y Jack Kirby (Captain America). Fotografía: Salvatore Totino. Música: Michael Giacchino. Montaje: Debbie Berman, Dan Lebental. Diseño de producción: Oliver Scholl. Efectos especiales: Digital Domain, Direct Dimensions, Exceptional Minds, Gentle Giant Studios, Iloura, Imageloom Visual Effects, Industrial Light & Magic, Lidar Guys, Luma Pictures, Method Studios, Sony Pictures Imageworks, Southbay Motion Picture Technologies, Stereo D, Trixter Film. Intérpretes: Tom Holland (Peter Parker / Spider-Man), Michael Keaton (Adrian Toomes / Buitre), Robert Downey Jr. (Tony Stark / Iron Man), Marisa Tomei (May Parker), Jon Favreau (Happy Hogan), Gwyneth Paltrow (Pepper Potts), Zendaya (Michelle), Donald Glover (Aaron Davis), Jacob Batalon (Ned), Laura Harrier (Liz), Tony Revolori (Flash), Bokeem Woodbine (Herman Schultz / Conmocionador #2), Tyne Daly (Anne Marie Hoag), Abraham Attah (Abe), Hannibal Buress (entrenador Wilson), Kenneth Choi (director Morita), Selenis Leyva (Ms. Warren), Angourie Rice (Betty), Martin Starr (Mr. Harrington), Garcelle Beauvais (Doris Toomes), Michael Chernus (Phineas Mason / Tinkerer), Michael Mando (Mac Gargan), Logan Marshall-Green (Jackson Brice / Conmocionador #1), Jennifer Connelly (Karen / Suit Lady [voz]), Gary Weeks (agente Foster), Chris Evans (Steve Rogers / Capitán América), Kerry Condon (Friday [voz]), Christopher Berry, Jorge Lendeborg Jr., Tunde Adebimpe, Tiffany Espensen, Isabella Amara, Michael Barbieri, J. J. Totah, Hemky Madera, Zach Cherry, Kirk R. Thatcher, Yu Lew, Sondra James, Bob Adrian, Gary Richardson, Stan Lee… Nacionalidad y año: Estados Unidos 2017. Duración y datos técnicos: 133 min. color 2.35:1 2D 3D.

spiderman

 

Spider-Man Go Home

Spider-Man, en las facciones de Tom Holland, ya apareció como secundario en Capitán América: Civil War (Captain America: Civil War, 2016, Anthony Russo, Joe Russo). Sin embargo, esta película podría considerarse el inicio del nuevo reboot del Hombre Araña, después de la trilogía de Sam Raimi y el díptico de Marc Webb. Todo lo que antecede –salvo el film del Capi– está olvidado, y aquí tenemos un nuevo comienzo. Como novedad, el tío Ben ya está muerto, y Peter Parker adquirió los poderes un tiempo atrás (en una brevísima escena Peter menciona a su amigo Ned la picadura de una araña, y ya está). En cierto modo, Tony Stark retoma el rol de tutor del adolescente.

foto1

La película arranca con un breve prólogo situado, más o menos, al acabar Los Vengadores (The Avengers, 2012, Joss Whedon), para después encadenar con los sucesos en el aeropuerto de Berlín habidos en Capitán América: Civil War, pero enfocados desde otro ángulo y resumidos. Y luego, digamos, entramos en situación. En este nuevo acercamiento al universo del Hombre Araña tenemos como realizador a Jon Watts, quien, tras trabajar en diversos cortos, telefilmes y series de televisión, dirigió las películas Clown (2014) —adaptación a largo de uno de sus cortometrajes— y Coche policial (Cop Car, 2015). Y, después, han puesto en sus manos un presupuesto estimado de ciento setenta y cinco millones de dólares para dirigir… esto.

foto2

Muchos aficionados se han quejado de que esta película en poco se parece al Spìder-Man de toda la vida, pues se han olvidado muchos aspectos de su personalidad. En los comics, el Hombre Araña soltaba sandeces mientras se enfrentaba a sus enemigos. Mientras, en el instituto era un muchacho que era dado de lado, y tras una mente brillante se encontraba un chaval solitario y tímido que intentaba abrirse camino en la vida. Mientras Peter Parker sufría no pocos reveses, su personalidad de Spider-Man le servía para liberarse, para ser, en definitiva, otra persona. Aquí no hay nada de eso. Los ocasionales acosos de Flash los ignora, y de hecho está metido en un mismo grupo con él, y es igual de bromista en el insti que mientras lucha contra el Mal.

foto4

Siendo todo lo que precede una absoluta necedad, tampoco me importaría demasiado si el resultado fuese sólido. El problema es que no hay dónde agarrarse a nada de lo que sucede en pantalla. Algo más de dos horas de metraje, seis guionistas y el presupuesto referido han sido necesarios para hacer una burda comedia de instituto carente de cualquier densidad dramática. Por lo que se dice, la fuente de inspiración principal fueron las comedias de John Hughes, y el director le pasó al reparto un lote de filmes suyos para verlos. Es curioso que, al final, el resultado sea tan poco similar a aquéllas —recuérdese, por ejemplo, la muy interesante El club de los cinco (The Breakfast Club, 1985)—, donde el humor era más suave. Aquí, el pitorreo es constante de principio a fin, y ni siquiera los escasos instantes de acción y tensión consiguen aliviar el tono de comedia tontorrona que impregna el film en su totalidad.

Zendaya in Columbia Pictures' SPIDER-MAN™: HOMECOMING.

De esta manera, no sorprende que no haya desarrollo alguno de personajes, más allá de las constantes tonterías que acometen (ese odioso amigo gordito), y la trama carece de cualquier asidero sólido al cual asirse. Tomemos, por ejemplo, el tema del supertraje. En una circunstancia así, lo lógico es que Spider-Man se entrenase con él bajo la supervisión de Tony Stark, explicándole este para qué sirve cada dispositivo. Sin embargo, sale a la ventura sin saber nada y, sobre la marcha, mientras se enfrenta a peligrosos delincuentes, va descubriendo a golpes todo lo que da de sí el adminículo. En realidad, todo ello es para, de nuevo, volver a hacer chistes y más chistes, que nos riamos a cada topetazo que el muchacho se da. Lo que pasa es que, en clave de comedia, la película tampoco funciona en absoluto.

170710-madison-spiderman-villian-tease_tdk9hk

Tenemos, pues, un juguete super-caro, con la superficialidad de una comedia del Canal Disney (con una puesta en escena por parte de Jon Watts en consonancia), todo ello envuelto en un diseño de producción bárbaro y, por supuesto, unos efectos especiales de primerísimo nivel. Detrás de todo esto, cualquier atisbo de desarrollar algo sustancioso queda por completo olvidado. Y los pocos instantes dramáticos tampoco dan mucho de sí: todo lo que acontece con respecto a Adrian Toomes (un envarado Michael Keaton), su familia y la relación de estos con Peter Parker es una copia casi literal de lo que acontecía con Norman Osborn en el primer Spider-Man de Sam Raimi. Eso, por no decir el escaso control de seguridad de que disponen las industrias Stark para trasladar un material peligroso y que vale millones. Y toda la trama es previsible de principio a fin, incluidos los dos o tres detalles sorpresivos que adornan el cotarro.

spider-man-homecoming-slice-600x200

En fin, nada de eso importa, puesto que el guion está desarrollado con una desidia portentosa, a tal punto que da la impresión de que los responsables de este millonario juguete no se han esforzado en absoluto: saben que ya tienen creada una actividad que impulsa a millones de fans en todo el mundo a asistir al visionado de sus engaños, y que por mal que salga, la taquilla responderá. Han forjado una dinámica donde lo que menos importa es qué y cómo se cuenta. Solo es un envoltorio de lujo para que un público que ha perdido la capacidad de exigencia se siente, se lobotomice, y consuma todo en el centro comercial del mismo modo que ha devorado poco antes la hamburguesa y las palomitas. Bienvenidos al mundo de la fast-food cinematográfica.

spiderman-homecoming-actors_465b84d1-427d-4ee4-a885-2354672ed461-prv

Anécdotas

  • Título en Argentina, Chile, México y Uruguay: Spider-Man: De regreso a casa.
  • El personaje del director Morita es nieto de Jim Morita, del Comando Aullador. En su despacho se puede ver una foto de su abuelo. Ambos personajes son interpretados por el mismo actor, aquí y en Captain America: The First Avenger (2011).
  • Donald Glover (Aaron Davis) puso voz a la versión Miles Morales de Spider-Man en la serie de animación Ultimate Spider-Man.
  • El guion original ofrecía a Nick Fury como mentor de Peter, antes de ser cambiado por Tony Stark.
  • El personaje de Peter se supone que tiene quince años en la película, coincidiendo con los inicios de los comics de Ditko. Tom Holland tenía en diecinueve y veinte durante el rodaje.
  • En el instituto de Peter pueden verse fotos de Howard Stark, Abraham Erskine y Bruce Banner.
  • Película número 16 del Universo Cinematográfico Marvel, y nº 4 de la Fase Tres de ese Universo.
  • Muchos actores lucharon por el papel de Spider-Man. Quienes mostraron su interés fueron Andrew Garfield, Dylan O’Brien, Logan Lerman, Daniel Radcliffe, Freddie Highmore, Alfred Enoch, Donald Glover, Josh Hutcherson y Grant Gustin. Entre los realmente considerados estuvieron Asa Butterfield, Nat Wolff, Liam James, Timothée Chalamet, Mingus Lucien Reedus (hijo de Norman Reedus), Chandler Riggs, Charlie Plummer y Tom Holland. Estos dos últimos fueron los que quedaron finalistas, pero se optó por Holland porque, en el momento de las pruebas, Plummer era demasiado joven, y eso hubiera dado problemas para las horas de rodaje que estipulan las leyes.
  • Gary Oldman optó al papel del Buitre. Con anterioridad, en el “Spider-Man 4” de Sam Raimi, que no llegó a hacerse, para ese cometido se había contratado a John Malkovich.
  • Directores que optaron para hacerse cargo del film: Jonathan Levine, Theodore Melfi, Jason Moore, Jared Hess, John Francis Daley y Jonathan Goldstein.
  • Estrenada en Estados Unidos el 7 de julio de 2017, tras una premiere en Los Ángeles el 28 de junio. En España se estrenó el 28 de julio.

 

Carlos Díaz Maroto (Madrid. España)

 

 

Wonder Woman (Wonder Woman) (2017)

Posted in Aventuras, Cine, Fantasía, Reseña, superhéroes on 29 junio, 2017 by belakarloff

Diana es hija de Hipólita, reina de las amazonas, y todas viven en la mágica isla de Themyscira. En el exterior acontece la Primera Guerra Mundial, y un avión va a estrellarse en las aguas que circundan la isla. Diana rescata al piloto Steve Trevor, agente secreto norteamericano que trabaja para los ingleses. Ella partirá al mundo “civilizado” junto a él para acabar con esa cruenta guerra…

Dirección: Patty Jenkins. Producción: Atlas Entertainment, Cruel & Unusual Films, DC Entertainment, Dune Entertainment, Tencent Pictures, Wanda Pictures, Warner Bros. Productores: Charles Roven, Deborah Snyder, Zack Snyder, Richard Suckle. Co-productores: Tommy Gormley, Curt Kanemoto. Productores ejecutivos: Jon Berg, Wesley Coller, Geoff Johns, Stephen Jones, Steven Mnuchin, Rebecca Steel Roven. Guion: Allan Heinberg, según argumento de Zack Snyder, A. Heinberg, Jason Fuchs, basado en el personaje creado por William Moulton Marston. Música: Rupert Gregson-Williams. Fotografía: Matthew Jensen. Diseño de producción: Aline Bonetto. Montaje: Martin Walsh. Efectos especiales: Universal Production Partners, Centroid Motion Capture, Clear Angle Studios, Double Negative, Gener8 3D, Moving Picture Company, Proof, Snow Business International, Vitality Visual Effects. Intérpretes: Gal Gadot (Diana), Chris Pine (Steve Trevor), Connie Nielsen (Hippolyta), Robin Wright (Antiope), Danny Huston (Ludendorff), David Thewlis (Sir Patrick), Saïd Taghmaoui (Sameer), Ewen Bremner (Charlie), Eugene Brave Rock (el Jefe), Lucy Davis (Etta), Elena Anaya (doctora Maru), Lilly Aspell (Diana a los ocho años), Lisa Loven Kongsli (Menalippe), Ann Wolfe (Artemis), Ann Ogbomo (Philippus), Emily Carey (Diana a los doce años), James Cosmo (mariscal de campo Haig), Rachel Pickup (Fausta Grables), Wolf Kahler, Alexander Mercury, Martin Bishop, Flora Nicholson, Pat Abernethy, Freddy Elletson, Sammy Hayman, Michael Tantrum, Philippe Spall, Edward Wolstenholme, Ian Hughes, Marko Leht, Steffan Rhodri, Andrew Byron… Nacionalidad y año: Estados Unidos 2017. Duración y datos técnicos: 141 min. Color 2.35:1 2D / 3D.

poster

Resultaba sospechoso que, tras ser destrozadas inmisericordemente en el aspecto crítico las dos entregas previas del “nuevo” Universo Cinematográfico DC, El hombre de acero (Man of Steel, 2013) y Batman v Superman: El amanecer de la justicia (Batman v Superman: Dawn of Justice, 2016), ambas dirigida por Zack Snyder, esta tercera entrega, una especie de interludio[1] que precede a Liga de la Justicia (Justice League, 2017), de nuevo a cargo de Snyder[2], haya lograda tal consenso positivo.

foto1

Todo aficionado sabe, independientemente de sus filias y fobias, que mientras Marvel ha coordinado su Universo con una firmeza ejemplar, más allá de los logros artísticos, DC ha estado continuamente remoloneando por medio de indecisiones, cambios de mandos y de ideas. Para dirigir la presente película, después de muchos tientos, la elegida ha sido Patty Jenkins, quien ya en 2003, después de su éxito comercial –montones de premios incluidos– de Monster (Monster, 2003), estuvo prevista para dirigir una adaptación de la creación de William Moulton Marston, Harry G. Peter y Elizabeth Holloway Marston, pero en aquel entonces hubo de abandonar por un embarazo imprevisto, y el proyecto se canceló. A partir de entonces, la directora se focalizó en televisión, realizando episodios de series y telefilmes –tampoco muchos–. Ahora de nuevo fue abordada para hacer este trabajo en cine, con un presupuesto de casi ciento cincuenta millones. Sospecho que, en aquel entonces, Warner –que con esta película inicia el sello DC Films– se planteó que el resultado debía arrojar un saldo de taquilla sólido[3], y de paso huir de las ambiciones autorales de Jack Snyder, que estaba haciendo mucho daño a la franquicia. La solución, claro, ha sido marvelizar la película.

foto2

Así, estructuralmente, la trama es una especie de copia sin disimulos de la estupenda Capitán América: El primer vengador (Captain America: The First Avenger, 2011, Joe Johnston), donde incluso aparecen una especie de Comandos Aulladores –bastante ineptos, dicho sea de paso–, y en el aspecto de tono podría equipararse, tal vez, a la tontorrona franquicia del dios del trueno, iniciada con Thor (Thor, 2011, Kenneth Branagh), alternando de esa manera chistecitos infantiles con momentos ridícula y burdamente solemnes.

foto3.jpg

De esa manera, dentro de los muchos defectos de forma y fondo que ofrecían las dos entregas previas, al menos había cierto empaque en los resultados, lo cual aquí se precipita al vacío, y tenemos un film comercial del montón que, además, se hace largo y aburrido.

foto4.jpg

La cinta se divide en dos partes: la que acontece en la isla de Themyscira y la que transcurre en el mundo “civilizado”. Esa primera parte recuerda poderosamente al muy atractivo film de animación Wonder Woman – La Mujer Maravilla (Wonder Woman, 2009, Lauren Montgomery)[4] en bastantes aspectos. Como es norma, los guionistas toman del universo del cómic lo que les interesa, desechando lo que no se ajuste a sus conveniencias; así, si en el cómic es imposible físicamente que un hombre pise la isla (Diana debe transportar a Trevor en brazos), aquí nada de eso sucede, y vemos todo un batallón de alemanes incursionando en el lugar. Esa libertad conduce a que la escena que deriva de ello, con una batalla entre amazonas y soldados alemanes, sea acaso lo mejor del film, pese a que la forma de rodarla sea –como, de hecho, el resto de las batallas– por medio de un recurso estilístico de lo más sobado en el cine de acción, con una profusión cansina de cámaras lentas y aceleradas.

foto5

Y es que Patty Jenkins demuestra una carencia de estilo apabullante, rodando de un modo rutinario y sin personalidad, concibiendo un producto de estudio en un claro intento de reinsertarse profesionalmente en el mundo del cine y tener aseguradas las lentejas, y sin ninguna ambición artística. De hecho, esa es una constante en mucho del cine comercial, es decir, que sus responsables parecen creer que lo que hacen parece ir dirigido a un público de escasas exigencias y, por tanto, tienden a no aplicarse lo más mínimo. Ello es palpable en el escaso potencial del guion escrito por Allan Heinberg[5], que es más una sucesión de anécdotas, con chistes de escaso calado, antes que una trama con cierto espesor dramático.

foto6.jpg

Ello nos conduce, desde luego, al tan archi-sobado tema del carácter feminista del film, el cual en realidad se reduce a cuatro frases dispersas a lo largo de la cinta, y que en varias de las ocasiones se basan en la independencia personal que busca Diana antes que en una noción de atribuir un concepto igualitario a las mujeres en general. Excepción es la escena donde ella irrumpe en el cónclave de militares, donde estos se muestran de una ceguera tan cerril que, antes que verlos como unos machistas –que lo son–, parecen más bien un hatajo de descerebrados, poniendo no en muy buen lugar al estamento militar. De todos modos, todo esto es anecdótico, trivial, en una trama que dura casi dos horas y media, y donde prevalece sobre todo un humor centrado en dobles sentidos sobre los atributos viriles de Steve Trevor, otras cuestiones de sexo o basado en tropezones de los personajes o que los actores hagan caritas, como si de una tele-comedia de estudiantes se tratara.

foto7

La segunda parte del film, con Wonder Woman incursionando en el mundo real, y enfrentándose a una Europa asolada por la guerra, alterna esos momentos de comedia ligera con otros que pretenden mostrar los horrores de la batalla, lo cual produce un desequilibrio que saca de situación, amén de que la representación de la contienda es tan light como cabría esperar en un producto tan comercial como el presente, donde no se ve una sola gota de sangre, ni siquiera cuando la princesa guerrera atraviesa con su espada a uno de los malos.

foto8

En cuanto a los intérpretes, Gal Gadot vuelve a procurar la buena impresión que ya ofreció en el film donde compartía créditos con Batman y Superman, y sin ser una actriz excepcional transmite carisma y potencia. Chris Pine vuelve a demostrar el pésimo actor que es, y utiliza los mismos recursos que empleaba para encarnar al capitán Kirk, sin variar un ápice el registro. David Thewlis como Sir Patrick es el único actor que muestra eficacia, aunque su personaje es tan esquemático y trivial que poco puede hacer. El resto del reparto, sencillamente, está para cobrar el cheque. A destacar, eso sí, Lilly Aspell, que interpreta a Diana con ocho años, y que resulta absolutamente odiosa con los mohínes que transmite a su interpretación.

foto9

Por supuesto que, dados los millones gastados, estos lucen en pantalla, si bien se otorga al film un tejido cromático monocorde, siguiendo la cansina moda actual, y que sirve para disimular las texturas informáticas, pero que, sin embargo, brinda una artificiosidad a las imágenes que, en lugar de convocar un sentido de la maravilla, pone de relieve el aspecto industrial del producto, usurpándole toda fascinación.

foto10

 

Anécdotas

  • Título en Argentina, Chile, México y Uruguay: Mujer Maravilla. Título en Venezuela: La Mujer Maravilla.
  • Algunos planos se rodaron con Gal Gadot embarazada de cinco meses. Notoriamente visible, se disimuló poniéndole una especie de faja verde, y por medio informáticos se le creó una cintura falsa.
  • Ya en 2005 hubo un proyecto de rodar esta película, por parte de Patty Jenkins. Pero entonces ella quedó embarazada y hubo que suspenderlo. En todo caso, ya en 1996 existió un proyecto de adaptar el cómic, con Ivan Reitman como guionista y director; en 2001, fue abordado Todd Alcott para escribir un libreto, luego reemplazado en 2003 por Laeta Kalogridis. En 2005 Joss Whedon firmó para escribir y dirigir una película, pero en 2007 abandonó por las socorridas “diferencias creativas”. En 2014 como directora fue contratada Michelle MacLaren, pero cuatro meses después abandonó… Sí, por diferencias creativas. A lo largo de todos esos años, las actrices consideradas como Wonder Woman fueron Kate Beckinsale, Sandra Bullock, Mischa Barton, Rachel Bilson, Catherine Zeta-Jones, Sarah Michelle Gellar, Angelina Jolie, Jessica Biel, Eva Green, Christina Hendricks, Kristen Stewart, Olga Kurylenko y Elodie Yung.
  • Zack Snyder aparece en un cameo como un soldado de la Primera Guerra Mundial.
  • Patty Jenkins, gran admiradora de la serie de televisión de los setenta, quería que Lynda Carter y Lyle Waggoner aparecieran en un cameo. Él está retirado, y ella quiso aparecer pero no pudo por motivos de agenda. También intentó meter en algún momento la canción de la serie, pero no pudo hallarlo.
  • Para el papel de Wonder Woman se consideró a Cobie Smulders, quien puso voz al personaje en La LEGO película (2014).
  • A Nicole Kidman se le ofreció el papel de Hipólita, pero lo rechazó. Más tarde aceptó ser la reina Atlanna, madre de Aquaman, en la película del personaje.
  • Para dirigir la película fueron consideradas Kathryn Bigelow, Catherine Hardwicke, Mimi Leder, Karyn Kusama, Julie Taymor y Tricia Brock.
  • Steve Trevor define la isla Themyscira como “isla Paraíso”. Así se la llamaba originalmente, hasta que en los ochenta George Perez la rebautizó en los comics, y ese fue a partir de entonces el nombre oficial aceptado.
  • Esta película supone el debut del sello productor DC Films, en un ciclo que ofrecerá los personajes de Batman, Superman, Wonder Woman, Flash, Cyborg, los Green Lanterns Hal Jordan y John Stewart, Lex Luthor en la Armadura de Batalla, el Joker, Black Adam, Ocean Master y Deathstroke junto con Mera, Harley Quinn, Deadshot, Enchantress y el Capitán Boomerang. Otros personajes que podrían aparecer son Green Arrow, Supergirl, Firestorm, Black Lightning, Darkseid, Martian Manhunter, Mr. Miracle, Big Barda, Catwoman, Nightwing, Batgirl, Mr. Freeze, Shazam (y Billy Batson), Solomon Grundy, Espectre, Swamp Thing, Kilowog, Mogo, Sinestro, Jessica Cruz, Atrocitus, Hawkman y Hawkgirl.
  • El presupuesto estimado de la película es de 149 millones de dólares.
  • Estrenada en Estados Unidos el 25 de mayo de 2017, en una premiere en Los Ángeles, y ya masivamente el 2 de junio. En España se estrenó el 23 de junio.

foto11

Carlos Díaz Maroto (Madrid. España)

[1] No creo que represente un spoiler referir que la presente película acontece “intercalada” en medio de Batman v Superman: El amanecer de la justicia, con Diana recibiendo al inicio el envío que le hizo Batman que se ve en aquella, y entonces rememorando lo que es el grueso de todo el film, para luego recapitular y volver a ese momento inicial, esto es, el presente de ese Universo.

[2] Snyder abandonó la post-producción tras el suicidio de su hija, y las riendas fueron tomadas por Joss Whedon, quien supervisa el montaje final y rueda las habituales escenas adicionales que suelen tener todo este tipo de filmes. La película, por cierto, se estrenará en España el próximo 17 de noviembre de 2017.

[3] En el primer fin de semana en Estados Unidos ha conseguido una taquilla de 103.251.471 dólares, con lo cual ya ha recuperado más de dos tercios del presupuesto, y para el 22 de junio ha logrado 293.205.158, esto es, casi ha duplicado los costes del film.

[4] Pasó sin pena ni gloria en su día, por lo cual Warner ha decidido relanzarlo en DVD y BD aprovechando en estreno de esta película, añadiéndole unos cuantos atractivos extras.

[5] También ha escrito guiones para series como Cinco en familia, Sexo en Nueva York, O.C. o Anatomía de Grey.

Logan (Logan) (2017)

Posted in Ciencia ficción, Cine, Reseña, superhéroes on 15 marzo, 2017 by belakarloff

Año 2029. Casi todos los mutantes han desaparecido. Logan sobrevive trabajando como chófer de limusina. Una mujer hispana se le presenta, intentando contratarle para que la escolte a ella y una niña de once años hacia el norte. Parece que alguien va tras ellas…

Dirección: James Mangold. Producción: Donners’ Company, Kinberg Genre, Marvel Entertainment, TSG Entertainment, Twentieth Century Fox Film Corporation. Productores: Simon Kinberg, Hutch Parker, Lauren Shuler Donner. Co-productores: Dana Robin, Kurt Williams. Productores ejecutivos: Joseph M. Caracciolo Jr., Stan Lee, James Mangold, Josh McLaglen. Guion: Scott Frank, James Mangold, Michael Green, según argumento creado por J. Mangold. Música: Marco Beltrami. Fotografía: John Mathieson. Diseño de producción: François Audouy. Montaje: Michael McCusker, Dirk Westervelt. Efectos especiales: Captured Dimensions, Gentle Giant Studios, Halon Entertainment, Image Engine Design, Institute for Creative Technologies at the University of Southern California, Lidar Guys, Lola Visual Effects, Rising Sun Pictures, Soho VFX. Intérpretes: Hugh Jackman (Logan / X-23), Patrick Stewart (Charles), Dafne Keen (Laura), Boyd Holbrook (Pierce), Stephen Merchant (Caliban), Elizabeth Rodriguez (Gabriela), Richard E. Grant (Dr. Rice), Eriq La Salle (Will Munson), Elise Neal (Kathryn Munson), Quincy Fouse (Nate Munson), Jason Genao (Rictor), James Handy (doctor anciano), Al Coronel, Frank Gallegos, Anthony Escobar, Reynaldo Gallegos, Krzysztof Soszynski, Stephen Dunlevy, Daniel Bernhardt, Ryan Sturz, Brandon Melendy, Jeremy Fitzgerald, Luke Hawx, Chris Palermo, Paul Andrew O’Connor, Clinton Roberts, Rocky Abou-Sakher, Keith Jardine, Jean Claude Leuyer, Andrew Arrabito, Jef Groff… Nacionalidad y año: Estados Unidos 2017. Duración y datos técnicos: 137 min. Color 2.35:1.

poster

La fuga de Logan

Debo reconocer que antes no presté excesiva atención a la carrera de James Mangold. Vi El tren de las 3:10 (3:10 to Yuma, 2007) debido a mi amor al western, y me pareció una insignificancia que se centraba en exceso en escenas superfluas que, sin embargo, la versión de 1957 de Delmer Daves eludía en inteligentes elipsis. La segunda entrega de la presente trilogía, Lobezno inmortal (The Wolverine, 2013), exhibía determinados elementos que ya presagiaban el tono de la que acontece, como el aire solemne y circunspecto, pero se perdía en un sinfín de pretensiones para manifestarse hueca, pomposa y dispersa.

 foto1

Aquí, sin embargo, parece que se ha templado y ha sabido adecuarse a ese tono buscado, equilibrando forma y fondo. Supongo que su acercamiento al western vendría derivado de su interés por el género –Copland (Cop Land, 1997) podría ser también una aproximación al mismo de un modo igualmente esquinado, por lo que parece–. Aquí, aunque ambiente la historia en el futuro, la inflexión buscada es sin duda la del western. Y no lo disimula en absoluto, al contrario, según algunas voces incluso lo subraya en exceso. Por un lado, tenemos un momento en que Charles Xavier contempla extasiado en la pequeña pantalla la magistral Raíces profundas (Shane, 1953), de George Stevens[1]; esa conexión con el film interpretado por Alan Ladd se establece nuevamente con el momento en que los protagonistas van a parar a la granja, y hacia el final, cuando la niña recita el diálogo del pistolero ante una tumba. Con ello Mangold nos quiere decir que Logan es como Shane: un personaje de paso, que no tiene asumida su situación en el mundo, que actúa por impulsos.

foto2

Sin embargo, Logan está más cercana a los westerns crepusculares de los años sesenta del pasado siglo, tales como Duelo en la alta sierra (Ride the High Country, 1962), de Sam Peckinpah, o El hombre que mató a Liberty Valance (The Man Who Shot Liberty Valance, 1962), de John Ford. De este modo, nuestro (anti)héroe es un personaje desarraigado, situado en un tiempo (el futuro) que no le pertenece; se siente, en suma, desubicado en un entorno que ya no comprende, representa un pasado marchito –la mayoría de los mutantes han desaparecido–. Y tal como sucede en esos espléndidos ejemplares fílmicos, la cinta representa una desmitificación y, simultáneamente, una re-mitificación de sus referentes a partir de lo previo. Logan deja de ser un símbolo para convertirse en un ser humano y, de ahí, de nuevo en símbolo, más potente que él mismo.

foto3

En el film hay una constante e intencionada lucha por acercarlo a un realismo que impera en la actualidad en gran parte del cine de género, sea fantástico o no, y al tiempo buscar esa mitificación referida. Buen ejemplo de ello es el juego metalingüístico que representan los comics de la Patrulla X que lee Gabriela y que posee Laura, y que Logan juzgará con dureza: todo ello no son más que fantasías, exageraciones de una realidad. Ello no será óbice para que, a lo largo de la historia, los elementos ahí plasmados se perciban como auténticos, reales. Parafraseando una de las frases antológicas de El hombre que mató a Liberty Valance: «Entre la realidad y la leyenda hay que quedarse con la leyenda».

foto4

De esta manera, Logan se articula en un constante juego de contrastes, de aportar un referente y su contrario al mismo tiempo, para reflexionar sobre la fragilidad de todo lo que acontece. Los personajes más fuertes muestran sus debilidades, y los débiles sus fortalezas. Y todos se interrelacionan entre sí mientras tratan de huir hacia delante con el pasado forjado a sus espaldas.

foto5

Todo esto no aportaría la potencia que detenta si no fuera por un excelente reparto, perfectamente imbricado, donde además, a mayor importancia argumental, mejores son los resultados. Buen plantel de secundarios, excelente descubrimiento el de la niña, portentosa interpretación de Hugh Jackman y sublime la de Patrick Stewart; si no hubiera prejuicios hacia el cine de superhéroes sin duda estos dos últimos al menos estarían el año próximo nominados a los mejores actores en los Oscar. Qué más da. Nosotros somos los que sabemos disfrutar de estos placeres. Quedémonos solos con ellos si no los saben apreciar.

foto6

En este sentido, Logan representa uno de los mejores ejemplares fílmicos en el cine de superhéroes, que equilibra a la perfección introspección y espectacularidad, aunque para los espectadores más vagos pueda parecer lenta. Ejemplares como el presente demuestran que pueden hacerse aproximaciones inteligentes a una temática de apariencia tan elemental como los superhéroes. Pero, como en ejemplos previos, volverá a caer en saco roto y se seguirán ofreciendo muestras cretinas para público de multi-centro. ¿Nos apostamos algo?

foto7

Anécdotas

  • Stephen Merchant interpreta a Caliban. El personaje antes fue encarnado por Tómas Lemarquis en X-Men: Apocalipsis (2016).
  • Una de las pocas películas Marvel sin cameo de Stan Lee.
  • Tercera y última entrega de la trilogía formada también por X-Men orígenes: Lobezno (X-Men Origins: Wolverine, 2009) y Lobezno inmortal (The Wolverine, 2013), de J. Mangold. Aún con eso, también está vinculada al resto de los films X-Men.
  • El personaje de X-23 fue creado para la televisión, en la serie animada X-Men (X-Men: Evolution; 2000-2003). Aparece en el episodio 10 de la tercera temporada titulado “X-23”, con guion de Craig Kyle y Chris Yost, basado en el argumento de C. Kyle. Su primera aparición en los cómics fue en NYX nº 3 (2004), con Joe Quesada como guionista y Joshua Middleton como dibujante. El propio Quesada decidió que los guionistas y creadores del personaje en la serie televisiva, Kyle y Yost, escribiesen un cómic contando el origen de X-23; el dibujo corrió a cargo de Billy Tan. Después de varios años apareciendo en los tebeos acabó convirtiéndose en “New Wolverine”, traducida en España como Lobezna.
  • Rodada con un presupuesto estimado de 97 millones de dólares.
  • Estrenada el 3 de marzo de 2017, tanto en Estados Unidos como en España.

 

Carlos Díaz Maroto (Madrid. España)

[1] Se da la curiosa circunstancia de que Patrick Stewart también admira esta película, y se inspiró en ella para uno de los momentos de uno de los episodios que dirigió de Star Trek: La nueva generación (Star Trek: The Next Generation; 1991-1994), “A Fistful of Datas” (1992).

Doctor Strange – Doctor Extraño (Doctor Strange) (2016)

Posted in Cine, Estreno, Fantasía, Reseña, superhéroes on 2 noviembre, 2016 by belakarloff

Stephen Strange es un cirujano tan reputado como egocéntrico. Cuando sufre un accidente de coche sus manos quedan inservibles para operar. Buscando algún método para recuperar sus capacidades, alguien le conduce hasta un centro espiritual en Katmandú, donde será entrenado en artes místicas.

Dirección: Scott Derrickson. Producción: Marvel Studios, Walt Disney Studios Motion Pictures. Productor: Kevin Feige. Co-productor: David J. Grant. Productores ejecutivos: Victoria Alonso, Stephen Broussard, Louis D’Esposito, Stan Lee, Charles Newirth. Guion: Jon Spaihts, Scott Derrickson, C. Robert Cargill, según el cómic creado por Stan Lee y Steve Ditko. Música: Michael Giacchino. Fotografía: Ben Davis. Diseño de producción: Charles Wood. Montaje: Sabrina Plisco, Wyatt Smith. Efectos especiales: Crafty Apes, Exceptional Minds, Framestore, Industrial Light & Magic, Legend3D, Lola Visual Effects, Luma Pictures, Mark Roberts Motion Control, Method Studios, Perception, Plowman Craven & Associates, RISE Visual Effects Studios, Stereo D, Technicolor Creative Services VFX, The Third Floor, The Visual Effects Company. Intérpretes: Benedict Cumberbatch (Dr. Stephen Strange), Chiwetel Ejiofor (Mordo), Rachel McAdams (Christine Palmer), Benedict Wong (Wong), Mads Mikkelsen (Kaecilius), Tilda Swinton (La Anciana), Michael Stuhlbarg (Dr. Nicodemus West), Benjamin Bratt (Jonathan Pangborn), Scott Adkins, Zara Phythian, Alaa Safi, Katrina Durden, Topo Wresniwiro, Umit Ulgen, Linda Louise Duan, Mark Anthony Brighton, Meera Syal, Amy Landecker, Adam Pelta-Pauls, Sarah Malin, Eben Young, Stan Lee, Chris Hemsworth… Nacionalidad y año: Estados Unidos 2016. Duración y datos técnicos: 115 min. Color 1.90:1 [versión IMAX, algunas escenas] 2.35:1 [versión estándar] 2D – 3D.

poster

El “Origen” del doctor Extraño

A estas alturas parece que ha quedado claro que a Marvel Studios el tema de la “calidad artística” de sus filmes es algo que les tiene por completo sin cuidado. Son una compañía, y su misión es hacer dinero. Y nada más. Así pues, después de tantas películas –esta es el número catorce en el llamado “Marvel Cinematic Universe”– ya tienen perfectamente establecida la fórmula de la ecuación con la cual conseguir una buena taquilla. Les aportan un envoltorio decente, eso sí. Aquí, tenemos un actor protagonista de primera fila, más algún secundario de lujo –Tilda Swinton–, la música de Michael Giacchino es potente, aunque hay momentos que recuerdan a Star Trek, la fotografía de Ben Davis es atractiva, y como director han buscado a un hombre competente, con personalidad, y al cual el proyecto le iba como anillo al dedo. Pero da la impresión de que todo no es sino un revestimiento superficial, un intento de hacer aparentar, pero al final el contenido es el mismo de siempre, sin apenas variación. Llegados a este nivel, ningún aficionado debe plantearse dudas acerca del logro del siguiente producto Marvel que aparezca: todo es rutinario, no hay sorpresa, la fórmula, como se dijo, es inalterable: así, es forzoso el humor tonto (muy tonto), junto a personajes con detalles carismáticos (esto puede ir unido a lo anterior, o ir por libre), sumado a una acción desenfrenada, efectos especiales apabullantes, mucho ruido, apenas argumento, y algunos guiños para los marvelitas que, inevitablemente, aplaudirán todo estentóreamente, pues ya van al cine convencidos de que van a ver una obra maestra tras otra.

foto1

¿Y qué hay, detrás de todo esto? Muy poca cosa, realmente. El guion, con unos pequeños retoques, podría haber deparado, si no algo decente, sí al menos algo medianamente competente. Sin embargo, se ha buscado desarrollar todo lo mínimo posible, para que los espectadores no se pierdan, que esto de las artes místicas es muy complejo. El argumento no es solo muy simple, sino que además se recurre al engaño, al truco, al deus ex machina con un desparpajo y una desvergüenza que deja atónito. Sencillamente, con la excusa de que se trata de magia, cualquier cosa es admisible, y la incoherencia y la rectificación sobre la marcha se usan como la sal en cualquier receta culinaria.

foto2

Luego también tenemos el detalle de los derechos de autor. ¿Pagarán algo a Christopher Nolan? Lo digo porque todo lo desarrollado en Katmandú es muy similar a lo que se narraba en Batman Begins (Batman Begins, 2005), con el entrenamiento de Bruce Wayne. Y después está el detalle que todo el mundo ha visto –y comentado– del tráiler, con ese efecto copiado de Origen (Inception, 2010), y del que se hace uso y abuso en variadas ocasiones, y que en realidad no aporta nada: elimínese mentalmente ese pormenor del film, y se observará que todo sigue igual, que lo demás se sostiene a la perfección –dentro de lo planito que es–.

foto3

Uno ya está bastante aburrido de lo ramplón de este Marvel Cinematic Universe. Los que amamos el cine fantástico, pero buscamos “algo más” –la excusa de “solo busca entretener” ya cansa– esperamos más compromiso, algo con más sustancia dentro de estos productos. Se suele intentar ajustar todos estos personajes creados hace cerca de medio siglo a la mentalidad e idiosincrasia actual, pero parece que no se busca ajustarlo a cánones narrativos adultos, se le da a todo simplemente un barniz aparente, y a tirar. Este Doctor Extraño es mucho, mucho ruido y pocas, muy pocas nueces. ¿A esperar qué nos deparará la próxima entrega del Universo Cinematográfico Marvel? Que, salvo error, será Guardians of the Galaxy Vol. 2 (2017), de James Gunn. Pues no; en vista del precedente que dio la primera entrega de esto, mucho me temo que encontraremos de nuevo más de lo mismo.

foto4

Anécdotas

  • Título en Argentina, Chile y México: Doctor Strange: Hechicero Supremo.
  • Inicialmente, Benedict Cumberbatch rechazó el papel, debido a compromisos teatrales. Fue ofrecido a Joaquin Phoenix quien, tras unas dudas, no lo aceptó. Cuando las fechas fueron cambiadas Cumberbatch pudo aceptar al fin.
  • En todo caso, otros nombres sonaron para el rol principal: Colin Farrell, Jake Gyllenhaal, Tom Hardy, Ethan Hawke, Jack Huston, Oscar Isaac, Jared Leto, Matthew McConaughey, Ewan McGregor, Keanu Reeves, Justin Theroux, Jon Hamm, Johnny Depp, Joseph Gordon-Levitt…
  • Para el papel del Anciano (que finalmente es Anciana) fueron considerados Morgan Freeman, Ken Watanabe y Bill Nighy.
  • Como Mordo se pensó en Gary Oldman y Mads Mikkelsen. En 2013 Mikkelsen había sido considerado para el rol de Strange.
  • Según se dice, Stan Lee y Steve Ditko se inspiraron para la apariencia de Stephen Strange en Vincent Price. Sin embargo, el parecido con Ronald Colman es innegable, y todo el principio del cómic es muy similar a la película con este Horizontes perdidos (Lost Horizon, 1937), de Frank Capra, según la novela de James Hilton.
  • Hubo proyectos previos de adaptar el cómic que se frustraron: en 1992, iba a haber dirigido Wes Craven; en 2001, con guion y dirección de David S. Goyer; en 2008, a dirigir por Guillermo del Toro.
  • Como director de esta versión se barajó a Mark Andrews, Jonathan Levine, Nikolaj Arcel, Scott Derrickson y Dean Israelite. Al final, el elegido fue Derrickson.
  • El cameo de Stan Lee lo ofrece en un autobús, leyendo Las puertas de la percepción de Aldous Huxley.
  • A mitad de los títulos de crédito finales hay una escena más, y al final del todo, otra.
  • Estrenada en España el 28 de octubre de 2016. En Estados Unidos se estrenará el 4 de noviembre.

Carlos Díaz Maroto (Madrid. España)

foto7

Capitán América: Civil War (Captain America: Civil War) (2016)

Posted in Cómic, Ciencia ficción, Cine, Crítica, superhéroes on 30 abril, 2016 by belakarloff

El capitán América, junto a un reducido grupo de Vengadores, actúa en Nigeria contra un enemigo, provocando una explosión que produce muertes de civiles. La protesta mundial no se hace esperar, y se decreta que los Vengadores han de ser controlados por un comité de las Naciones Unidas. Parte del grupo está a favor de este voto de censura, pero otros no…

Dirección: Anthony Russo y Joe Russo. Producción: Marvel Entertainment, Marvel Studios, Studio Babelsberg. Productor: Kevin Feige. Co-productores: Mitchell Bell, Christoph Fisser, Henning Molfenter, Charlie Woebcken. Productores ejecutivos: Victoria Alonso, Louis D’Esposito, Alan Fine, Stan Lee, Nate Moore, Patricia Whitcher. Productores asociados: Ari Costa, Trinh Tran, Lars P. Winther. Guion: Christopher Markus, Stephen McFeely, basado en el cómic de Mark Millar, según los personajes creados por Joe Simon y Jack Kirby. Fotografía: Trent Opaloch. Música: Henry Jackman. Montaje: Jeffrey Ford, Matthew Schmidt. Diseño de producción: Owen Paterson. Efectos especiales: Animal Logic, Base FX, Cantina Creative, Capital T, Cinesite, Direct Dimensions, Double Negative, Exceptional Minds, Industrial Light & Magic, Legacy Effects, Lola Visual Effects, Luma Pictures, Method Studios, Method Studios, Plowman Craven & Associates, Prime Focus World, RISE Visual Effects Studios, Scroggins Aviation, The Third Floor, Trixter Film. Intérpretes: Chris Evans (Steve Rogers / Capitán América), Robert Downey Jr. (Tony Stark / Iron Man), Scarlett Johansson (Natasha Romanoff / Black Widow), Sebastian Stan (Bucky Barnes / Winter Soldier), Anthony Mackie (Sam Wilson / Falcon), Don Cheadle (teniente James Rhodes / War Machine), Jeremy Renner (Clint Barton / Hawkeye), Chadwick Boseman (T’Challa / Black Panther), Paul Bettany (Vision), Elizabeth Olsen (Wanda Maximoff / Scarlet Witch), Paul Rudd (Scott Lang / Ant-Man), Emily VanCamp (Sharon Carter), Tom Holland (Peter Parker / Spider-Man), Daniel Brühl (Zemo), Frank Grillo (Brock Rumlow / Crossbones), William Hurt (Secretario de Estado Thaddeus Ross), Martin Freeman (Everett K. Ross), Marisa Tomei (May Parker), John Kani (rey T’Chaka), John Slattery (Howard Stark), Alfre Woodard (Miriam), Kerry Condon         (Friday, voz), Stan Lee (mensajero), Michael A. Cook, Laughton Parchment, Gene Farber, Florence Kasumba, Cornell John, Sven Hönig, Josh Peck, Brent McGee, Be Satrazemis, Blair Jasin, Oliver Bigalke, Rafael Banasik, David De Vries, John Curran, Katie Amess, Austin Sanders, Brett Gentile, Matthew Anderson… Nacionalidad y año: Estados Unidos 2016. Duración y datos técnicos: 147 min. color 1.90:1 (versión IMAX, algunas escenas) 2.35:1 (versión cines) 2D – 3D.

poster

Los hermanos Anthony y John Russo dirigieron, con gran éxito de público, la entrega anterior del Capi, Capitán América: El Soldado de Invierno (Captain America: The Winter Soldier, 2014)[1]. Pese a cierta tendencia a la desmesura —inherente, de todos modos, a este tipo de productos—, el resultado no fue malo, así pues parecía buena idea contar de nuevo con ellos para esta tercera aventura del soldado congelado. Directores sin personalidad como estos son los más adecuados para unos productores que desean manejar las riendas completas de la película, que ofrezcan los elementos comerciales que busca el público masivo y no se entretengan con pretensiones de autoría. A veces, las piezas del mecanismo encajan. Otras no sucede así, y es lo que ha acaecido en esta ocasión.

foto1.jpg

El mayor problema es un guion de gran torpeza, que parece hecho a remiendos, que divaga en exceso y no logra la necesaria homogeneidad narrativa. Además, confía demasiado en la ambigüedad decisoria de los personajes, es decir, las cosas suceden porque así lo desean los protagonistas —esto es, los guionistas—, no por una evolución lógica de los acontecimientos. Todo es muy gratuito, empezando por el propio punto de partida de la idea: si los Vengadores no hubiesen actuado, la Tierra ahora sería un bastión de los Chitauri, por poner un ejemplo. Las muertes de civiles y la destrucción de Nueva York es solo algo consecuencia del ataque de los extraterrestres, no de la intervención de los superhéroes. Sostener la tesis del film haciendo que ellos sean los causantes de todo es, como mínimo, absurdo.

foto2.jpg

La primera mitad de la película —hasta que llega el enfrentamiento en el aeropuerto— ofrece un tono de cinta de espionaje de los setenta muy agradecido. Es una lástima la referida flojedad del guion, que va dando saltos de una situación a otra, y que no logra encauzar la narración en momento alguno, consiguiendo un resultado disperso y frío, una película sin alma, sin emoción. Además, las escenas físicas entre los actores, las peleas donde se les distingue el rostro, están rodadas de un modo pésimo, acelerando la imagen y efectuando trucos de montaje mediante la eliminación alterna de fotogramas. Teóricamente, eso otorga un gran ritmo a las escenas, pero resulta mareante —no quiero imaginarme cómo será verlas en 3D—, amén de apenas distinguirse lo que sucede. Las secuencias donde intervienen masivamente los efectos especiales, por el contrario, ofrecen una planificación más visible.

foto3

La escena en la cual Tony Stark va a visitar a Peter Parker supone un punto de inflexión en la cinta, por fin las cosas se calman un poco y aparece algo de alma en la película, gracias a la estupenda dinámica que se establece entre Robert Downey Jr. y Tom Holland. Este último, además, aparte de adecuarse, al fin, en edad al personaje, logra conferir el tono preciso al mismo para que resulte simpático y no cargante. Cuando luego lo veamos en acción como Spider-Man será el clásico guasón de los tebeos, pero de nuevo bien integrado en la situación; en este sentido (y en otros) supera con creces a sus dos inmediatos predecesores.

foto4

A continuación viene la referida escena del aeropuerto, la del enfrentamiento entre los dos grupos de Vengadores y, sencillamente, es una maravilla. Todo el esfuerzo parece haberse concentrado ahí, y la dinámica, la emoción, la diversión, todo ello brota con dinamismo, con sorpresa, y la secuencia entera supone un gozo enorme para el aficionado a los superhéroes.

foto5

Lástima que después todo se derrumbe de nuevo, y la parte final carece de potencia, resultando inclusive anti-climática. Los momentos últimos en la fortaleza siberiana parecen más propios de un telefilm barato que de una película de alto presupuesto, y cuando se desvelan las motivaciones del malo —estupendo Daniel Brühl— resultan de lo más risibles. De nuevo aquí se desvela la flojedad de un guion que, como es habitual también, ofrece un planteamiento muy elemental, pero construido de un modo algo lioso para aparentar una complejidad inexistente.

foto6

Cabe resaltar, con todo, que en el aspecto interpretativo la película eleva el nivel desde títulos anteriores. Tony Stark aquí no es el payaso incontrolable de otras entregas y se muestra huraño e irascible, lo cual posibilita que Robert Downey Jr. demuestre que, cuando quiere, es un excelente actor. Personalmente, me cautiva el tono con el cual Paul Bettany enfoca su rol de la Visión. Todo un descubrimiento ha sido la incorporación de los dos nuevos personajes, Spider-Man y Pantera Negra, interpretados respectivamente por Tom Holland y Chadwick Boseman con gran convicción. Incluso Paul Rudd está algo más soportable como Ant-Man que en la cinta que lo presentó. William Hurt, como siempre, con su sola presencia llena la pantalla. Y ya se ha mencionado el gran cometido que realiza nuestro Daniel Brühl con un personaje de una pieza, descrito con cuatro brochazos y cuatro tópicos, y que él llena de humanidad y lo hace, hasta cierto punto, cercano. El resto del reparto también funciona con habilidad.

foto7

En definitiva, Capitán América: Civil War (Captain America: Civil War, 2016) es el clásico producto realizado para entusiasmar a los previamente convencidos, pero que no efectúa el mínimo esfuerzo por aportar algo que eleve los resultados del mero producto de consumo masivo. Solo la escena de Stark y Parker y la del aeropuerto hacen concebir lo que hubiera podido ser si esa voluntad se hubiera aplicado al film en su totalidad.

foto9

Anécdotas

  • Título en Argentina y México: Capitán América: Guerra civil.
  • Títulos falsos de rodaje: Captain America: Serpent Society / Sputnik.
  • Títulos de rodaje: Captain America 3 / Captain America: The Fallen Son.
  • El dron que usa el Halcón, llamado Redwing, en el cómic es un halcón de verdad.
  • Con diecinueve años de edad, Tom Holland es el Spider-Man más joven que ha aparecido en cine o televisión, en imagen real.
  • Entre los finalistas para el papel de Spider-Man quedaron Tom Holland, Asa Butterfield, Judah Lewis, Matt Lintz, Charlie Plummer y Charlie Rowe.
  • El disfraz de Pantera Negra es una mezcla de traje real y efectos visuales.
  • William Hurt interpreta a Ross, papel que ya hizo en El increíble Hulk (2008).
  • Entrega nº 13 de la saga cinematográfica de Marvel.
  • Joe Russo, uno de los directores, ha citado como influencias para esta película Seven y Fargo [!].
  • Inicialmente, estaba previsto que en el film apareciera Hulk, pero finalmente fue eliminado y trasladado al film de Thor.
  • Para el papel de Pantera Negra fue considerado Chad L. Coleman (The Walking Dead).
  • A mitad de los créditos finales hay una escena más, y al final, otra.
  • La inmediata secuela a la presente será Thor: Ragnarok (Thor: Ragnarok, 2017), aunque también hay vías que conducen a Vengadores: La guerra del infinito – 1ª parte (Avengers: Infinity War – Part I, 2018), Ant-Man and the Wasp (2018) y sendas películas con Spider-Man —Spider-Man: Homecoming (2017)— y Pantera Negra —Black Panther (2018)—.
  • Estrenada en Estados Unidos, en una premiere de Los Ángeles, el 12 de abril de 2016, pero no se estrenará masivamente hasta el 6 de mayo. En España se estrenó el 29 de abril.

Carlos Díaz Maroto (Madrid. España)

[1] Su siguiente participación en el Universo Cinematográfico Marvel será rodar la próxima entrega de la saga de Los Vengadores, que se segará en dos partes.

X-Men: Días del futuro pasado (X-Men: Days of Future Past) (2014)

Posted in Ciencia ficción, Cine, Crítica, superhéroes on 17 junio, 2014 by belakarloff

En un futuro no muy lejano, los mutantes están siendo exterminados por los Centinelas. En un intento desesperado por cambiar su destino, Lobezno será enviado al pasado, a los años setenta del pasado siglo, para evitar la creación de los Centinelas. Dirección: Bryan Singer. Nacionalidad y año: Estados Unidos, Reino Unido, 2014.

HW7A8698.CR2

Para leer la crítica, escrita por Miguel Valle García, pincha aquí.