Archive for the Técnicos Category

Ray Harryhausen: la muerte de la magia

Posted in Ciencia ficción, Cine, Fantasía, Necrológica, Técnicos on 8 mayo, 2013 by belakarloff

Nos llena de gran pesar la noticia de la muerte de Ray Harryhausen, uno de los últimos magos de los efectos especiales y padre del stop-motion, ayer 7 de mayo en Londres, a la edad de 92 años. Detrás deja todo un legado de joyas del cine de fantasía y ciencia ficción, de cuentos infantiles y de hadas, de cíclopes, monstruos prehistóricos y del espacio, e infinidad de esqueletos.

Ray-Harryhausen

Ray Harryhausen nació en Los Ángeles en 1920, y a los doce años, viendo esa obra maestra que es King Kong, se enamoró de los dinosaurios y del stop-motion. Comenzó a leer revistas que informaban de la técnica, y en el garaje de su casa se dedicó a realizar experimentaciones. A partir de ahí, y siempre con el apoyo, tanto moral como manual, de sus padres, rodó una serie de películas excepcionales. Si pudiéramos considerar a Willis O’Brien, creador de King Kong, el abuelo del stop-motion, Ray sería su padre, como ya se ha dicho.

images

Realizó una serie de cortos adaptando cuentos y fábulas infantiles, y al fin logró su sueño al trabajar con su maestro inspirador en El gran gorila. A partir de ahí, Harryhausen se vinculó al cine de ciencia ficción característico de los años cincuenta, engalanando y prestigiando producciones que, sin él, hubieran sido mucho menos. Sin embargo, entre esas películas de los cincuenta (mejores o peores, pero siempre entrañables) ya brindó una de sus señas de identidad con la hermosa Twenty Million Miles To Earth, un homenaje nada disimulado a King Kong que acaba adquiriendo entidad propia con la creación de una maravillosa criatura, llena de personalidad, llamada Ymir. Y después vendría Simbad y la princesa, toda una joya del cine sobre mitología oriental, y que formaría uno de los ciclos característicos del maestro.

7th-Voyage-of-Sinbad-Ray-Harryhausen-Dragon-vs-Cyclops

En efecto, su debilidad por las Mil y Una Noches se vería plasmada en un tríptico protagonizado por el mítico marino, y que se completaría con El viaje fantástico de Simbad y Simbad y el ojo del tigre. La mitología también le influiría en su vertiente griega, y así también dio lugar a un espléndido díptico helénico conformado por Jasón y los argonautas y Furia de titanes. Hablábamos de su amor por los dinosaurios, que también se vio reflejado en El monstruo de tiempos remotos, Hace un millón de años y El valle de Gwangi, uno de los viejos proyectos de su maestro O’Brien. Y no olvidemos tampoco su ciclo de adaptaciones literarias, con La gran sorpresa (a partir de Los primeros hombres en la Luna de Wells), La isla misteriosa (según Verne) y Los viajes de Gulliver (basada en la sátira de Swift).

images (1)

Junto a ello, tuvo muchas, muchas otras ideas que, por desgracia, no pudieron ver la luz, por cerrazón de los productores, por falta de liquidez económica o por imponderables de las corrientes de moda en el cine. Nuevas aventuras de Simbad, adaptaciones de Tolkien, Karel Capek o Robert E. Howard, quedaron en un letargo del que ya no saldrán. Con la desaparición de Ray Harryhausen desaparece también una forma de entender el cine anegada de magia, fantasía y diversión. El autor de La Tierra contra los platillos volantes otorgó fisicidad a los sueños, dio vida a lo que no vivía, llenó las pantallas de una forma de ilusión que hoy día está olvidada. Descansa en paz, maestro.

Carlos Díaz Maroto

 

Anuncios

Entrevista en Esbilla Cinematográfica Popular

Posted in Cine, Entrevista, Libros de cine, Noticias, Técnicos on 30 mayo, 2011 by belakarloff

Esbilla Cinematográfica Popular es uno de los más importantes blogs en lengua española sobre cine fantástico, que analiza con procesión, rotundidad y placer por determinados elementos poco comunes las constantes de nuestro género favorito. Su responsable ha tenido el detalle de hacerme una entrevista larga y concienzuda acerca de mi último libro (de momento) Ray Harryhausen. El mago del stop-motion, que puede leerse como una charla cinéfila que, espero, sea tan del agrado vuestro como mío ha sido el proceso de responderla. Podéis acceder a la entrevista aquí.