Archive for the Terror Category

Ya a la venta el segundo número de “Obsesión Continua”

Posted in Aventuras, Ciencia ficción, Cine, Fanzines, Nota de Prensa, Noticias, Terror on 9 enero, 2018 by belakarloff

portada obsesion 2

Nos llega el siguiente comunicado urgente:

Nos complace comunicaros que ya se encuentra disponible el segundo número de Obsesión continua, nuestro fanzine dedicado al cine de género.

No ha sido una tarea fácil pero, después de casi dos años de espera e infinidad de contratiempos, al fin podemos decir que el segundo número de OBSESIÓN CONTINUA sale a la luz. En esta nueva entrega abordamos el slasher ESCÓNDETE Y TIEMBLA, el clásico oculto TROLL, el díptico de LOS 7 HOMBRES DE ORO; nos dejamos llevar por el delirio kitsch de VOYAGE OF THE ROCK ALIENS y seguimos con nuestro especial sobre el canibalismo en el cine con ESTE PERRO MUNDO. Una vez más buscamos en las estanterías de los videoclubs para traeros alguna de sus pequeñas joyas e incluimos un par de entrevistas la mar de suculentas: una a Chuck Parello, director de HENRY: RETRATO DE UN ASESINO 2. Y otra a la emblemática actriz Barbara Crampton. Y por último cerramos este número con una firma invitada, el realizador Ciro Altabás, quien realiza un sentido homenaje al recientemente fallecido Alfonso Azpiri.

crampton-01

Esperamos que todos estos contenidos sean de vuestro agrado y que disfrutéis de este segundo número ya que, aunque no creemos en estas cosas, podemos aseguraros que es un milagro que finalmente haya salido publicado.

El precio del fanzine es de 4 euros más gastos de envío (según tarifa de correos) y en breve daremos a conocer las tiendas especializadas en las que podréis adquirir vuestro ejemplar.

¡Muchas gracias por vuestra atención!

Para más información y pedidos:

facebook.com/obsesioncontinuafanzine

obsesioncontinua@gmail.com

 

 

Anuncios

Van Helsing (Van Helsing) (2004)

Posted in Aventuras, Cine, Reseña, Terror on 3 enero, 2018 by belakarloff

En Transilvania, el doctor Frankenstein da vida a su monstruo ante el control del Conde Drácula. Un año después, Van Helsing, tras acabar con Mr. Hyde en París, es requerido por la curia vaticana, para la cual trabaja luchando contra el mal, para hacer frente al vampiro y sus afanes de conquista…

Director: Stephen Sommers. Producción: Carpathian Pictures, Universal, Stillking Films, The Sommers Co. Productores: Bob Ducsay, Stephen Sommers. Productor ejectuvo: Sam Mercer. Productores asociados: David Minkowski, Artist W. Robinson, Matthew Stillman. Guion: Stephen Sommers. Fotografía: Allen Daviau. Música: Alan Silvestri. Efectos especiales: Grez Cannom, ILM. Montaje: Bob Ducsay. Diseño de producción: Allan Cameron. Intérpretes: Hugh Jackman (Van Helsing), Kate Beckinsale (Anna Valerious), Richard Roxburgh (Conde Vladislaus Drácula), David Wenham (Carl), Will Kemp (Velkan), Shuler Hensley (monstruo de Frankenstein), Elena Anaya (Aleera), Silvia Colloca (Verona), Martin Klebba (Dwerger), Josie Maran (Marishka), Kevin J. O’Connor (Igor), Samuel West (Dr. Victor Frankenstein), Robbie Coltrane (Mr. Hyde), Stephen Fisher (Dr. Jekyll), Alun Armstrong, Tom Fisher, Dana Moravková, Zuzana Durdinova, Samantha Sommers… Nacionalidad y año: Estados Unidos 2004. Duración y datos técnicos: 132′ C 1.85:1.

poster

En sus inicios como director, Stephen Sommers abordó sendas adaptaciones de la literatura infantil/juvenil, como son Las aventuras de Huckleberry Finn de Mark Twain y El libro de la selva de Rudyard Kipling. Producciones sencillas y efectivas, no lograron hacer olvidar las previas versiones fílmicas que existen, pero al menos fueron obras honestas sin mayores pretensiones. Después Sommers escribiría y dirigiría un gran bodrio fílmico, Deep Rising – El misterio de las profundidades (Deep Rising, 1997), que supondría un claro indicio de por dónde iban los tiros en los alardes de autoría de nuestro hombre: revisión de los arquetipos clásicos del género fantástico, inclusión de un desmesurado e infantil sentido del humor y una capacidad para la acción característica del cine contemporáneo, más anclado por la sobresaturación de ruido (explosiones sin par, música a mayores decibelios de los permisibles al oído humano) y un epiléptico montaje que por la aptitud auténtica de crear verdadero ritmo con la narración.

foto1

Durante la década de los noventa la Universal planeó una nueva versión de su magistral clásico La momia (The Mummy, 1932), y muchos directores (y guionistas) entraron y salieron de los preparativos; entre los nombres que se barajaron y fueron eliminados figura un artista tan interesante como Clive Barker, que fue excluido porque su plan derivaba en exceso terrorífico, y se buscaba una perspectiva más ligera, para un público más amplio (más comercial, en definitiva). Esa perspectiva les cayó como llovida del cielo con Sommers, que les consiguió un tremendo blockbuster con su versión rodada en 1999, y donde se detectan débilmente rastros de la trama del clásico de Karl Freund, y que pudo contar con una secuela en 2000 que respondería al evidente título de El regreso de la momia (The Mummy Returns). Los ingredientes para este mega-éxito eran los mismos que los de Deep Rising, aunados a una revisión del cine de aventuras más apoyado en el recuerdo de la trilogía Indiana Jones del tándem Lucas/Spielberg que en la rica tradición literaria y cinematográfica existente.

foto2

Tras cometer ese ramplón sacrilegio con el personaje del faraón venido del reino de los muertos, Sommers echó el ojo al resto de criaturas del panteón terrorífico de la Universal, en concreto Frankenstein, Drácula y el hombre lobo. Para unir a estos personajes buscó como eje vertebrador a Van Helsing, personaje creado por Bram Stoker para su novela Drácula (Dracula, 1897), y que aparecería infinidad de veces en la pantalla, en la Universal por parte del actor Edward Van Sloan, y para la Hammer encarnado por Peter Cushing, quien, a mi juicio, es el mejor actor que ha dado vida a la némesis del conde Drácula.

foto3

Para sus planes de representar a Van Helsing, Sommers buscó al joven actor Hugh Jackman, recién salido del éxito del díptico (hasta aquel momento) X-Men rodado por Bryan Singer en 2000 y 2003, y donde encarnaba al personaje de Lobezno (Wolverine), con el cual, curiosamente, tendrá más de un punto de contacto el héroe de esta película.

foto4

El arranque del film se ofrece en blanco y negro, y supone un mini-remake de las escenas de la creación y el final en el molino de El doctor Frankenstein (Frankenstein, 1931), de James Whale, con la inclusión de dos novedades: por un lado, el conde Drácula rige los movimientos del científico que osó retar a Dios, y por otro, no paran de haber explosiones sin cuento en todo momento. A continuación, ya en color, se nos traslada a París, donde Sommers efectúa un plagio/homenaje a un mediocrísimo mega-éxito del momento, La liga de los hombres extraordinarios (The League of Extraordinary Gentlemen, 2003), de Stephen Norrington, y después, sin parar, hasta el final. Y es que el guion de Sommers hace que los perpetrados más de medio siglo atrás por Edward T. Lowe para los cócteles de monstruos de la Universal semejen debidos a Joseph L. Mankiewicz o algún otro genio en la materia, dado el escaso rendimiento que le da a los elementos de los que dispone. Así pues, la película deriva en una continuada persecución de unos personajes sobre otros, mezclados con aparatosas explosiones e interminables incendios —uno no deja de sorprenderse por la facilidad que tiene todo en este film para arder—, amalgamado con diálogos ultra-pueriles declamados con la mayor de las trascendencias.

foto5

Así pues, la película deriva en un aburrido y sobresaturado film de acción, más cercano a una atracción de un parque temático que a algo relacionado con el cine —más allá del soporte de celuloide sobre el cual está impreso—, y donde da auténtica lástima el destino al que han sido orientados nuestros adorables monstruos. El golpe de honor lo recibe el conde Drácula, que aquí es representado como la peor versión de toda la historia fílmica (hasta Michael Pataki otorga más dignidad en sus engendros de serie Z de los setenta a la creación de Stoker), representado por el flojo actor Richard Roxburgh como si de una reina del glam se tratase, sin otorgarle misterio, malignidad, señorío…

foto6

Por su parte, el hombre lobo está supeditado a caer incesantemente en un río cercano, o a sufrir continuados coitus interruptus en sus accesos de conversión, pues cada vez que una nube tapa la luna llena, recupera la forma humana, y viceversa, a conveniencia de un guion caprichoso como pocos (el elemento de curación de la licantropía debido a una vulgar jeringuilla de la que dispone Drácula es ignorado totalmente por una abnegada hermana ante el sufrimiento de su pariente, para después ser usado como recurso final). El monstruo de Frankenstein, en definitiva, es una figura patética en el más amplio de los sentidos, indeciso entre la imagen tradicional karloffiana y el tono shakespeariano que le otorgó Kenneth Branagh en su discutible versión.

foto7

Si hemos mencionado al actor que representa a Drácula, en verdad nefasto, no puede decirse que el resto del elenco sobresalga en sus cometidos, pues todo el reparto, en su integridad, resulta pésimo en su labor, con un Hugh Jackman distante y escéptico y una Kate Beckinsale insulsa e inexpresiva; si bien, en verdad, poco pueden hacer con unos personajes definidos en el guion meramente por el nombre, pues no hay ahondamiento en ellos más allá de su presentación y sus acciones físicas. Y es que el libreto no es otra cosa que una concatenación de ocho o diez escenas de acción estiradas hasta más allá de la lógica progresión narrativa e interconectadas por una sucesión de casualidad y caprichos del demiurgo Sommers.

foto8

Así, nos encontramos ante un ejercicio de marketing destinado a que los adolescentes sientan vibrar su adrenalina para después, una vez llegados a casa, sigan remedando el film luchando de nuevo contra los monstruos en el conveniente juego de ordenador destinado a tal efecto. No hay otro objetivo en esta mareante noria de ruido y furia.

foto9

 

Anécdotas

  • Título en Argentina: Van Helsing: El cazador de monstruos. Título en México y Venezuela: Van Helsing: Cazador de monstruos.
  • En un inicio, el papel de Carl lo iba a haber hecho Paul Hogan…
  • Estuvo previsto un spin-off a modo de serie televisiva, por parte de la NBC, llamada Transylvania y protagonizada por un sheriff del Salvaje Oeste luchando en Europa con monstruos, y con ocasionales apariciones como invitado de Hugh Jackman. Sin embargo, se canceló por motivos presupuestarios.
  • Michael Bay estuvo previsto para dirigir el film, pero prefirió en su lugar hacer La isla (2005).
  • Precuela: Van Helsing: Misión en Londres (Van Helsing: The London Assignment, 2004, Sharon Bridgeman). Mediometraje de animación directo a DVD.
  • Estrenada en Estados Unidos el 7 de mayo de 2004, al igual que en España.

 

Carlos Díaz Maroto (Madrid. España)

CALIFICACIÓN: *

  • bodrio * mediocre ** interesante *** buena **** muy buena ***** obra maestra

foto10

 

El último escalón (Stir of Echoes) (1999)

Posted in Cine, Reseña, Terror on 22 diciembre, 2017 by belakarloff

Tom Witzky es un tipo de clase obrera que vive con su mujer y su hijo pequeño. Una noche en una fiesta en casa de unos vecinos accede a ser hipnotizado. A partir de ese momento, Tom comienza a tener unas visiones extrañas de la que una chica es protagonista.

Dirección: David Koepp. Producción: Artisan Entertainment. Productores: Judy Hofflund, Gavin Polone. Productor ejecutivo: Michele Weisler. Guion: David Koepp, según la novela de Richard Matheson. Fotografía: Fred Murphy. Música: James Newton Howard. Montaje: Jill Savitt. Diseño de producción: Nelson Coates. Efectos especiales: Roger Barski, Rodman Kiser, John D. Milinac, David Simone, Roy Unger, Mark Weidling Intérpretes: Kevin Bacon (Tom), Kathryn Erbe (Maggie), Illeana Douglas (Lisa), Kevin Dunn (Frank), Liza Weil (Debbie, la niñera), Jennifer Morrison (Samantha), Zachary David Cope (Jake), Conor O’Farrell (Harry)… Nacionalidad y año: Estados Unidos 1999. Duración y datos técnicos: 99 min. Color. 1.85:1.

poster

Si hiciésemos una lista de aquellas películas que injustamente permanecieron casi en el ostracismo en el momento de su estreno debido a que otra le hiciese sombra, El último escalón se hallaría por méritos propios en la misma, y que no hace justicia para nada a esta estupenda película. Y es que tuvo la mala fortuna de coincidir con la sorprendente ópera prima de M. Night Shyamalan, El sexto sentido (The Sixth Sense, 1999). Incluso fue tachada de plagio de esta, una absoluta incongruencia, ya que está basada en una novela que se escribió muchos años antes.

foto1

Nuestro protagonista, Tom, es un tipo corriente que trabaja en una empresa de mantenimiento del tendido telefónico de la ciudad, se siente un donnadie y sueña con hacer algo importante en su vida. Habita en un barrio obrero de Chicago y, a pesar de que uno de los vecinos recalque el pedigrí del mismo, el paso del metro por un paso elevado cada poco tiempo parece hacer hincapié en todo lo contrario.

foto2

Precisamente será a partir de haber sido hipnotizado cuando su vida cambia por completo como no hubiese imaginado entonces. Es cierto que no es algo que coja por sorpresa, ya que desde la primera escena, donde aparece su hijito bañándose, la historia pone las cartas sobre la mesa y más o menos deja ver a las claras por dónde van a ir los tiros.

foto3

Tras su estupendo debut con El efecto dominó (The Trigger Effect, 1996), David Koepp se vuelve a poner detrás de las cámaras, adaptando él mismo la novela del gran Richard Matheson. Ya en su haber tenía algún que otro guion suculento. como el de Jurassic Park – Parque Jurásico (Jurassic Park, 1992), Malas influencias (Bad Infuence, 1990), notable e infravalorado thriller del cineasta de L.A. Confidential (L.A. Confidential, 1997) u otros para Brian De Palma, como el de Ojos de serpiente (Snakes Eyes, 1998) o el de la soberbia Atrapado por su pasado (Carlito’s Way, 1993).

 foto4

El filme tiene fuerza y una historia estupendamente pergeñada (sin duda en parte gracias a su fuente original), que nos facilita adentrarnos en este peculiar viaje, en cierta forma teledirigido, que padece el protagonista. Hay algún elemento que disloca un poco, como la secuencia del cementerio. Y es que el encuentro, fortuito o no, del hijo con el soldado de color en un entierro resulta algo forzada. El mismo recuerda en cierta forma a aquel encuentro que tenía el niño con aquel guarda del hotel también de raza negra en El resplandor (The Shinning, 1980), de Stanley Kubrick.

foto5

Hablando de ciertas semejanzas, la naturaleza de la casa en la que viven Tom y su familia tiene ciertas concomitancias con aquella(s) en Poltergeist, fenómenos extraños (Poltergeist, 1982). No es el único parecido con la película de Tobe Hooper: también tenemos cierto episodio pesadillesco que sufre el protagonista ante el espejo del baño.

foto6

Conforme avanza la película, las experiencias extrasensoriales se van a haciendo más patentes e incluso más virulentas, y con ello la pérdida de control es cada vez más progresiva por parte del protagonista. Tom empieza a creer que todo parece formar parte de un plan urdido, volcándose de lleno en ello. Incluso a su mujer llega a decirle que es lo más importante que ha tenido entre manos en su vida.

foto7

Como anécdota, en un momento dado el hijo está viendo por televisión The Mummy’s Shroud, [tv/vd/dvd: El sudario de la momia, 1967] cuando automáticamente se cambia a otro canal donde emiten La noche de los muertos vivientes (Night of the Living Dead, 1968). Tiene su gracia, sobre todo cuando, a pesar de que ambas películas están solamente separadas por un año, se sabe de la gran diferencia que hay entre ambas y lo que significó la aparición de la cinta del cineasta de Martin [tv/dvd: Martin; vd: El regreso de los vampiros vivientes, 1977] para el panorama del cine de terror.

foto8

Uno de los puntos fuertes del filme, junto a la propia historia, son las imágenes ligadas a ese mundo sobrenatural o pesadillas, algunas creando algún que otro buen sobresalto, o aquellas tan sugerentes ligadas a la escena de la hipnosis, que conforme la mente de Tom va plegándose a las palabras y los designios de la hipnotizadora, se modifica poco a poco ese escenario mental creado (como esas paredes ornamentadas cambiando de color al ser bañadas de negro) en el que se encuentra sumido el hipnotizado. O aquel recuerdo de dicha sesión, donde el protagonista sentado en una butaca levita hacia esa pantalla de cine iluminada mostrándole una clave, que aportan mucha fuerza visual.

foto9

Todos los personajes están muy bien construidos, aunque algunos, como el personaje de la cuñada, tiene un papel más o menos relevante al principio con esa función digamos de “disparador” de la situación, para luego casi desaparecer. Mención especial a Kevin Bacon, que realiza una gran interpretación aportando mucha fuerza y credibilidad a ese personaje torturado que anda sumergido en una espiral de locura que no llega a comprender.

foto10

Se podría hablar de una historia sobre justicia sobrenatural, que habla sobre esqueletos guardados en el armario, sobre la podredumbre que se encuentra bajo la fachada de un buen vecindario, un barrio que se encuentra podrido hasta el tuétano.

foto11

 

Anécdotas

  • Título en Argentina, México y Venezuela: Ecos mortales.
  • En el año 1999 tuvo un premio especial por parte del National Board of Review. En 2000, la International Horror Guild la premió como mejor película, y fue galardonada con el gran premio en el Festival de Cine de Gérardmer.
  • El director, David Koepp, es habitual colaborador de Steven Spielberg como guionista (ha escrito los guiones de Parque Jurásico y La guerra de los mundos entre otras).
  • Jennifer Morrison, la actriz que da vida a la fantasma, es la protagonista de la película Leyenda urbana 2 (Urban Legends: Final Cut, 2000). También trabaja en la serie House.
  • La canción que suena hacia el final en el radiocasete, en un momento importante de la película, es la clásica Paint it Black de The Rolling Stones, versionada por Gob.
  • El libro que lee la canguro es El increíble hombre menguante, precisamente de Richard Matheson.
  • El guion fue retocado Andrew Kevin Walker, aunque la Writers Guild of America le denegó la acreditación en el film, por lo cual aparece en el apartado de agradecimientos.
  • El número de la casa de Tom y Maggie, cambia en los distintos flashbacks.
  • Secuela: El último escalón 2 (Stir of Echoes: The Homecoming, 2007, Ernie Barbarash) [telefilm].
  • Estrenada en Estados Unidos el 10 de septiembre de 1999. En España se estrenó el 14 de julio de 2000.

foto12

Bibliografía

  • El último escalón; por Richard Matheson; traducción, Isabel Merino Bodes. Arganda del Rey (Madrid): La Factoría de Ideas, 2004. Colección: Terror; nº 11. T.O.: A Stir of Echoes (1958).

 

Jesús Mayoral Velázquez de Castro (Sevilla. España)

foto13

El cuento de la abuela

Posted in Creación, Relatos, Terror on 13 diciembre, 2017 by belakarloff

El cuento de la abuela

Anónimo

images

“El cuento de la abuela” es una variación de “Caperucita Roja” recogida por el folclorista Achille Millien (1838-1927) en la zona de Nivervais alrededor de 1870 y publicada por Paul Delarue (1886-1956) en Le Conte populaire français (Maisonneuve et Larose, 1957-1985). En el proceso de investigación para el libro, Delarue encontró tanto en Francia como otros países de habla francesa docenas de variaciones del cuento, recogiendo hasta treinta y cinco tradiciones orales diferentes, algunos derivados de la versión de Perrault, otros, fusiones de ésta y otras tradiciones.

 Al igual que otras versiones de la tradición oral, se presenta el elemento del camino de los alfileres y las agujas, así como el festín caníbal, ambos ausentes en las versiones de Perrault y de Grimm. Además, el episodio de Caperucita desnudándose aquí está muy desarrollado. Esta versión, finalmente, tiene un final feliz, aunque diferente de la de Grimm…

El “bzou” que aparece en la historia es una suerte de criatura, mitad hombre, mitad lobo, algo distinto al hombre lobo de la tradición más conocida. Aunque el presente cuento ya ha aparecido publicado en castellano, como en el interesantísimo estudio Caperucita al desnudo (Catherine Orenstein. Barcelona: Editorial Ares y Mares, 2003; pgs. 65-66), por su interés histórico lo incluimos aquí.

ChaperonRouge_preview

Érase una vez una mujer que había hecho pan. Le dijo a su hija:

―Lleva esta hogaza bien caliente y una botella de leche a tu abuela.

Así pues, la niña partió. En un cruce de caminos se topó con el bzou, quien le dijo:

―¿Dónde vas?

―Llevo esta hogaza bien caliente y una botella de leche a mi abuela.

―¿Qué camino tomarás? ―dijo el bzou―. ¿El de las agujas, o el de los alfileres?

―El de las agujas ―dijo la niña.

―¡Ah, vale! Yo tomaré el de los alfileres.

La niña se entretuvo a recoger las agujas. Y el bzou llegó a casa de la abuelita, la mató, colocó su carne en un arcón y una botella con la sangre en un estante.

La niña llegó y llamó a la puerta.

―Empuja la puerta ―dijo el bzou―. Está trabada con paja húmeda.

―Buenos días, abuelita. Te traigo una hogaza bien caliente y una botella de leche.

―Mételo en el arcón, hijita mía. Saca la carne que hay en el interior y una botella de vino que hay en el estante.

Mientras ella comía, apareció un pequeño gato que dijo:

―¡Puaj! ¡Puerca! ¡Se come la carne y se bebe la sangre de su abuela!

―Desnúdate, niña mía ―dijo el bzou― y métete en la cama conmigo.

―¿Dónde debo colocar mi delantal?

―Tíralo al fuego, mi niña. Ya no lo necesitarás más.

Y con respecto a todo el resto de la ropa, el corsé, el vestido, la falda y las medias, ella le preguntó dónde la ponía. Y el lobo respondió:

―Que vayan al fuego, niña mía. No las necesitarás más.

Cuando ella estaba en la cama, la niña dijo:

―¡Oh, abuelita! ¡Qué peluda eres!

―¡Es para calentarme mejor, mi niña!

―¡Oh, abuelita! ¡Qué uñas más largas tienes!

―¡Son para rascarme mejor, mi niña!

―¡Oh, abuelita! ¡Qué hombros más grandes tienes!

―¡Son para cargar mejor el haz de leña, mi niña!

―¡Oh, abuelita! ¡Qué orejas más grandes tienes!

―¡Son para escucharte mejor, mi niña!

―¡Oh, abuelita! ¡Qué fosas nasales más grandes tienes!

―¡Son para aspirar mejor mi tabaco, mi niña!

―¡Oh, abuelita! ¡Qué boca más grande tienes!

―¡Es para comerte mejor, mi niña!

―¡Oh, abuelita! ¡Tengo necesidad de salir!

―Háztelo en la cama, mi niña!

―¡Ni hablar, abuelita! Quiero hacerlo fuera.

―Bueno, pero no me tardes.

El bzou le ató un hilo de lana al pie y la dejó salir. Cuando estuvo fuera, ella trabó el extremo del hilo a un ciruelo en el jardín.

El bzou se impacientó y dijo:

―¡Pues sí que estás suelta! ¡Sí que estás suelta!

Cuando se dio cuenta de que nadie le respondía, saltó de la cama y vio que la niña se había escapado. Él se puso a perseguirla, pero llegó a su casa justo cuando ella entraba por la puerta.

 

Título original: “Conte de la mère-grand” (ca. 1870)

Traducción: Carlos Díaz Maroto

 

El vacío (The Void) (2016)

Posted in Ciencia ficción, Cine, Reseña, Terror on 7 diciembre, 2017 by belakarloff

Un policía encuentra a un hombre en la carretera, en mal estado, y lo conduce a un hospital que tiene menguados los servicios por un reciente incendio. Al poco, el edificio se ve cercado por un grupo de misteriosos individuos, vestidos con túnicas con un triangulo negro invertido en la capucha, semejantes a trajes protectores de anti-radiación.

Dirección: Jeremy Gillespie, Steven Kostanski. Producción: Cave Painting Pictures, JoBro Productions & Film Finance. Productores: Jonathan Bronfman, Casey Walker. Co-productores: Rosalie Chilelli, Colin Geddes, Peter Kuplowsky, Jennifer Pun. Productores ejecutivos: Todd Brown, Ross M. Dinerstein, James Norrie, Jeremy Platt, David Watson. Productores asociados: Brooklyn Boehme, Lindsey Boehme, Andrew Bronfman, James Sizemore, Gene Trussell. Guion: Jeremy Gillespie, Steven Kostanski. Fotografía: Samy Inayeh. Música: Blitz//Berlin, Joseph Murray, Menalon Music, Lodewijk Vos. Montaje: Cam McLauchlin. Diseño de producción: Henry Fong, Jeremy Gillespie. FX: Stefano Beninati (coordinador de efectos especiales), Peter Braeley, Kaiser Thomas, Michael Zemaitis (pinturas matte), Jeremy Gillespie, Geoff D.E. Scott, Casey Walker (supervisores de efectos visuales), Sean Sansom, Chris Vick (prótesis y criaturas), Patrick Baxter, Nicola Bendrey, Jeff Derushie, Zane Knisely, Michael J. Walsh (efectos de maquillaje). Intérpretes: Aaron Poole (Daniel Carter), Kenneth Welsh (Dr. Richard Powell), Daniel Fathers (el padre), Kathleen Munroe (Allison Fraser), Ellen Wong (Kim), Mik Byskov (el hijo), Art Hindle (Mitchell), Stephanie Belding (Beverly), James Millington (Ben), Evan Stern (James), Grace Munro (Maggie), Matthew Kennedy (Cliff Robertson), Trish Rainone (la madre), David Scott, Mackenzie Sawyer, Jason Detheridge, Chris Nash, Michael J. Walsh, Troy James, Brad Storch, Betty Symington, Janine Davies… Nacionalidad y año: Canadá 2017. Duración y datos técnicos: 90 min. Color 2.35:1.

poster

Vacío total

El vacío (The Void, 2016) es un film canadiense financiado por crowdfunding, y que goza de gran predicamento entre la crítica especializada del género fantástico. Su planteamiento no es nada original, y supone una mezcla de muchas ideas diferentes, chupando bastante de John Carpenter —las referencias a Asalto en la comisaría del distrito 13 (Assault on Precinct 13, 1976) y El príncipe de las tinieblas (Prince of Darkness, 1987) resultan inevitables—, amén de tener una evidente influencia de la obra lovecraftiana —es curioso, en todo caso, cómo esa referencia es tan obvia y, al tiempo, sus responsables no se deciden a llevarla a un primer término: las invocaciones finales son una jerigonza incognoscible, cuando hubiera quedado perfecto soltar ahí el socorrido Ph’nglui mglw’nafh Cthulhu R’lyeh wgah’nagl fhtagn—. Cabe destacar, por lo demás, que las motivaciones del villano de la función recuerdan con fuerza al personaje Herbert West, creado por Lovecraft, y que apareció en el relato “Herbert West, reanimador” (“Herbert West: Reanimator”, 1922), que ha tenido varias apariciones en el cine.

foto1

Lo más interesante de la película es su intento de aparentar ser un producto realizado en los ochenta, y máxime una cinta de las típicas efectuadas para su distribución en vídeo, algo así como las producidas por la Empire Pictures, por poner un ejemplo obvio. Para ello hace uso de unos efectos especiales artesanales, físicos, sin recurrir prácticamente al ordenador. Así pues, los maquillajes explícitos son la marca de producción del film.

foto2

Sus dos directores tienen amplia experiencia en el mundo de los efectos especiales, y al margen de ello dirigen pequeñas películas de muy bajo presupuesto. Ambos han participado en la productora Astron-6, destinada a cintas que aúnan el terror con la comedia, si bien con la presente se han desvinculado de este tono —y de la productora— para realizar algo más “serio”.

foto3

Como se ha dicho, el filme es una mezcla de un montón de ideas, aglutinadas de cualquier manera en un guion disperso, que no logra la conjunción en ningún momento, a tal punto que va desparramando las ocurrencias, cambia de tono constante y no logra alcanzar un objetivo definido, suponiendo una cinta de ciencia ficción desarrollada con tono de terror, y donde sus unidimensionales personajes corren de un lado a otro constantemente, dividiéndose además la acción separando a los protagonistas, para saltar de secuencia en secuencia. Hay un intento de atmósfera, pero que se queda meramente en eso: intento.

foto4

Además, muchas de las acciones no son explicadas en forma alguna, así, el padre y el hijo son presentados de un modo que en todo momento te hace recelar de ellos, para que después, sin previo aviso, devengan casi en héroes. Otros personajes no aportan nada a la trama y, sin embargo, se les presta una excesiva atención, para que luego, otra vez sin previo aviso, tengan su momento de gloria. Da la impresión de que los guionistas están improvisando sobre la marcha. También plantean situaciones de las que después se olvidan; un ejemplo: en un momento el sheriff recibe una cuchillada que casi le cuesta la vida y al rato el hombre va tan campante por el hospital como si nada hubiese ocurrido. La construcción de personajes, por tanto, es nula y los diálogos resultan bochornosos, una mezcla antinatural de pretenciosidad y pura estulticia. La pésima fotografía no ayuda a dar lustre al film, y constantemente el espectador se pregunta qué está sucediendo en el plano, pues no se distingue lo que acontece. No se busca crear una atmósfera de incertidumbre con esa tenue iluminación, aunque en muchas ocasiones se aprovecha esta para ocultar limitaciones técnicas.

foto5

El vacío es una serie Z con pretensiones, tontorrona, aburrida y muy mal contada que se pierde en mil y un detalles para no alcanzar una homogeneidad narrativa que otorgue soporte a la historia. La dirección amateur acrecienta esas carencias, y un reparto mediocre se arropa con algún actor de cierto empaque, como pudiera ser Kenneth Welsh en el papel del médico. Poco más se puede destacar.

foto6

 

Anécdotas

  • Título en Argentina: Conjuros del más allá.
  • En el Festival de Nevermore, en 2017, logró el premio del jurado a mejor película.
  • En el crowfunding se logró una financiación de 82.510 dólares.
  • El hospital era en realidad una escuela, la Sir James Dunn Collegiate and Vocational School de Sault Ste. Marie, Ontario, Canadá. Estaba cerrada y fue demolida poco después.
  • Exhibida en Canadá en el Toronto After Dark Film Festival. Estrenada en Estados Unidos el 7 de abril de 2017. En España se estrenó el 8 de diciembre de 2017.

 

Carlos Díaz Maroto y Luis Alboreca

(Madrid. España)

foto8

“Una cabeza llena de fantasmas”, de Paul Tremblay

Posted in Libros recibidos, Literatura, Reseña, Terror on 5 diciembre, 2017 by belakarloff

Título: Una cabeza llena de fantasmas

Autor: Paul Tremblay

Traductor: Manuel de los Reyes

Pie de imprenta: Madrid: Nocturna Ediciones, 2017

Colección: Noches Negras: nº 4

T.O.: A Head Full of Ghosts (2015)

Género – materia: terror – drama – posesiones – psicopatías

untitled

Paul Tremblay (n. en 1971) tiene alrededor de una decena de libros publicados, de temática fantástica y de terror, amén de ser jurado del prestigioso premio Shirley Jackson. El presente es su penúltimo libro, y el primero en aparecer en España, salvo error, y logró el premio Bram Stoker como mejor novela. Se centra en la familia Barrett, compuesta por padre, madre y dos hijas, una de catorce años, y otra de ocho. Todo parece transcurrir plácidamente, salvo el hecho de que el padre ha perdido el trabajo y no parece encontrar ninguno, cuando la hija mayor comienza a desarrollar un comportamiento extraño, a tal punto que se requerirá la presencia de un sacerdote, quien sugiere un exorcismo. En eso, la familia llega a un acuerdo con un programa de televisión para rodar el suceso.

Todo es relatado desde la perspectiva de la niña pequeña, Merry, aunque con una peculiaridad: la estructura de la narración se halla dividida en tres parcelas. Arranca en la actualidad, con Merry de adulta, y está referida en primera persona y presente continuo, con la protagonista citándose con una escritora que va a publicar un libro sobre los hechos; se intercala la declaración de Merry, que es lo que ocupa la mayor parte del texto, en primera persona y tiempo pasado, de cuando aconteció todo; y de vez en cuando se inmiscuyen pasajes procedentes de un blog, que escribe la muchacha con seudónimo, especializado en el género de terror, y donde analiza a fondo el programa televisivo que narraba los sucesos. Es decir, tres puntos de vista, pero que en el fondo es uno solo, si bien dividido en tres distintos aspectos de enfocar el hecho.

Nos encontramos, por tanto, ante una familia frente a la circunstancia, como se ha referido, de que el padre se halla en paro, lo cual le produce una gran frustración, que le hace inclinarse con mayor propensión hacia la religión. Así, cuando la muchacha mayor comienza a mostrar un comportamiento peculiar —nada del otro mundo, por cierto— se pide la ayuda de un sacerdote, que el padre frecuenta. Se menciona el hecho de que hay que compendiar ciertas pruebas para que la Iglesia autorice el exorcismo, si bien lo que acontece ante el lector son una serie de circunstancias muy poco convincentes, a tal punto que da la impresión de que la chica parece sufrir un mero trastorno psicológico.

img0556.cr2

Es entonces cuando entra en acción el equipo de rodaje de un programa de televisión, que toma la casa, y que rodará una serie donde, por un lado, un grupo de actores reconstruye algunas circunstancias, y el resto del programa se cubre con declaraciones de la familia real, y el propio exorcismo.

El lector, guiado por el personaje de Merry, asiste a los sucesos, siempre con la perspectiva del recuerdo y de la imagen que de ello tiene una mujer que, en el momento de los hechos, tenía ocho años, con lo que eso conlleva: por un lado, un recuerdo difuso, por otro lado, la incomprensión que, a su edad, tiene de determinados hechos, y por último, los sucesos que, debido a esa edad, no se le permitió conocer. De ese modo, tenemos una visión sesgada, que se complementa con la reflexiones que hace mientras narra los hechos a la escritora, y también desde su perspectiva de experta en la literatura y el cine de terror, en cuyo blog desmenuza con bastante tino el programa televisivo. Pero, por supuesto, el lector tiene la sensación de que información importante se le escamotea, y la lectura busca cubrir todas esas lagunas. Por ejemplo, tenemos la duda de si la autorización de violentar la intimidad del hogar por medio del equipo de filmación es un chanchullo que ha buscado el sacerdote, y está manipulando al padre, o el propio padre participa del hecho para sacar beneficio económico.

El propio hecho de la posesión es “juzgado” de diversas maneras. El lector interesado en el género percibirá lo muy poco consistente que es el suceso para requerir un exorcismo, y además muchas de las circunstancias son tópicas a más no poder. Para colmo, la propia Merry refiere precisamente eso en su blog, poniendo más dudas sobre la naturaleza sobrenatural de los sucesos. Y es que Una cabeza llena de fantasmas —espantoso título, por Cthulhu, traducido fielmente del original, por cierto— no es una novela de terror al uso, aunque es de sumo interés para los amantes del género que deseen escarbar en él. Se trata más bien de un drama existencial, donde los conceptos de familia, de fe y de la manipulación de los sentimientos son los que lo dan soporte. Se lee con suma facilidad, pero se observa una labor concienzuda en desmenuzar los sucesos para ir de menos a más, percibiéndose las distintas capas de lectura que ofrece el libro, y cómo, por debajo de las circunstancias, se encubren comportamientos ocultos.

Dejemos a un lado la frase publicitaria que luce la portada, “Me morí de miedo”, obra de Stephen King, una absoluta chorrada comercial que pone en duda la capacidad de venta que tienen esas frases, y que pueden ir en detrimento de la obra en sí, provocando la desconfianza del lector. El libro es bastante más serio de lo que esa frasecita da a entender.

Carlos Díaz Maroto

 

 

Apabullante pack de “Phantasma” en blu-ray por 39 Escalones

Posted in Blu-ray, Cine, Noticias, Terror on 29 noviembre, 2017 by belakarloff

Absolutamente apabullante es el contenido del pack que edita 39 Escalones en blu-ray de la saga Phantasma, y que aparecerá a la venta el próximo 27 de febrero. La edición se ha preparado en contacto directo con el director Don Coscarelli, y es absolutamente legal, no como algo que circula por ahí. El contenido anonadador es el siguiente:

phantasma

PACK SAGA PHANTASMA – 6 BLURAY – 27 DE FEBRERO A LA VENTA

CONTENIDO:

BLU-RAY 1: PHANTASMA (1979) -REMASTERIZACIÓN 2016-

Duración: 89 minutos – Audios: Castellano DTS 2.0 / Inglés DTS 5.1 – Subtítulos: Castellano Extras (todos en VOSE): 1- Audiocomentario con Don Coscarelli (guionista y director), Paul Pepperman (coproductor) y Roberto Quezada (consultor visual). 2- Audiocomentario con Don Coscarelli (guionista y director) y los actores Michael Baldwin, Angus Scrimm y Bill Thornbury. 3- Entrevista televisiva 1979 a Don Coscarelli y Angus Scrimm (29 minutos). 4- Detrás de las cámaras – películas caseras (21 minutos). 5- Escenas eliminadas (5 minutos). 6- Tráiler cinematográfico.

phantasm-2

BLU-RAY 2: PHANTASMA II – EL REGRESO– (1988)

Duración: 97 minutos – Audios: Castellano DTS 2.0 / Inglés DTS 2.0 – Subtítulos: Castellano Extras (todos en VOSE): 1- Audiocomentario con Don Coscarelli (guionista y director) y los actores Angus Scrimm y Reggie Banister. 2- Los días de las montañas: entrevista con el especialista en maquillaje especial Greg Nicotero (22 min.). 3- TV spots (2 minutos) 4- Tráiler cinematográfico.

phantasm

BLU-RAY 3: PHANTASMA III – EL PASAJE DEL TERROR– (1994)

Duración: 92 minutos – Audios: Castellano DTS 2.0 / Inglés DTS 5.1 – Subtítulos: Castellano Extras (todos en VOSE): 1- Audiocomentario con los actores Angus Scrimm y Reggie Banister. 2- Las esferas metálicas: entrevista a Bob Ivy -especialista- (10 min.). 3- Detrás de las cámaras (9 minutos). 4- Phantasma: Genésis (18 minutos). 5- Escenas eliminadas. 6- Tráiler cinematográfico.

Phantasm-Collection-02SM-300x391

BLU-RAY 4: PHANTASMA IV – APOCALIPSIS– (1998)

Duración: 90 minutos – Audios: Castellano DTS 2.0 / Inglés DTS 5.1 – Subtítulos: Castellano Extras (todos en VOSE): 1- Audiocomentario con Don Coscarelli (guionista y director) y los actores Angus Scrimm y Reggie Banister. 2- Detrás de las cámaras (31 minutos). 3- Promo. 4- Tráiler cinematográfico.

cartel-8

BLU-RAY 5: PHANTASMA V – DESOLACIÓN– (2016)

Duración: 86 minutos – Audios: Inglés DTS 5.1 – Subtítulos: Castellano Extras (todos en VOSE): 1- Audiocomentario con Don Coscarelli (guionista y productor) y David Hartman (director). 2- Detrás de las cámaras (6 minutos). 3- Así se hizo (11 minutos). 4- Secuencia de créditos en rojo. 5- Phuntasma: errores y descartes (9 minutos). 6- Un minuto con David Hartman (1 minuto). 7- Escenas eliminadas (9 minutos) 8- Tráiler cinematográfico.

untitled

BLU-RAY 6: EXTRAS (todos en VOSE) 1- PHANTASMAGORIA -Documental- (98 minutos). 2- Phantasma y tú (4 minutos). 3- Concierto de Kat Lester (6 minutos). 4- Mystery Tour (14 minutos). 5- Phandom (18 minutos). 6- Angus Scrimm en la convención Fangoria -1989- (10 minutos).

LIBRETO 36 páginas a cargo de SCIFIWORLD

images